¿Permite la Biblia el Divorcio en Caso de Adulterio?

¿Permite la Biblia el divorcio en caso de adulterio?

No lo creo. No pienso que la Biblia permite el divorcio y el volver a contraer matrimonio nunca mientras el esposo/a esté vivo/a. Ese es mi radical, descabellado, conservador, estrecho, realista y muy necesario punto de vista en nuestra cultura de divorcio-feliz.

¿Permite la Biblia el divorcio en caso de adulterio, incluso si el adúltero se arrepiente? Ahora, supongo que detrás de esta pregunta está Mateo 5:32 y 19:9. Esas son las dos cláusulas de excepción en el Nuevo Testamento: "Todo el que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de _____ [la palabra griega aquí es porneia] la hace cometer adulterio y se case con otra, comete adulterio."

Porneia es a veces traducida como "impureza", o "inmoralidad". Significa más naturalmente "fornicación", por lo que yo tengo esta bizarra interpretación que muy pocas personas siguen. Yo creo que aquí en Mateo se refiere a fornicación, es decir, sexo antes del matrimonio.

En otras palabras, Jesús no está diciendo, cuando él prohíbe el divorcio y volver a contraer matrimonio, que un pecado sexual antes del matrimonio debe abstenerte de casarte. Y él hizo eso porque José y María estuvieron en esa situación en Mateo, el cuál es el libro en el que estas cláusulas de excepción ocurren. Por lo menos, José pensó que María estaba en esa situación, e iba a repudiarla y no casarse con ella, porque él era un hombre justo y no quería casarse. Y Jesús está diciendo, "No tengo esta situación en mente cuando prohíbo el divorcio".

Así que no creo que haya una excepción para el adulterio en el Nuevo Testamento.

Pero, incluso si dejas de lado todo lo que acabo de decir aquí, ve a Efesios 5 donde dice, "Esposos amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia."

Bueno, ¿ha cometido adulterio alguna vez la iglesia? Como, ¿diariamente?

Entonces, ¿cómo puede un esposo cristiano decir a una arrepentida esposa adúltera, "¡Tú lo hiciste, y eso lo quiebra! Se terminó, y lo voy a hacer oficial ante la corte"? Es que solamente no puedo ver como un esposo cristiano puede hablar o sentirse de esa manera hacia una quebrantada y arrepentida esposa. Y pienso que incluso si ella no estuviera quebrantada y arrepentida, que él debería esperar y esperar y orar y orar.

Esa es una dura enseñanza.

Una vez leí un libro de Geoffrey Bromiley llamado Dios y el Matrimonio, unas 120 páginas. Y está dividido en dos secciones: El Dios Trino del Antiguo Testamento y el Matrimonio, y el Dios Trino del Nuevo Testamento. Y él señalaba que en el Antiguo Testamento, todos los matrimonios están corrompidos. Son todos dolorosos. Tomó el matrimonio de cada patriarca y muestra cuán horrible fueron.

Hay poligamia envuelta, Agar y concubinas envueltas. ¡Cada matrimonio que ves en el Antiguo Testamento es horrible! Y no hay divorcio en ningún lugar en el Antiguo Testamento entre los patriarcas. Todos perduraron. Todos lo atravesaron. ¡Pero era simplemente un desastre! Era horrible.

Y Dios, al final, nunca se divorcia de su pueblo. Hay separaciones: ella se va en exilio a Babilonia. Y existe un lenguaje tipo de divorcio. ¡Tienes que ser cuidadoso en Jeremías! Dice que le dio carta de divorcio, pero no realmente. Él la echó y luego va y dice, "¡Mi corazón se enternece por ti. Te volveré a tomar!" Y entonces, Oseas ilustra eso con ir y casarse con una prostituta.

Fue realmente poderoso para mí en una cierta etapa de mi matrimonio oír a Bromiley señalar con ilustración tras ilustración cuántos malos matrimonios habían en el Antiguo Testamento y cómo ninguno de ellos terminó en divorcio.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org