Ejercicio Físico: Lo Que Hago y Por Qué (Parte 2)

Ejercicio Físico: Lo Que Hago y Por Qué (Parte 2)

[Lee Part 1]

En el previous post mencioné qué hago para ejercitar. Ahora viene el por qué.

Descargo: Dudo que alguna vez haya tenido un motivo tan puro que no haya tenido pecado en él. Así que siéntete en libertad de tachar algo de esto como teñido con vanidad. Lo que puedo ver, lo he confesado. Lo que no, el Señor lo traerá a la luz tarde o temprano.

Simplemente no me gusta tener sobrepeso. Mis pantalones me quedan raros. No puedo ver mi cinturón. Cuando tenía 19 años fui a jugar al golf con unos amigos evangelistas que tenían sobrepeso. Ellos decían, "Miren ese estómago plano de Johnny. Sólo denle otros 10 años." En ese momento algo paso dentro de mí. No dije nada en voz alta, pero dentro mío dije, "Esto no me va a pasar." Sospecho que hubo pecado en eso. Pero la resolución está todavía ahí.

Rápidamente, otro descargo: Hay una diferencia entre obesidad y la glotonería. Me di cuenta de esto luego de cometer algunas hirientes torpezas . Algunas personas que tienen sobrepeso tienen otros problemas que no son glotoneria. Nunca asumas que el sobrepeso es igual a ser perezoso e indisciplinado.

Por La Pureza y La Productividad

Hoy, mi motivo principal para ejercitar es la pureza y la productividad. Por pureza quiero decir ser una persona más afectuosa (como Jesús dijo, "ama a tu prójimo", Mateo 22:39). Por productividad quiero decir hacer muchas cosas (como Pablo dijo, "abundando siempre en la obra del Señor", 1 Corintios 15:58).

Debajo de la mayoría de mis pecados más dominantes está el abatimiento. Soy menos propenso a tal melancolía cuando martillo mi cuerpo tres veces a la semana. La razón puede ser las endorfinas. Cualquiera sea, es más barato que el Prozac o la terapia. Soy simplemente más feliz. y duermo mejor. Tengo más energía.

La mayoría de esa energía va a la Biblia, la predicación y las personas. Y el fruto de eso es, espero, la edificación. Lo que significa que me ejercito para ser una persona más afectuosa y un mejor pastor.

Cómo el Espíritu Santo Produce Fruto

Si te preguntas cómo el fruto del ejercicio se relaciona con el fruto del Espíritu, mi respuesta es esta: El Espíritu Santo produce su fruto tanto directa como indirectamente. Puede transformarte en tus peores momentos y hacerte amable. Pero generalmente lo hace indirectamente.

Por ejemplo, si eres impaciente cuando has dormido poco, y la paciencia es un fruto del Espíritu (y lo es, Gálatas 5:22), es muy probable que el Espíritu Santo no sólo te recordará los sufrimientos de Cristo y la gloria de las promesas de Dios, sino que también te dará la humildad para dejar de ser Dios e ir a dormir a las 9:30.

Y si duermes mejor cuando ejercitas regularmente, el Espíritu Santo también te dará la humilde disciplina de ejercitar para que puedas dormir mejor y así ser más paciente. Si lo hace de esa manera, todavía es su fruto.

Podría agregar que los doctores dicen que estar en forma protege de cien enfermedades y de los malos efectos del envejecimiento. Supongo que eso es verdad. Pero si ese fuera mi motivo principal, probablemente no bebería Coca-Cola Diet.

Entonces, para resumir, tengo una vida para vivir para Jesús (2 Corintios 5:15). No quiero malgastarla. Mi enfoque no es principalmente alargarla, sino maximizar la pureza y la productividad ahora. Quiero mostrar y publicar la verdad del evangelio lo más que pueda. He descubierto, por 43 años, que ejercitar ayuda. Creo que Dios lo dispuso de esa manera.

John Piper (@JohnPiper) is founder and teacher of desiringGod.org and chancellor of Bethlehem College & Seminary. For 33 years, he served as pastor of Bethlehem Baptist Church, Minneapolis, Minnesota. He is author of more than 50 books.