El momento Antioquía de Bethlehem

En la iglesia que estaba en Antioquía había profetas y maestros: Bernabé, Simón llamado Niger, Lucio de Cirene, Manaén, que se había criado con Herodes el tetrarca, y Saulo. Mientras ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. Entonces, después de ayunar, orar y haber impuesto las manos sobre ellos, los enviaron.

El título de este mensaje es "El Momento Antioquía de Bethlehem". Es un descanso en nuestro viaje por el Evangelio de Juan. Y la razón para este descanso es que algunas veces es necesario atender a los momentos Antioquía en la historia de una iglesia.

Se Necesita orientación para el próximo paso

Extraigo el término momento Antioquía de Hechos 1:1-3, donde los líderes de la iglesia en Antioquía estaban reunidos para orar y ayunar y adorar, obviamente con la esperanza de que Dios hablara y les diera orientaciones para la iglesia en Antioquía. La iglesia en Antioquía estaba en un momento de su historia en que necesitaban una palabra de parte de Dios acerca de su próximo paso crucial. Dudo que se hayan dado cuenta de qué diría el Espíritu Santo y cuan monumental sería ese paso.

Pero regresaremos a eso en un momento, cuando nos enfoquemos en el texto.  Permítanme explicar, primeramente, qué quiero decir cuando hablo del momento Antiquía en Bethlehem.

Este momento para Bethlehem

Bethlehem cumplirá 140 años este verano. Comenzó como una iglesia plantada por la First Baptist Church en el otro lado de la ciudad, y se convirtió en la First Swedish Baptist Church de Minneapolis en 1871. Ulysses Grant era Presidente de los Estados Unidos. La Guerra Civil había terminado unos cinco años antes. Minnesota era un estado de trece años de edad.

Había 23 miembros públicos, y uniendo sus manos se reunieron en un círculo el 24 de Junio de 1871, para su primera reunión como iglesia. Imagine cuántos momentos Antioquía ha enfrentado una iglesia de 140 años.

  • El momento Antioquía cuando la iglesia se quemó en 1875. ¿Sobreviviría la pequeña iglesia?
  • El momento Antioquía de la década de 1890 cuando tuvimos que decidir si seríamos una iglesia para las naciones, o solo para el vecindario. La suerte fue echada para los próximos cien años: Enviamos a Ola y a Minnie Hanson como misioneros a Burma.
  • El momento Antioquía en la década de 1939 cuando tuvimos que decidir si seguir hablando sueco solamente, para los inmigrantes, o hacer la dolorosa transición hacia el inglés.
  • El momento Antioquía de la década de 1960, cuando ese idílico vecindario fue destrozada por la construcción de dos inmensas autopistas a menos de cien pies del santuario. ¿Nos quedamos aquí o vamos hacia los suburbios?
  • El momento Antioquía a finales de la década de 1980 celebrando tres servicios matinales y un servicio en la tarde durante cinco años. ¿Debiéramos construir un nuevo santuario, o no? Lo hicimos. Tiene veinte años de edad este verano.
  • El momento Antioquía de 1990. ¿Debiéramos ser gobernados por ancianos o permanecer como una iglesia que solo paga pastores y diáconos? Y el resultado fue una nueva constitución.
  • El momento Antioquía de 2000. ¿Seguiremos siendo una iglesia doctrinalmente abierta y amplia, o votará la congregación para demandar a sus ancianos que acepten una Declaración de Fe de los Ancianos con convicciones bíblicas reformadas? Agradezco a Dios porque ustedes lo hicieron.
  • El momento Antioquía de 2004. ¿Edificaremos un nuevo santuario, mucho más grande, en la ciudad, o plantaremos iglesias y multiplicaremos los campus, es decir, aceptaremos la visión de múltiples campus Atesorando Juntos a Cristo, de plantación de iglesias, y de cuidar a los más pobres de entre los pobres mediante un diaconado global?

Y lo hicimos. Así que hoy hay tres campus, uno en el centro de la ciudad, uno a ocho millas al norte en Mounds View, y otro a 16 millas al sur en Burnsville. Y hemos plantado diez iglesias, cinco de ellas en las Twin Cities, y cinco en las ciudades de Charlotte, Raleigh, Memphis, San Diego, y Little Rock.

Nuestro momento Antioquía

Y ahora estamos en otro momento Antioquía. Este momento está definido por tres preguntas interrelacionadas:

  1. ¿Cuánto tiempo puede y debiera Jhon Piper ser el pastor principal para la predicación y la visión, y cómo debiera ocurrir esa sucesión?
  2. ¿Debiera reemplazarse la visión Atesorando Juntos a Cristo y la visión de multiplicar los campus, plantar iglesias y el Diaconado Global, con una visión de tres iglesias separadas, revisadas, pero aun siendo una iglesia en múltiples campus, o debiera dársele más energía y enfoque a la visión tal como está?
  3. ¿Cómo debiéramos preceder con el levantamiento de  los fondos, el pago de la deuda de alrededor de 7 millones y la edificación del Campus del Sur?

Los Ancianos creen que estas tres preguntas están intrínsecamente interrelacionadas. La respuesta a cada una afecta las respuestas a las demás. Este es nuestro momento Antioquía 2011, la intersección de la sucesión, la estructura, y la fundación.

El Momento Antioquía original

A fin de preparar la escena para nuestro propio momento Antioquía, y la forma en que debemos proyectarnos en él, vayamos al texto y al momento Antioquía original en Hechos 13:1-3.

En la iglesia que estaba en Antioquía había profetas y maestros: Bernabé, Simón llamado Niger, Lucio de Cirene, Manaén, que se había criado con Herodes el tetrarca, y Saulo. Mientras ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. Entonces, después de ayunar, orar y haber impuesto las manos sobre ellos, los enviaron.

Siete Observaciones Importantes

Tengo siete observaciones, todas ellas son relevantes para nuestro momento Antioquía.

1. Dios estaba a punto de actuar para cambiar el mundo para siempre.

Fíjese en las palabras al final del versículo 2: El Espíritu Santo dijo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. El Espíritu Santo ya les había llamado. Eso no ocurrió en el encuentro de oración. Él lo tenía planificado desde mucho tiempo antes. Y ahora era el momento. Y tenía planificado uno de los mayores saltos de avance misionero en la historia del mundo. Saulo y Bernabé lanzarían el movimiento cristiano hacia Asia Menor, y luego Pablo lo llevaría hacia Europa.

No exagero si digo que estamos adorando hoy, en las Twin Cities, debido a ese encuentro de oración en Antioquía, donde Dios habló a los líderes de esa iglesia local. Dios había llamado a Saulo y Bernabé, y quería que fueran enviados a una misión que cambiaría el mundo.

Ustedes han escuchado el proverbio:

"Por un clavo se perdió el zapato.
Por un zapato se perdió el caballo.
Por un caballo se perdió el jinete.
Por un jinete se perdió el la batalla.
Por una batalla se perdió la guerra.
Por una guerra se perdió el reino".

Es por eso que Dios gobierna en los detalles más pequeños de la vida. No hay moléculas maverick.  Y el lado positivo es cierto también. Por un encuentro de oración, habla el Espíritu. Debido a que el Espíritu habla, los apóstoles son enviados. Ya que los apóstoles son enviados las iglesias son plantadas. Como las iglesias son plantadas, los misioneros son enviados. Como los misioneros son enviados, el mundo es alcanzado.

Por tanto, cuando esa iglesia estaba enfrentando su momento Antioquía, Dios estaba a punto de cambiar el mundo.

2. Dios reveló su propósito a los líderes.

Versículo 1: "En la iglesia que estaba en Antioquía había profetas y maestros". Dios no siempre obra de esta forma. Pero la Biblia y la historia muestran cuán usualmente lo hace. Dios ha hecho a todo su pueblo sacerdotes con acceso directo a él mediante Cristo. Los ancianos no son nuestros mediadores especiales con Dios. Jesús sí.

Pero la Biblia no los llama líderes por nada (Hebreos 13:7, 17, 24). Ellos son siervos del pueblo, como dijo claramente Jesús (Lucas 22:26-27). Pero sirven mediante el liderazgo. Y no son guiados por su propia sabiduría, sino por la sabiduría y la palabra de Dios. Así que Dios revela regularmente su propósito a los líderes para la iglesia, especialmente a los líderes que escuchan humildemente a su gente y al Señor.

3. Dios habló a los líderes de Antioquía cuando estaban adorando y ayunando al Señor.

Versículo 2: "Mientras ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo. . . "

Ellos no estaban viendo televisión. No estaban estudiando el mercado valores. No estaban durmiendo. Estaban enfocándose juntos en Jesús como líderes de la iglesia. Y su ayuno significaba que lo hacían con intensidad y seriedad. No era un encuentro de oración casual. Estaba enfocado y era ferviente. Mi suposición es que ellos, intencionalmente, estaban buscando la dirección de Dios. ¿Qué sigue, Jesús? ¿Qué más tienes para nosotros aquí en Antioquía?

4. Los cambios de liderazgo que Dios ordenó eran muy difíciles.

Él dijo en el versículo 2: "Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado".

De estos cinco líderes, Bernabé y Saulo eran los más prominentes. Hechos 11 nos dice que cuando la iglesia comenzó a crecer en Antioquía, la iglesia en Jerusalén envió "a Bernabé a Antioquía" (Hechos 11:22), quien había demostrado ser un dotado exhortador (Hechos 4:36). Y dice: "el cual, cuando vino y vio la gracia de Dios, se regocijó y animaba a todos para que con corazón firme permanecieran fieles al Señor; porque era un hombre bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor" (Hechos 23-24).

Asi que Bernabé estaba supervisando un tremendo crecimiento en Antioquía, tanto que sabía que necesitaría ayuda. Y decidió que quería al mejor maestro y discipulador que conocía.  Hechos 11:25–26: Y Bernabé salió rumbo a Tarso para buscar a Saulo; y cuando lo encontró, lo trajo a Antioquía. Y se reunieron con la iglesia por todo un año, y enseñaban a las multitudes".

F. F. Bruce dice en su comentario: "Los dos hombres que fueron liberados para lo que hoy llamaríamos servicio misionero en el extranjero eran los dos líderes más eminentes y dotados en la iglesia" (Hechos, NICNT, página 261). No fue un paso fácil para la iglesia. Pero era bueno. Y fue increíblemente fructífero.

5. Los cambios en el liderazgo no trataban fundamentalmente sobre algunos líderes que se iban o que se perdían, sino sobre algunos líderes que serían comisionados o reposicionados.

Saulo y Bernabé permanecieron vinculados a la iglesia en Antioquía y entregaban reportes de su misión. Aun eran parte de la iglesia. Por ejemplo, después de su primer viaje misionero, dice en Hechos 14:26-27:

"de allí se embarcaron para Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para la obra que habían cumplido. Cuando llegaron y reunieron a la iglesia, informaron de todas las cosas que Dios había hecho con ellos, y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe".

Así que en las mentes de Pablo y Bernabé, y de la iglesia en Antioquía, lo que había ocurrido no era esencialmente una salida o una pérdida. Era esencialmente una comisión, una reubicación de dos líderes que permancerían en relación con la iglesia.

Así mismo, la forma en que los ancianos y yo vemos el tema de la sucesión no es ¿cuando se irá Jhon?, sino ¿cuando y cómo será él comisionado y reubicado como parte de Bethlehem? Por muchos años he dicho que me gustaría morir en Bethlehem. Noël y yo no tenemos otro hogar a dónde ir. Ustedes son nuestra familia. Aquí están el Colegio y el Seminario Bethlehem. Aquí está Desiring God. El hogar central de cualquier ministerio más extenso está aquí. La pregunta no es sobre una salida; la pregunta es sobre un despliegue, sobre el tiempo, el proceso, y el ajuste de roles. Esa es una parte crucial del momento Antioquía de Bethlehem.

6. La transición en Antioquía no era para sobrevivir, sino para expandirse.

Hechos 13: 3-4: “Entonces, después de ayunar, orar y haber impuesto las manos sobre ellos, los enviaron. Ellos, pues, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre"

Y la misión gentil se esparció por Asia Menor, luego a Grecia, a Italia. Y continuó por todo el mundo hasta hoy. Hay 2.1 billones de personas que se identifican a sí mismos como cristianos. La mentalidad de Dios en este momento Antioquía no era: ¿cómo puede sobrevivir esta iglesia sin Saulo y Bernabé?, sino, ¿cómo puede el mundo ser alcanzado con el mensaje del rey del universo, crucificado y resucitado? Dios se da a sí mismo a la iglesia que se da a sí misma para su misión.

No pienso que el Señor sea honrado cuando una iglesia pasa al modo supervivencia. El momento Antioquía de Bethlehem no es creado por la pregunta ¿cómo sobreviviremos?, sino, ¿cómo satisfaremos este momento y cada momento Antioquía, con la mentalidad de expansión? No hay absolutamente ninguna duda de que Dios manda que continuemos haciendo discípulos.  Ustedes lo han estado escuchando esa enseñanza durante semanas.  Debemos ganar personas para la fe en Cristo, y bautizarlas, y plantar iglesias, y exaltar a Cristo, y hacer crecer las iglesias con personas que observen todo lo que Cristo ordenó (Mateo 28:19-20).

El momento Antioquía de Bethlehem no tiene que ver con supervivencia. Tiene que ver con 140 años de crecimiento y fidelidad.  Así llegamos a la última observación.

7. Dios fue fiel a la iglesia de Antioquía mientras ellos atravesaron esta transición.

Ellos estaban allí apoyando, cuando Pablo y Bernabé regresaron. La iglesia de Antioquía permaneció durante siglos, y fue la madre de grandes líderes como Ignacio y Crisóstomo.

La Fidelidad de Dios para Bethlehem

Dios ha sido fiel con Bethlehem, sorprendentemente fiel.  No somos una iglesia perfecta.  Tenemos muchas faltas y debilidades.  Somos santos pecadores, no santos glorificados.  Pero Dios nos ha preservado por 140 años.  Durante esos años, ha habido 14 pastores principales.

John Ring

Enero, 1872 a Junio 1873

1 año

John Peterson

Enero 1874 a Junio 1874

1

A. R. Ogren

Mayo 1875 a Octubre 1878

3

John Anderson

Diciembre 1878 a Junio 1880

2

Frank Peterson

Junio 1881 a Agosto 1890

9

Olaf Bodien

1893 a Marzo 1912

19

Carl Vingren

Septiembre 1912 a 1918

6

Eric Carlson

Octubre 1918 a 1927

9

Anton Sjolund

Septiembre 1928 a Octubre 1948

20

Eric Lindholm

Junio 1949 a 1959

10

John Wilcox

1959 a Enero 1966

7

Robert Featherstone

1967 a Agosto 1970

3

Bruce Fleming

1970 a 1980

10

John Piper

1980 a _______

31+

Nuestra complicada coyuntura

Los menciono a ellos porque son las diferencias particulares y la continuidad quienes muestran la fidelidad de Dios. Cada transición de liderazgo es difícil. Cada una es un momento Antioquía. Y el momento Antioquía de Bethlehem esta vez es complejo por el hecho de que hay tres cuestiones entrelazadas. La cuestión de la sucesión pastoral, la cuestión de la reevaluación estructural, y la cuestión de la plantación y establecimiento del Campus Sur.

Los ancianos aun no tienen respuestas completas, claras a estas tres cuestiones.

Sucesión

En la cuestión de la sucesión, mi propósito es permanecer el tiempo suficiente para poner a la iglesia en una posición saludable y fuerte para que avance cuando no sea yo el predicador regular (como hizo Antioquía). Amo al Señor Jesús. Amo a esta iglesia. Amo el ministerio de la Palabra. Y no hay lugar en el planeta donde me gustaría predicar más que aquí. Quiera el Señor mostrar por cuánto tiempo debiera ser.

Estructura

En la cuestión sobre la estructura de múltiples campus, hay un compromiso fuerte, pero no unánime, a avanzar como una iglesia con múltiples campus, a a la vez que se hacen esfuerzos para hacer ajustes y cambios que nos ayudarán a ser más bíblicos y más fructíferos ministrándonos unos a otros y al mundo.

Plantación

En relación a la plantación, sabemos que debemos, y lo deseamos, promover el plan fundacional TCT llamado "Edificando un Pueblo". Y también sabemos que para podernos entragar sacrificadamente a la visión de esta iglesia, necesitamos una imagen más clara que la que tenemos ahora mismo. Así que la serie de sermones que espero dar, y el llamado a un compromiso que esperamos hacer, será pospuesto desde mayo hasta este otoño.

Pero yo les agradezco a los cientos de ustedes que continúan ofrendando fielmente a TCT y les pido que continúen con sus ofrendas, porque las necesidades permanecen y Cristo tiene un gran futuro para nosotros. Nosotros pretendemos avanzar con todas nuestras fuerzas en el Campus Sur, de modo que ese campus tenga su propio terreno y edificio, y habiendo pagado las deudas que tenemos como iglesia.

El Plan de seis semanas de los ancianos

Lo que quiero hacer al terminar es exhortarles con el plan que los ancianos tienen para las próximas seis semanas. Cuando los líderes centrados en Dios no saben qué deben hacer, porque no está revelado en las Escrituras, saben qué hacer por no saber qué hacer, porque éso está en las Escrituras. Es decir: orar.

Así que nos estamos llamando a orar extraordinariamente, a orar juntos en el Downtown Campus desde las 6:30 am hasta las 7:30 am cada jueves durante seis semanas comenzando esta. No serán encuentros de debate, ni se tratará negocio alguno. Este es nuestro encuentro Antioquía. Tenemos la intención de ponerlo todo sobre la mesa, menos lo que es enseñado en la Palabra de Dios, para que él nos instruya. Nuestro propósito es humillarnos delante de él. Admitir que somos hijos y pedirle que nos hable, y que haga ahora por nosotros, en nuestro momento Antioquía, lo que hizo por el momento Antioquía original, darnos el tipo de dirección que llevaría a esta iglesia a un avance explosivo (en sucesión, estructura, evaluación, y fundación.

Le invitamos a que ore ferviente con nosotros, no a que venga a los encuentros. Esos son solo para los ancianos. Pero quizás usted se levante temprano el jueves y se una a nosotros delante del trono de la gracia durante los próximos seis jueves. Nuestro plan es orar a través de los seis capítulos de la carta a los Efesios, un capítulo cada semana. Ustedes pudieran hacer lo mismo o quizás algunos de ustedes quieran reunirse o usar su tiempo de oración en el grupo pequeño para unirse a nosotros.

Aferrándose a Su Gracia

Nos aferramos con ustedes a las preciosas promesas de Dios, compradas con sangre, especialmente a esta en 2da a los Corintios 9:8: "Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para vosotros, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abundéis para toda buena obra".

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org