Reflexiones sobre el Concepto de la Autoestima

¿Qué significa para ti el término "autoestima"?

Significa primero un esfuerzo humanista por resolver los problemas del hombre ayudándole a hacer las paces consigo mismo de forma que deje de estar descontento con cualquier cosa que sea verdaderamente él. Ya que este es el significado que abrumadoramente toma este término en nuestra sociedad, creo que no es de mucha ayuda utilizarlo y lo opondré a una antropología radicalmente centrada en Dios cuyo objetivo es mantener una apreciación profunda y adecuada de la misericordia de Dios.

Pero si me veo obligado por ciertos textos como Mateo 6:26 (Lucas 12:24) "¡cuánto más valéis vosotros que las aves!." Utilizaré la palabra estima o valor y la definiré de la siguiente forma: el hombre es valioso porque es creado a la imagen de Dios y por tanto es una expresión de la gloria de Dios. Los humanos tienen valor en el hecho de que, al contrario que todos los animales, tienen el potencial único de honrar conscientemente a Dios agradeciéndole y confiando solamente en su misericordia.

¿Cuál es tu concepto de la depravación humana?

Creo que el hombre sin la obra regeneradora de Dios está totalmente depravado. Es decir, es incapaz de ningún acto o pensamiento santo. Romanos 14:23 dice, "todo lo que no proviene de fe, es pecado." Esto implica que el no creyente lo único que hace es pecar, incluso si entrega todos sus bienes para alimentar a los pobres y su cuerpo para ser quemado (1 Corintios 13:3). La razón: el bien, el valor, la estima, etc., solo pueden definirse en última instancia en referencia a lo que honra a Dios. Las cosas que se hacen sin referencia a Dios y sin confiar en su misericordia no son buenas. "No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno." (Romanos 3:12)

¿Qué quiere decir que el hombre está hecho a imagen de Dios?

El imago dei es aquello acerca del hombre que le da el potencial de ser amado por Dios de forma redentora y depender en gratitud de forma consciente de la misericordia de Dios. Solamente se habla de ello refiriéndose a los no creyentes en Génesis 9:6 (para justificar la pena capital) y en Santiago 3:9 (donde se implica que no debemos maldecir a los hombres). No es un concepto importante para los escritores de la Biblia, porque no estaban tan preocupados como en nuestro tiempo por lo que es inherente al hombre. No estaban tan preocupados por quién era el hombre sino más bien por a quién amaba, a quién obedecía, para quién vivía. El hombre era un hombre pleno no cuando completaba o expandía todo lo inherente a sí mismo, sino cuando dejaba de reclamar cosas para él mismo y tomaba refugio en Dios.

¿Qué importancia debe tener la auto aceptación para el Cristiano?

La noción bíblica más cercana a la "auto aceptación" en que puedo pensar son las afirmaciones de Pablo de que podemos estar contentos en todas las circunstancias y de que debemos regocijarnos siempre. En la esfera amoral de la apariencia, la salud, la riqueza, el prestigio, etc., el pueblo de Dios debe estar contento (Hebreos 13:5-6) y la base específica para este contentamiento es la promesa, "Dios nunca te desamparará ni te dejará...¿qué podrá hacerte el hombre?" En la esfera moral del carácter, es decir, cuan pacientes, humildes, amables, generosos, gentiles o diligentes somos, no veo cabida para la auto aceptación hasta que seamos cambiados a la imagen de Jesús.

Nuestro gozo en esta área viene no de la auto aceptación sino de nuestro intenso sentido de la misericordia de Dios al aceptarnos en su comunión. Es un error decir: Si Dios me acepta yo debería aceptarme a mí mismo, ya que Dios está en contra nuestra por nuestro pecado y a favor nuestro en Cristo. Por tanto debemos aborrecer nuestro yo pecaminoso y magnificar la misericordia de Cristo, en quien únicamente tenemos aceptación y gozo indecible.

John Murray, en su excelente libro, Redemption Accomplished and Applied (Redención Consumada y Aplicada) destaca los siguientes puntos:

De hecho, cuanto más santificada está la persona, más conformada está a la imagen de su Salvador, y más debe retroceder contra cualquier falta de conformidad a la santidad de Dios. Cuanto más profunda es su comprensión de la majestad de Dios mayor la intensidad de su amor por Dios, mayor es su persistencia en el anhelo por conseguir el premio del alto llamado de Dios en Cristo Jesús, más consciente será de la gravedad del pecado que permanece y más enfático será su aborrecimiento del mismo. (145)

¿Cuál es tu concepto del hombre?

El hombre es una criatura corporal (que lo hace diferente de los ángeles) al que Dios creó para ser imagen de la misma gloria de Dios a través de pensar, sentir y actuar de forma que beneficie a alguien que es completamente dependiente de Dios en todo. El hombre deja de ser plenamente hombre cuando no camina por fe, esto es, cuando no glorifica a Dios siguiendo una vida de dependencia en Dios.

Por eso es casi imposible para mi utilizar el término humanismo, ya que el único humanismo verdadero es teocéntrico y por tanto no es humanismo en absoluto en el sentido común de la palabra.

¿Cómo refleja tu concepto del hombre tu concepto de Dios?

Dios es el primero y mayor de todos los seres, eterno e infinito en justicia, poder, sabiduría, amor. En la compañía perfecta e inefable de la Trinidad es el más gozoso de todos los seres. Es precisamente su plenitud infinita lo que da lugar a la creación y a la redención. No se le puede añadir nada, sino sólo desbordarse y por tanto todos sus caminos son justos y misericordiosos (Salmos 145:17). La naturaleza del hombre por tanto es que su ser es fruto de la misericordia ya que nada en él se debe a sí mismo. Así que el ser del hombre debe ser experimentado en gozoso contentamiento en el verdadero amor de Dios.

Dado este concepto, ¿qué le dirías a un estudiante abrumado por su falta de autoestima? ¿Qué sucede con la persona que no es capaz de funcionar como debería debido a una incapacidad real o imaginaria?

Si es una incapacidad imaginaria, rompes la imaginación de forma que la persona tenga una valoración real de si misma. Si son buenos en matemáticas y creen que son malos, puedes mostrarles las evidencias de su habilidad dada por Dios e instarlos a que dejen de despreciar su don actuando como si no existiera. De esa manera cambias su error y centras su atención en Dios y en su deber de utilizar su don con agradecimiento.

Si es una incapacidad real, distingues entre las morales y las amorales.

Cuando es amoral, los instas a tener contentamiento, por las promesas de Dios de darnos un buen futuro (Salmos 23:6 Jeremías 32:40-42; Romanos 8:28).

Con las incapacidades morales (es decir, pecados) no quieres que estén contentos, apruebas su sentimiento de culpa y los instas a confesar el pecado y a cambiar, dirigiéndolos hacia el alivio y el gozo del perdón misericordioso de Dios (1 Juan 1:9).

¿Cómo ayudarías a un estudiante a alcanzar un auto conocimiento genuino?

Debido a que el corazón es engañoso por sobre todas las cosas, no se puede confiar en la simple instrospección. Y al final el verdadero auto conocimiento solamente puede llegar por revelación divina porque el verdadero conocimiento de Dios sólo llega por revelación divina. La manera en que ayudo a mi propio auto conocimiento es por tanto ayudando al conocimiento de Dios, esto es, enseñando teología y exégesis bíblica y esforzándome por hacerlo de tal manera que la realidad de Dios verdaderamente incida en el corazón de los estudiantes y en sus mentes, revelando sus pensamientos y actitudes más íntimos.

¿Cómo llegan a tener contentamiento los estudiantes de forma que puedan ser libres para ayudar a otros?

La forma en que un estudiante llega a estar contento con las limitaciones en que Dios lo ha puesto es llegando a confiar en el otorgamiento sabio y misericordioso del Padre más de lo que confía en la radio y la T.V. que dicen que no puede ser feliz a menos que experimente X número de placeres — fama, belleza, poder, riqueza, inteligencia, etc. El estar triste porque te faltan estas cosas es un signo de incredulidad, porque el gozo y la paz vienen al creer que Dios nos está forjando un futuro mejor que el que puede darnos Madison Avenue.

Por tanto, el camino al contentamiento es solamente por fe: "El Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer" (Romanos 15:13). Cuando por tanto estamos en paz, estamos en una posición donde no tenemos que buscar "lo nuestro" (1 Corintios 13:5); esto es, estamos en posición para amar. (Ver la relación entre la esperanza y el amor en Colosenses 1:4-5.)

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org