Reinar y adorar en toda raza y nación

8 Cuando tomó el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; cada uno tenía un arpa y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. 9 Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: "Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. 10 Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra." 11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos; y el número de ellos era miríadas de miríadas, y millares de millares, 12 que decían a gran voz: "El Cordero que fue inmolado digno es de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la alabanza." 13 Y a toda cosa creada que está en el cielo, sobre la tierra, debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: "Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el dominio por los siglos de los siglos." 14 Y los cuatro seres vivientes decían: Amén. Y los ancianos se postraron y adoraron.

 

Héroes en la Distancia

A mayor distancia en el tiempo, entre nosotros y nuestros héroes, más fácil su admiración. Esta es la razón por la que algunos Cristianos Evangélicos tropiezan con el Día de Martin Luther King, pero no con el Día del Presidente. King es muy cercano todavía, y sus defectos son visibles a 33 años de distancia.

Pero George Washington se encuentra a 201 años de distancia y visto a través de la neblina en el tiempo, no nos percatamos que su fe Anglicana era más bien de conveniencia social; al parecer nunca participó de la comunión en la santa cena. John Adams, el segundo presidente, era un escéptico del Cristianismo tradicional. Thomas Jefferson, el tercer presidente, solía burlarse del concepto de la Trinidad y la Deidad de Cristo. Y James Madison, el cuarto presidente, se inclinaba hacia el Deísmo, típico de los hombres de su posición en Virginia al comienzo de los años 1800's. (Mark Noll, Historia de la Cristiandad en los Estados Unidos y Canadá, [Grand Rapids: Eerdmans Publishing Co., 1992] pp. 133-135, 404).

En la distancia, no sentimos la misma indignación hacia las faltas de nuestros héroes como la que sentimos cuando están tan cerca que sus pecados se ven amenazadores.

A distancia podemos establecer diferencias. Podemos decir: este era un rasgo admirable, pero no aquel. Celebraremos esto pero aquello lo despreciaremos.

Sugiero que hagamos lo mismo con Martin Luther King. Era un hombre pecador, como él sabía muy bien, especialmente cuando fue atrapado en alguno de sus comportamientos nada admirables (Stephen Oates, Que Suene la Trompeta: La Vida de Martin Luther King, Jr., [New York: Penguin Books, 1982], p. 322). Pero probablemente King haya sido más cristiano que la mayoría de los Padres de la Patria a quienes conmemoramos.

Un Sueño Mayor

Yo tenía diecisiete años cuando el 28 de Agosto de 1963 King proclamó frente al Lincoln Memorial lo siguiente:

"Tengo un sueño: que algún día en las rojas colinas de Georgia, los hijos de esclavos anteriores y los hijos de anteriores dueños de esclavos se sentarán juntos en la mesa de la hermandad… Tengo un sueño: que mis cuatro hijos pequeños algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter." Martin Luther King articuló y simbolizó un gran sueño - sueño aún no convertido en realidad.

Esta mañana quiero taladrar ese sueño, desmenuzarlo bajo la lente de la visión Bíblica completa y a gran escala del propósito de Dios para el mundo, y entonces como iglesia, hacer el llamado a ser parte consciente de él. La visión Bíblica es mayor, va más allá de la manera en que negros y blancos se relacionan. King sabía esto. Se refiere a personas de cada raza, cada lenguaje y cada tribu unidas con pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas.

Una de las formas de estudiar los propósitos de Dios que gobiernan la historia, es examinar el final que Dios describe en el libro de Apocalipsis. Dios dirige la historia hacia allá. A esto se refiere la historia. A esto se dirige Belén nuestra iglesia, la ciudad de Minneapolis, los Estados Unidos y todas las naciones del mundo. Aprenderemos nuestra razón de ser si estudiamos el objetivo de Dios en Apocalipsis.

En Apocalipsis 5:9, Juan nos dice por qué Jesús es digno de abrir el libro sobre el final de la historia de modo que las cosas se desarrollen de acuerdo al plan de Dios. Jesús es digno porque su muerte se relaciona con todas las razas y tribus de la tierra: "9Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. 10 Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra."

Todas las Razas Unidas

Jesús tiene el derecho de abrir el libro de la historia porque por su muerte rescató personas para Dios- para gloria y alabanza de Dios - de toda "tribu, lengua, pueblo y nación." En el diseño de Dios, la expiación es parte fundamental -la muerte de Jesús para rescatar a algunos de cada raza e idioma y unirlos en un solo "reino". Todos tendrán un rey. Es decir, todos vivirán con pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas. Esto es lo que unirá - la grandeza y supremacía de su solo y único Rey.

Y todos serán "sacerdotes", de toda raza y nación y lenguas. Esto es, adoradores de tiempo completo. Jesús murió para redimir súbditos para el Rey y adoradores para el Rey de toda raza y toda lengua.

Observemos esta visión cumplida en los versos 13-14,

"13Y a toda cosa creada que está en el cielo, sobre la tierra, debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. 14Y los cuatro seres vivientes decían: Amén. Y los ancianos se postraron y adoraron."

Para esto fue diseñada toda la creación, Apocalipsis 5:9 explica la razón por la que Cristo murió y es digno de llevar la creación a esta exaltación es que él rescató personas de toda tribu y toda lengua para alabar a Dios como sacerdotes, no para ser rebeldes castigados en el infierno.

 

De esto trata la historia. Para esto son las naciones. Para esto son las razas. Para esto son las lenguas. Este es el significado de todo lo creado: "porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El" (Colosenses 1:16) - y para el Padre que está sentado en el trono: "Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria para siempre" (Romanos 11:36). Este es el significado de la historia, de nuestra nación y de tu vida -final de gozo y salvación, o final de resentimiento y desespero.

La muerte de Cristo fue diseñada por Dios para unir las razas en la pasión por la supremacía de Cristo y de Dios el Padre. Cristo murió para redimirr adoradores de cada raza. Y cada lenguaje.

Ahora bien, la implicación es enorme en nuestra misión como iglesia. Por ejemplo, existen cerca de 6,528 lenguajes hablados en el mundo de hoy. (Base de Datos Ethnologue, Dic. 1992). Aún más, existen divisiones tribales y étnicas dentro de las lenguas. Cristo murió para rescatar personas de cada una. Por esta razón nuestra iglesia Belén es apasionada en enviar misiones a pueblos que no han sido alcanzados y por eso tenemos 2000 metas de oración para el año 2000.

Unidos en su Pasión por la Supremacía de Dios

Otra implicación del propósito de Dios en la muerte de Cristo es que los redimidos provenientes de toda raza estén unidos en su pasión por la supremacía de Dios. Han sido rescatados para ser sacerdotes y cantar a coro con la creación redimida "Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el dominio por los siglos de los siglos." Esto incluye negros y blancos, morenos, rojos y amarillos y cualquier otro tono de color.

Es inconcebible que creamos en el objetivo de Dios en la historia y el propósito de la muerte de su Hijo y que en la actualidad no nos preocupemos de armonía racial en esta ciudad y en la iglesia. Por esta razón la Declaración sobre Misiones de nuestra iglesia (1996) incluye Valores como "Determinación de ser abiertos a personas nuevas y evitar asociaciones exclusivistas (p. 4b #2), "Determinación de recibir en bienvenida a personas diferentes a nosotros por causa de Cristo" (p. 6b #12), "Ser más naturales, nativos, frente a la diversidad cultural metropolitana en que vivimos, tanto urbana como suburbana." (p. 6b #13).

También la Declaración incluye "Iniciativas Frescas" como la #3: "Contrario al creciente espíritu de indiferencia, alienación y hostilidad en nuestro país, abrazamos la supremacía del amor de Dios con el fin de dar nuevos pasos en lo personal y corporativamente hacia la reconciliación racial, expresada visiblemente en nuestra comunidad y en nuestra iglesia."

¿Qué hemos hecho? No lo suficiente. Siempre hay más. Y tenemos un largo camino que recorrer. Pero mencionaré algunos: 1) Muchos de nuestra iglesia han escogido vivir en vecindarios separatistas raciales para expresar con su presencia e interacción: "Queremos romper las barreras que se levantan y construyen segregación de facto [en hechos]; 2) muchos establecen amistades personales que cruzan barreras raciales y étnicas; 3) corporativamente disfrutamos la relación creciente con la iglesia Bautista Betesda al final de la calle y con la iglesia Laosiana de la Paz y valoramos la relación pastoral que se ha establecido entre todos; 4) y en particular, la clase internacional y el ministerio de Jim y Merry Backstrom han traído a la congregación un sabor internacional, multi-étnico que va en aumento; 5) han crecido esfuerzos para crear lazos de amistad con diferentes grupos étnicos residentes, como Somalíes y Etíopes, tales como la enseñanza de Inglés; 6) la adopción entre razas puede ser uno de los impulsos a largo plazo más significativos de la armonía racial y diversificación entre nosotros. Y existen también otros (por ejemplo, aprendices interculturales de Camerún, Myanmar, Irlanda del Norte) y, por supuesto, la misión extranjera completa cuyo objetivo es traer diversos pueblos al Rey Jesús.

Ese es el principio. Se puede hacer mucho más. Los invito a soñar juntos a qué debiera parecerse ese "más". Estamos mucho más interesados en relaciones a largo plazo que en eventos a corto plazo. Es relativamente fácil tener un gran evento de reconciliación. Es más difícil hacer un amigo de otra raza y simplemente disfrutar al pasar juntos el tiempo (como nos ha enseñado Tom Skinner) o unirse en una visión común.

¿Por qué Creó Dios Razas y Lenguas Diferentes?

Para continuar estímulos en esta visión que Dios tiene por una pasión unida por la supremacía de Dios en todas las cosas, permíteme referir varias razones por las que Dios ha diseñado así la historia. ¿Por qué ordenó Dios que hubiese diferentes razas y lenguas? He sugerido al menos cuatro razones Bíblicas al final del libro 'Que se Gocen las Naciones.' He aquí dos o tres:

  1. Hay mayor poder y profundidad en la alabanza hecha a Dios que proviene de unidad en la diversidad que de la simple uniformidad. El Salmo 96:3,4 dice, "3Contad su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos." ¿Por qué? "4porque grande es el Señor y muy digno de ser alabado". En otras palabras, las naciones son llamadas a participar porque la grandeza de la alabanza depende de ello. La alabanza a Dios es engrandecida, El así lo requiere. Y la unidad en la diversidad es mayor que la uniformidad.
  2. En un líder, fuerza, sabiduría y amor se magnifican en proporción a la diversidad de gente que él inspira a seguirle con gozo. En Romanos 15:18 Pablo dice, "Porque no me atreveré a hablar de nada sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de [las naciones], en palabra y en obra." Cristo está en el negocio de ganar seguidores - ganar obedientes adoradores de diversas naciones. Si él solo ganara personas de unas cuantas tribus y razas, su liderazgo no parecería necesidad y obligación universal. Pero si Cristo gana seguidores de toda tribu y lengua y pueblo y nación, entonces la gloria de su liderazgo se acercará más a la grandeza que en realidad es.
  3. Al unir a sus redimidos de todas las razas de la tierra, Dios socava el orgullo etnocéntrico y nos vuelve a la libre gracia donde damos a él toda gloria en lugar de pensar que hemos sido elegidos porque somos blancos o negros o asiáticos o lo que sea. Esto es lo que Pablo enfatiza en Hechos 17:26 cuando predicó a los orgullosos atenienses. Se jactaban sobre los otros pueblos de su superioridad porque nacían en suelo Ateniense y no tenían ancestros comunes con otros pueblos. Pablo les dice, "y de uno hizo todas las naciones del mundo para que habitaran sobre toda la faz de la tierra, habiendo determinado sus tiempos señalados y los límites de su habitación." En otras palabras, ustedes Atenienses, los Bárbaros y Judíos, los Romanos, todos provienen mediante diseño de Dios del mismo origen.

El punto en todo el discurso, este fin de semana que recordamos a Martin Luther King, es que su sueño fue hermoso. Pero parcial. Dios tiene el sueño y el propósito final para todas las naciones y toda raza y toda lengua. Unidos en pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas. Esa es nuestra pasión. Y te llamo a que desarrolles tu propio sueño personal, el sueño corporativo como iglesia, el sueño en nuestra ciudad y finalmente el sueño del reino, y que ores y actúes mediante la gracia de Dios para hacerlo realidad.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org