Una razón fundamental para el entrenamiento estricto de la mente

Pensamientos sobre la importancia de la lectura

Recientemente me encontraba leyendo y meditando sobre el libro de Hebreos cuando se me ocurrió un pensamiento muy fuerte sobre la razón básica y fundamental de la educación—es decir el entrenamiento estricto de la mente—es que una persona puede leer la Biblia con entendimiento.

Esto suena muy obvio para ser útil o fundamental y esto se debe a que tomamos por sentado el valor precioso de la lectura y además porque apreciamos muy poco la calidad de pensamiento que necesitamos para leer un pasaje complejo de la Biblia.

Por ejemplo, el libro de Hebreos es una discusión que presenta un desafío intelectual dentro de los textos del Antiguo Testamento. Los puntos que presenta el autor se basan en observaciones bíblicas que surgen sólo de una lectura estricta y no de hojearla facilmente. Además, el entendimientos de estas interpretaciones del Antiguo Testamento en el texto de Hebreos requiere un pensamiento estricto y un esfuerzo mental. Se podría decir lo mismo sobre las discusiones extendidas de Romanos y Gálatas y de los otros libros de la Biblia.

Esta es una razón importantísima para que debemos dar a nuestros niños una educación estricta y disciplinada en cuanto a la forma de analizar los pensamientos de un autor, especialmente en un texto bíblico. El alfabeto debe aprenderse, así como el vocabulario, la gramática, la sintáxis, las nociones sobre lógica y la forma en que el significado se transmite a través de las conexiones sostenidas de frases y párrafos.

La razón por la cual siempre los cristianos han construído escuelas en el mismo lugar donde han construído iglesias es que somos un pueblo de EL LIBRO. Es cierto que EL LIBRO nunca tendrá los efectos adecuados sin la oración y el Espíritu Santo. No es un manual para debatir, es una fuente para saciar la sed espiritual y alimento para el alma, una revalación de Dios y el poder de la vida y una espada de doble filo. Pero nada cambia el hecho de que sin la disciplina de la lectura, la Biblia carece de poder de la misma forma que un papel en blanco. Quizás alguien debe leerla para usted; pero sin la lectura, el significado y el poder se encuentran atrapados.

¿No es sorprendente que Jesús frecuentemente soluciona grandes problemas haciendo referencia a la lectura? Por ejemplo, con relación al tema del día de reposo él dijo: “No han leído lo que hizo David?” (Mateo 12:3). Con relación al divorcio y a un segundo matrimonio él dijo: “¿No han leído que en el principio el Creador los hizo hombre y mujer?” (Mateo 19:4). Con relación a la adoración real y alabanza él dijo: “No han leído nunca: En los labios de los pequeños y de los niños de pecho has puesto la perfecta alabanza?” (Mateo 21:16). En relación a la resurrección Jesús dijo: “No han leído nunca en las Escrituras: 'La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular'?" (Mateo 21:42). Y al abogado que le preguntó sobre la vida eterna le dijo: “Que está escrito en la ley? Cómo la interpretas tú? (Lucas 10:26).

El apóstol Pablo también le dió gran importancia a la lectura dentro de la vida de la iglesia. Por ejemplo, él dijo a los Corintios “Porque ninguna otra cosa os escribimos sino lo que leéis y entendéis, y espero que entenderéis hasta el fin.” (2 Corintios 1:13). A los Efesios les dijo “En vista de lo cual, leyendo, podréis comprender mi discernimiento del misterio de Cristo” (Efesios 3:3). A los Colosenses les dijo: "Cuando esta carta se haya leído entre vosotros, hacedla leer también en la iglesia de los laodicenses; y vosotros, por vuestra parte, leed la carta que viene de Laodicea." (Colosenses 4:16). La lectura de las cartas de Pablo era tan iportante que dijo “Os encargo solemnemente por el Señor que se lea esta carta a todos los hermanos.” (1 Tesalonicenses 5:27).

La capacidad de leer no viene de manera intuitiva. Es necesario que se enseñado. Así como aprender a leer con entendimiento es una labor de toda la vida. Las implicaciones para los cristianos son una lista inmensa. La educación de la mente en la estricta disciplina de una lectura profunda es un objetivo principal de la escuela. La iglesia de Cristo se debilita cuando su gente confía demasiado en que es humilde, democrático o importante dar una educación meramente práctica la cual no involucra la educación rigurosa de la mente de pensar en profundidad y de elaborar el significado de textos difíciles.

Para las generaciones futuras es mucho más importante tener acceso directo al significado de la Palabra de Dios que el tema de cómo ganarse la vida. Necesitamos una educación que ponga la prima más alta sobre Dios en cuanto al conocimiento del signficado del Libro de Dios y que crezca en la capacidad de descubrir su riqueza para toda la vida. Sería mejor morir de hambre que fracasar en el intento de tomar el significado del libro de Romanos. ¡Señor, no nos permitas que fallemos a nuestra próxima generación!.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org