Una causa por la cual vivir

Pero en ninguna manera estimo mi vida como valiosa para mí mismo, a fin de poder terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemnemente del evangelio de la gracia de Dios.

Esta mañana quiero decirles porque siento esperanza y optimismo en medio de una cultura estadounidense que parece desplomarse bajo el peso de sus formas de pensar y vivir inescrupulosas e ignorantes de Dios.

Un Mundo de Sufrimiento y de Caos

En Navidad por la mañana, el editorial principal del periódico el “Minneapolis Tribune” dijo así:

Esta Navidad es monótona en Minnesota—como es normal, tal vez. ¿Paz y buena voluntad? Washington está paralizado por el escándalo. Los libios utilizaron napalm contra Chad. Los iraníes y los iraquíes continúan sus masacres. Eugenio Hasenfus ya salió de Nicaragua pero no sus contras. Las tropas soviéticas aún permanecen en Afganistán. El acuerdo SALT II [siendo éstas las siglas de Strategic Arms Limitation Talks II, en inglés “Conversaciones sobre Limitación de Armas Estratégicas II”] es sólo una memoria, y la promesa de la cumbre de Islandia se añeja. La fuerza aérea anuncia que los primeros misiles 10 MX funcionan. Las noticias están llenas de historias de hambre. En los comedores de pobre no existe el silencio como tampoco en los dormitorios de los indigentes. Los programas, “Toys for Tots” (juegos para los pequeños); Santa Claus Anónimo y las estanterías de comida para los pobres acentúan el abismo entre los ricos y los desposeídos. (Artículo de James Boyd, Editor Asociado, de la página editorial)

Ellos podían haber estado hablando sobre el azote del Sida y el millón de adolecentes que salieron embarazadas este año, 40% de las cuales trataron de resolver los problemas desasiéndose de las criaturas por medio del aborto. Pudieron haber hablado sobre los más de 40% de estudiantes de secundaria en las afueras de Minnesota que se fueron de juergas alcohólicas durante las pasadas dos semanas—esto quiere decir que se tomaron más de cinco tragos uno tras el otro. Pudieron haber dado las estadísticas del negocio de millones de dólares, de la clase alta y media, por el tráfico de mariguana, cocaína y crack o coca purificada. Pudieron haber hablado sobre los crímenes graves en Minnesota que han aumentado durante un año. Y pudieron solamente haber estado arañando la superficie del deterioro en nuestra sociedad americana.

Optimismo y Esperanza

¿Ahora, por qué me siento optimista y esperanzado en el medio de todo esto? Podría decir que un día diré adiós a todo y me marcharé a un lugar mejor cuando me muera. Esto podía ser cierto. Pero de seguro no ayudaría mucho si solamente hablo así.

De la clase de optimismo a la que me refiero esta mañana es la que dice: Existen señales de que aún aquí en esta tierra de Minnesota Dios puede realizar trabajos de salvación y de reforma, no únicamente en unas cuantas vidas, pero en la gran fábrica social de esta ciudad y más allá.

Resuenan aun en mis oídos, las palabras dichas por Ralph Winter una noche de otoño de 1985, mientras miraba la ciudad desde la ventana de su cocina: “Después de todo, John, quizá la cosa más importante que puedes hacer por las misiones sería rehacer a Minneapolis.” En otras palabras, ¡que más auténtico sería para los estadounidenses llevar un mensaje del evangelio a otras culturas que cambie vidas y que dicho mensaje provenga de un sitio que no comete suicidio social a través de su propio estilo de vida indisciplinado e ignorante de Dios!

Pero no me mal interprete. No estoy a punto de resucitar los dogmas sociales ingenuo e idealista del siglo 19, que profetizaban un ascenso evolucionista continuo hasta conseguir la utopía. El marxismo es un fracaso social alrededor del mundo. Y los Estados Unidos quizá en una generación o dos demostrará que el capitalismo secular, ignorante de Dios es también un fracaso social. Yo no tengo teoría social que proponer esta mañana.

Que Puede Obtenerse con la Soberanía y la Gracia Gratuita de Dios

Pero lo que sé es que Dios ha tomado sociedades decadentes y auto destructivas y las ha rehecho por obra del Espíritu Santo por medio de la predica del evangelio de la gracia gratuita de Dios, y a través del impacto social de miles de nuevas versiones de hombres y mujeres. Sólo piense en la Escocia del siglo 16 bajo la influencia de John Knox, y la Inglaterra del siglo 18 bajo la influencia de Whitefield y Wesley y Wilberforce, y en el país de Gales a principios del siglo 20 bajo la influencia de Evan Roberts, y de las gentes de Dani y Sawi y Yali de Irian Jaya en décadas más recientes.

Cualquiera que este dispuesto a leer la historia que Dios ha escrito en la historia sabe lo que Dios podría hacer con Minneapolis si en su libre soberanía decide enviar renacimiento y reforma a este sitio.

Finalmente todo optimismo realístico hacia este mundo y el porvenir esta arraigado en la libre soberanía y gracia de Dios. Pero podían surgir muestras de esperanza hasta en el periódico, aún en medio de la mala noticia más deprimente. Por ejemplo:

En Qué Forma la Prensa Secular Ha Servido al Evangelio

Uno de las cosas más extraordinarias ocurridas en Minneapolis durante el mes de diciembre es la forma en que la prensa secular sin darse cuenta ha servido al evangelio de Jesucristo. Considere estos cuatro hechos sobre el Minneapolis Tribune para confirmar esta declaración:

  1. Públicamente ha analizado varios problemas sociales difíciles y extraordinarios (especialmente el embarazo entre las adolecentes y el abuso de las drogas de los adolecentes).
  2. Ha documentado, en ocasiones explícitamente, y a veces por implicación, las insuficiencias en las soluciones a estos problemas a nivel educativo y gubernamental.
  3. En varias ocasiones ha admitido abiertamente un sentido de impotencia.
  4. Hasta han aludido al desesperado y confuso vacio en los corazones humanos alejados de Dios, pero se detuvieron debido a las grandes implicaciones de tal vacio.

Permítanme mostrarles unos cuantos de estos puntos y regresar con ustedes a una palabra de la Escritura que tan desesperadamente se necesita en estos momentos.

El Abuso de las Drogas y el Sexo Ilícito entre los Adolecentes

Desde el 14 hasta el 19 de diciembre el Tribune realizo un importante análisis del abuso de las drogas entre los adolecentes en las Ciudades Gemelas. ¿Cuáles fueron sus conclusiones? Su último artículo observa que Minnesota recibirá $2.7 millones provenientes de la ley federal sobre las drogas y entonces denuncia,

Los problemas que existen al tratar de atacar el mal con la educación es que nunca se ha demostrado que funciona.

Educación sobre las drogas, orientación, y tratamiento. Aplicación de la ley, veda fronteriza, y análisis de orina. Todos juntos no evitaran que los adolecentes continúen utilizando drogas. Tal vez ni siquiera haga mella.

¿Por qué Nada Parece Resolver el Problema?

¿Qué resolverá el problema? Probablemente nada.

¿Por qué los investigadores terminan su análisis en forma tan pesimista? Aquí esta la respuesta:

El problema fundamental que tienen estos esfuerzos es que no combaten la razón por la que los jóvenes usan drogas.

La pregunta no es cómo mantener a los jóvenes alejados de las drogas, pero ¿por qué ellos las quieren usar?

Entonces resumen los porqués encontrados. Las citas más penetrantes de los adolecentes fueron estas:

Primero de una joven de 18 años: “Eso hace que todo sea divertido. . . y no aburrido." La vida sin drogas no "tenía estimulo alguno. Ni emociones ni diferencias. No es atrevida.”

Luego de un joven adolecente no identificado: "Es un asunto de prestigio. Mucha gente a'ctualizada' habla sobre las drogas. . .Es estar en la onda.”

Dos Ansias Fundamentalmente Profundas

Existen dos ansias profundas dentro de estas dos citas:

Una es el ansia de no estar aburrido. O diciéndolo en forma positiva, el ansia por la aventura y por el reto, y la emoción de hacer algo atrevido. Lo mismo resultó de los análisis del problema del embarazo entre las adolecentes. Una oración decía así: “las adolecentes tienden a tener más bebés cuando sus vidas les parece sin sentido y cuando las puertas del futuro parecen cerradas.” Existe un conexión estrecha entre decir “la vida no tiene sentido” y decir “La vida no es estimulante."

La otra ansia es la ansia de importar.

Si situamos estos dos profundos deseos juntos, creo que lo que los jóvenes están diciendo es: quiero que mi vida tenga una importancia, que sea emocionante. Quiero que mi vida tenga un sentido admirable. No quiero que mis días sean aburridos; quiero que mi vida sea estimulante. Quiero algo por lo que valga la pena caminar al borde de un precipicio.

Lo que resulta de todo este análisis en los medios de comunicación es que el esfuerzo para encontrar esta vida en las drogas y en el sexo prenupcial es un fracaso de los adolecentes y de nuestra sociedad. Los jóvenes y la cultura están arruinados. ¿Por qué? Porque el vacio en la vida de importancia, emoción y estimulo no fue destinado a ser llenado con las drogas y el sexo ilícito.

La Pregunta que Dios ha Llevado a la Superficie

¿No destinado por quién? O, esta es la pregunta. ¡LA pregunta! Para aquellos que tienen ojos para ver y oídos para oír, todo el mes de atención de los medios de comunicación ha sido una preparación para esa pregunta. Y si piensas que Dios no es misericordioso en su trabajo en todo esto, sirviendo al evangelio, preparando gente considerada en toda la ciudad para escuchar sus testigos, escucha al editorial principal del Tribune la mañana de Navidad. El escritor dice que Malcolm Muggeridge, el periodista cristiano británico, tiene una respuesta a nuestro mundo. Entonces escucha este párrafo:

“Buscando a Dios", dice Muggeridge, significa entender ese poder en todas sus formas—riquezas, fama, posición política o social—es una fantasía peligrosa. Nos hace brutales y ciegos, en sus palabras para “los propósitos de nuestro creador para su creación,” propósitos que son “cariñosos y no malignos, creativo y no destructivo, universal y no particular.”

Ahí está, por primera vez luego de semanas de los análisis sociales de ignorancia a Dios—la pregunta central. ¿Cuál es el propósito de Dios para su creación de la sexualidad? ¿Cuál es el propósito de Dios para la creación de las ansias por emoción y estimulo e importancia? Este es el tema central que debemos mantener en el centro de todo debate social. Y por medio de la gracia de Dios los medios de comunicación secular lo posesionaron en el centro la mañana de Navidad.

El Papel del Testimonio y Reforma Cristiana

No sólo eso, se avanzaron a decir,

Tal vez pensamos tanto sobre la paz entre las naciones que pensamos muy poco sobre la paz entre nosotros mismos, las familias y los vecindarios. Tal vez las reuniones negociadoras en Ginebra no pueden conseguir el respeto entre las naciones diciéndoles a las gentes reacias como comportarse. Tal vez este respeto debe surgir de los individuos que viven vidas pacificas. Tal vez el mundo es duro porque somos duros, porque hemos hecho un pacto con el diablo para comprar la fantasía del poder.

¿Eres como cristiano evangélico culpable de ignorar la realidad cuando dices a un colega, vecino o amigo que lo que este mundo necesita es que los individuos busquen y descubran que propósito tiene Dios para sus vidas—para su dinero, trabajo, familia y sexualidad y anhelo de importancia?

No, no eres culpable como cristiano evangélico de ignorar la realidad cuando llamas a la gente que se centren en Dios y que le pongan atención a su propósito para toda la existencia. En cambio estás comenzando donde la prensa secular, luego de meses de callejones sin salida, ha terminado, en un editorial de Navidad pensativo y muy penetrante.

Permítanme simplemente llevarlo a su conclusión bíblica y alentarle a que lo haga conocer a toda la ciudad en 1987. ¿Podría ser que Dios esta preparando a esta ciudad para un aumento poderosa y humilde de testimonio y reforma cristiana confiado y penetrante?

Lo Que Todos Necesitan y Donde Encontrarlo

Lo que los adolecentes de la ciudad necesitan, y lo que todos nosotros necesitamos, es una causa por la cual vivir de acuerdo a los propósitos de nuestro Creador. Y porque nuestro Creador es grandioso en si mismo y benigno hacia sus criaturas, ahora sabemos sin lugar a dudas que su causa satisfará nuestro mas profundos anhelos por una vida con importancia emocionante.

¿Dónde encontramos esa causa? Buscamos la Palabra de Dios, y en particular el testimonio de uno que ha encontrado la causa, el apóstol Pablo. Hechos 20:24 es un testimonio de una vida que no es aburrida, una vida con estimulo, con osadía y de enorme importancia.

Pero en ninguna manera estimo mi vida como valiosa para mí mismo, a fin de poder terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemnemente del evangelio de la gracia de Dios.

Por lo que Pablo Vivía: Cuatro Realidades Inmensas

Considere por sólo unos minutos por lo que Pablo vivía y el efecto que esto tuvo en su vida. Podemos mejor ver esto con simplemente leer el texto hacia atrás, y notar cuatro realidades inmensas.

1. La Realidad de Dios

Primero, nótese la inmensa realidad de Dios. El verso termina diciendo esa gran realidad: “para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” Ya que de Dios venimos y somos creados para Él, puedes marcarlo como absolutamente seguro: Cualquier constelación de metas que escojas para vivir dejará un vacio de ansias en tu alma si DIOS no es la estrella polar en esa constelación que guía y da forma a todas tus elecciones. Dios era la estrella polar de la vida de Pablo, y la gloria de Dios era la luz de esa inmensa y deslumbrante estrella, y todos los otros objetivos de su vida eran como lunas cuya única luz y atractivo era la luz que reflejaba de esa estrella.

2. La Realidad de la Gracia de Dios

Segundo, nótese la inmensa realidad de la gracia de Dios. El verso termina diciendo, “para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” El poder de la santidad y justicia de Dios es como un huracán grande y violento, y la gracia de Dios es como el ojo del huracán donde todo es paz y calma. La gracia es el centro de la realidad de Dios. La gracia, o el amor, es la calma esencial en el centro del vórtice de sus perfecciones infinitas. Pablo fue arrastrado al terror de ese huracán un día en el camino de Damasco. Y entonces para su asombro total fue llevado a la paz y la belleza del ojo de gracia a pesar de que era “el primero de los pecadores” (1 Timoteo 1:12-16).

3. La Realidad del Evangelio

Tercero, nótese que la realidad inmensa del evangelio. El verso termina diciendo, “para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” Primero, está la inmensa realidad del mismo Dios, impresionante en toda su gloria. Entonces, está la inmensa realidad de la gracia de Dios, rescatando los pecadores de su santa ira y dándoles un lugar cerca de su corazón para siempre en el ojo de la tormenta. Entonces, está el inmenso mensaje a todo el mundo de que estas cosas son así. Existe un imponente y santo Dios. Y hay un camino hacia lo seguro y fraternal por medio de la muerte y la resurrección de su Hijo. Todos los que se rinden a Él y confían en su gracia serán rescatados y atraídos hacia el lugar de paz y maravilla en el ojo de la tormenta. Este es el evangelio.

4. La Realidad de la Causa por la Cual Pablo Vivió

Cuarto, nótese que la inmensa realidad de la causa por la Cual Pablo vivió. “. . . para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” Digo que la causa de testificar a la gracia de Dios es inmensa por dos razones. Primero, porque una causa es tan grande como su fuente y meta. Y la fuente y la meta de la causa de Pablo es Dios mismo. Le debe la vida a Dios y le da su vida a Dios. Y la segunda razón por lo que digo que la causa de Pablo es inmensa es que una causa es tan grande como el efecto que tiene en los devotos.

Dos Efectos de Esta Causa por la Cual Vale la Pena Vivir

Quiero concluir así. La gran causa de expresar y testificar a la enorme gracia de un Dios impresionante tendrá efectos revolucionarios en los adolecentes y adultos. Obsérvese el efecto que tuvo en Pablo.

1. Hizo que Pablo Fuera Indiferente a Las Ganancias Terrenales

Primero, lo hizo totalmente indiferente a las ganancias terrenales. El verso comienza así, “Pero de ninguna cosa hago caso ni estimo preciosa mi vida para mí mismo." En otras palabras él había encontrado una causa por la cual vivir que era tan profundamente satisfactoria que era más valiosa que la vida misma. Y por supuesto la vida es la base de todo el sexo, toda la droga, todo el prestigio, toda la calma, toda la riqueza. Así, si el atractivo de la causa sobrepasa el atractivo de la vida misma, entonces sobrepasa todas las cosas que esta vida sustentan.

O para ponerlo de otra forma, el Creador de Pablo le había dado una causa por la cual vivir que lo liberó de un tipo de abandono temerario hacia el peligro. La vida para Pablo no era aburrida. Tenía el "estimulo" y la "emoción" y la "osadía" y la "originalidad" que una chica de 18 años en Minneapolis alguna vez soñaría soportar.

2. Esta Dio a Pablo una Disciplina Increíble

El segundo efecto que la causa de vivir de Pablo tuvo sobre él fue darle una disciplina increíble para mantenerse en el camino asignado. El verso dice que él valoraba una cosa más que la vida: “con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús." El se ve a si mismo como un atleta corriendo una carrera. Su entrenador, su audiencia, y su recompensa es Jesucristo. Una cosa es importante: terminar el curso de la forma que se lo enseñó.

A la derecha él pasa la tentación del sexo fuera del matrimonio. ¡Era un hombre soltero durante todo su ministerio! A la izquierda él pasa la emoción temporal y ordinaria de las drogas. Pero él no es un niño más. Él razone: Mi cause es la causa de Dios. Mi emoción es el poder de la gracia. Mi "estimulo" es el riesgo de la vida. Mi "sentido" es el honor de Cristo. Mi "osadía" es la medida de mi amor. Y así él lucha a lo largo del camino angosto en el poder y en la gloria de una vida disciplinada y centrada en Dios.

Lo que Minneapolis necesita hoy es una causa por la cual vivir que venga de Dios. Los adolecentes, los editores de prensa, las amas de casas, los hombres de negocios, los maestros, médicos, enfermeras, abogados, vendedores, ingenieros, especialista en computadoras, asalariados de todos los niveles deben hacer la pregunta que se formuló en el editorial de Navidad: ¿Qué propósitos tiene el Creador con su creación? ¿Por cuál causa quiere Dios que yo viva?

Cuatro Razones para ser Optimista

Por lo tanto, hay al menos cuatro razones me siento optimista cuando se cierra este año:

  1. En la providencia de Dios hasta los medios de comunicación secular han llegado al borde de este entendimiento—que se deben considerar los propósitos de Dios con el sexo y las drogas y el corazón humano.
  2. La Biblia ofrece una respuesta profunda y convincente a la respuesta de los propósitos de Dios para estos y todas las dimensiones de la vida.
  3. Dios es misericordioso y no se complace con la destrucción de los individuos o la sociedad; puede hasta alegrarse en su soberana misericordia y otorgar un día de renacer y reforma incluso en esta ciudad secular.
  4. Finalmente, aquí en esta iglesia, para no mencionar cientos de otras iglesias, existen miles de personas que pueden, por la gracia de Dios, demostrar lo que son en 1987 y con claridad y franqueza testificar el evangelio de la gracia de Dios, y hacer público la conexiones potenciales entre los callejones sin salida de la secularidad y la verdad de Dios.

Recibí una carta de John Jenstad, desde Surinam, el día de Noche Buena, en la cual apoya la empresa misionera de Wycliffe con la enseñanza a los estudiantes de escuela secundaria. Dice en su primer párrafo,

No puedo pensar en involucrarme en ningún movimiento mayor que el de llevar la verdad de Dios a las naciones. Esto hace que se vean como escuelas maternales a las Naciones Unidas, los movimientos medioambientales y el MADD [siendo éstas las siglas de Mothers Against Drunk Driving en inglés “programa de las Madres en Contra de Conducir en Estado de Ebriedad”]. Es como comparar a la Quinta Sinfonía de Beethoven con un anuncio de televisión. Si se nos da una elección verdadera, ¿por qué quería alguien dedicar su vida a algo con valor solamente temporal cuando podría involucrase en una causa de importancia eterna?

¡Amen!

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org