Israel, Árabes, y la Familia de Dios

El Domingo pasado conocí a un Cristiano Árabe que visitaba nuestra iglesia. De una manera muy respetuosa, el dejo salir todo lo que había en su corazón con respecto a la situación difícil de su gente en el Medio Oriente y su tristeza de como pocos pastores Cristianos Americanos raramente dicen alguna cosa positiva u optimista acerca de los Cristianos Árabes.

Su percepción es que los Cristianos en América dan carta blanca en el apoyo a Israel. Ninguna injusticia contra los Palestinos o Árabes Cristianos en otros lugares parece tener una respuesta en los púlpitos de América.

Entonces pensé que sería bueno afirmar públicamente algunas de las posiciones que yo pienso que la Biblia nos comanda:

  1. Los verdaderos Cristianos son ciudadanos del reino de Jesús primeramente, y solamente después, ciudadanos de otro estado o nación terrenal.
  2. Los verdaderos Cristianos están unidos mas cercanamente a cada uno como hermanos y hermanas en Jesús Cristo que a cualquier atadura terrenal de familia y nación.
  3. Los Cristianos Americanos están mas unidos a los Cristianos Palestinos y Cristianos Árabes y Cristianos Judíos en el mundo que lo que estamos al estado de Israel no-Cristiano.
  4. Israel fue escogido por Dios de todas las gentes del mundo para ser el enfoque de la bendición especial en la historia de la redención que culminó en Jesús Cristo, el Mesías. "Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra" (Deuteronomy 7:6)
  5. Dios prometió a Israel la tierra que esta siendo actualmente disputada desde el tiempo de Abraham en adelante. Dios dijo a Moises, "Esta es la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré" (Deuteronomy 34:4).
  6. Israel como toda otra nación en la tierra, incluyendo todos los estados Árabes, no afirma a Jesucristo como Dios, Mesías, y Salvador, y no son entonces gente que guarden el pacto con relación a Dios. Desechar al Hijo de Dios es rebelión en contra del Dios del Pacto.
  7. La gente que no guarde el pacto - Judía o Árabe - No tiene un derecho divino a tener la tierra prometida mientras estén viviendo en rebelión en contra de Dios quien la prometió a gente obediente. "Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos" (Exodus 19:5).
  8. Esto no significa que otras naciones tengan el derecho de molestar a Israel, o Israel de molestar a sus vecinos. Israel y las naciones que le rodean tienen aun derechos humanos, entre todas la naciones, aunque no tengan el derecho divino de reclamar la tierra y mientras estén desechando al Mesías.
  9. Dios tiene propósitos salvificos para el Israel Étnico (Romans 11:25-26),como lo tiene para las naciones Árabes (Isaias 19:19-25; Salmos 22:27; Mateo 28:19-20; Romanos 3:29-30)
  10. La plegaria Cristiana en el medio oriente a los Palestinos y Judios es:" Cree en el Señor Jesús, y seras salvo" (Acts 16:31). Este es el camino a la paz. "Porque Jesús es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación (Efesios 2:14)"
  11. Hasta ese gran día, cuando los dos Judíos y gentiles seguidores del Rey Jesús hereden la tierra (incluyendo la tierra prometida), sin levantar armas o espadas, los derechos de las naciones deben ser decididos por los principios de compasión y justicia publica, no reclamos de derechos divinos a nacionalidad o estado.
  12. Entonces, todos los Cristianos, especialmente Pastores Cristianos, deben hablar abiertamente y gozosamente de nuestra unidad con los Árabes y Judíos Cristianos, y no deberían dar importancia a soporte político para Israel o ninguna nación Árabe por sobre el soporte de familia a nuestros hermanos creyentes.

John Piper (@JohnPiper) is founder and teacher of desiringGod.org and chancellor of Bethlehem College & Seminary. For 33 years, he served as pastor of Bethlehem Baptist Church, Minneapolis, Minnesota. He is author of more than 50 books.