Ayunar por la seguridad de los pequeños

Santidad de la vida domingo

Entonces proclamé allí, junto al río Ahava, un ayuno para que nos humilláramos delante de nuestro Dios a fin de implorar de El un viaje feliz para nosotros, para nuestros pequeños y para todas nuestras posesiones. Porque tuve verguenza de pedir al rey tropas y hombres de a caballo para protegernos del enemigo en el camino, pues habíamos dicho al rey: La mano de nuestro Dios es propicia para con todos los que le buscan, mas su poder y su ira contra todos los que le abandonan. Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios acerca de esto, y El escuchó nuestra súplica.

Mi objetivo principal esta mañana no es el de repetir todas las razones que hemos dado a lo largo de los años, ya sea al predicar o al escribir, para defender la posición pro-vida. Hay razones bíblicas, razones médicas y científicas, razones filosóficas, razones legales y razones psicológicas. Pero me parece extraordinario que, a medida que pasan los años y el aniversario del caso Roe contra Wade1 se acerca, aparezcan nuevas acepciones de los planteamientos pro-vida, pues es obvia la maldad intrínseca al aborto, que se solicita incluso en el momento previo al parto.

Déjenme darles un ejemplo.

Un Ejemplo Actual

Hay un debate sobre la recolección de órganos de ciertos bebés discapacitados, a saber, aquéllos que son anencefálicos —al nacer carecen prácticamente de cerebro y no pueden hacer una vida normal, sino que por regla general mueren a los pocos días o semanas. Una persona dijo: “La calidad de vida de este bebé es tan baja que podría justificarse éticamente sacrificar y reducir en algunos días su vida para salvar la vida de otra persona."

Este tipo de razonamiento, pues, es ominoso para todos las personas discapacitadas o ancianas, que cada vez son más vulnerables ante aquéllos que dictaminan qué calidad de vida la sacraliza y la defiende de la terminación. Pero lo más importante para el planteamiento pro-vida es el razonamiento de la ACLU2 a favor de tomar órganos donantes (como el corazón) de bebés anencefálicos antes de que fallezcan de muerte natural.

Durante décadas, los defensores pro-vida han mantenido que no hay una diferencia moral significativa entre un bebé que está en el interior del útero y uno que está fuera de él durante las semanas anteriores y posteriores al parto. En otras palabras, es arbitrario hasta el extremo, desde el punto de vista del niño, decir que es un aborto legal matar a un niño que está dentro del útero pero que matar a un niño recién nacido es un homicidio ilegal. Este ha sido un argumento de peso para respetar a los niños que todavía no han nacido.

Ahora la ACLU ha tomado este argumento y prácticamente lo defiende, pero en un sentido totalmente contrario, es decir, para justificar el asesinato de ciertos bebés justo después del parto. El objetivo es mostrar que permitir la interrupción del embarazo justo antes del nacimiento no es compatible con la prohibición de interrumpir la vida de un niño anencefálico y usar sus órganos para salvar la vida de otro.

Estas son exactamente las palabras de su razón:

No hay absolutamente ningún cambio moral significativo en el feto entre los momentos inmediatamente anteriores y posteriores al nacimiento.

Dicho de otro modo: el argumento que ha usado durante años el movimiento pro-vida se ha reconocido, pero no se usa para proteger a los no nacidos, sino para eliminar la protección de los recién nacidos. Si no hay diferencia entre nacidos y no nacidos, y consentimos el aborto de los no nacidos, entonces también deberíamos permitir algunos asesinatos de nacidos en ciertos casos —así la ACLU.

Cómo Entra en Escena el Ayuno

En este punto en concreto entra en escena la intensa solemnidad del ayuno en la iglesia cristiana. Al menos así me gustaría introducirla para nosotros. Este tipo de razonamiento es realmente malévolo. Tomar una de las razones más obvias para no permitir el aborto y usarla como una justificación para el infanticidio es repugnante a nivel moral. Es otra prueba de que la industria del aborto está rodeada de una profunda oscuridad. Este tipo de razonamiento es la prueba de lo que Pablo llama la condena de Dios a su pueblo de una “mente reprobada” y oscura (Romanos 1:28).

Lo que quiero sugerir hoy es que seguramente la iglesia cristiana no ha usado todos los recursos espirituales de los que disponemos con el fin de superar dicha oscuridad. ¿Le hemos pedido a Dios mediante el ayuno que restablezca la razón y la luz, y por el bien de los pequeños? He de reconocer que yo, durante todos mis años de esfuerzos pro-vida, no he ayunado específicamente por la renovación moral y espiritual que requiere esta oscuridad.

No lo Malinterpreten

Creo en el amplio abanico de actividades no violentas de la causa pro-vida. Y en la situación actual quiero hacer un énfasis en no violentas. Esta batalla no se ganará con balas. Se ganará con sencillez, humildad y sacrificio. Se ganará cuando nos identifiquemos con el sufrimiento de los niños en lugar de con los abortistas en su matanza. Y esto también podría ser una petición de un nuevo modo de ayuno.

Creo que la educación es buena, y me emocioné con el magnífico suplemento de noticias “Es un Bebé, no Una Elección" que se envió a 900.000 hogares en octubre y noviembre del año pasado. Este es el tipo de actividad educativa que debe repetirse una y otra vez. Las palabras de Cristo tienen múltiples aplicaciones, “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

Creo que la acción política de las personas a favor de la vida es buena. Dios ordena que los gobiernos existan para proteger a su pueblo de la violencia (Romanos 13:3f). Para muchos de nosotros, ésta fue la cosa más significativa y gratificante de las elecciones del otoño pasado. Ni uno sólo de los Senadores, de los miembros de la Cámara, o de los gobernadores de aquel entonces, de cualquier parte del país, ya fuera republicano o demócrata, fue derrotado por un oponente pro-aborto. En comparación, aproximadamente 30 de los miembros del congreso que estaban a favor del aborto, fueron derrotados por defensores del derecho a la vida. Un dato del que no leí ni escuche nada en los medios informativos —otra muestra de oscuridad.

En cuarto lugar, creo en la crisis de cuidados del embarazo. Por esta razón decidimos poner un anuncio de CareNet3 en el boletín. El objetivo de este proyecto es la prevención a través de la compasión hacia las mujeres afligidas (Lucas 7:48-50). Hay miles de estos centros y grupos por todo el país. Las manos del pueblo de Dios están ahí, con alternativas al aborto tangibles y viables.

Y quinto, creo en la ayuda psicagogia paralela. Mujeres y mujeres que conocen la verdad en la undécima hora antes de su cita y son persuadidas para salvar a sus hijos y su conciencia. (Comproba con Pro-Life Action Ministries, 612-771-1500.)

En el Fondo el Asunto es Espiritual

Pero en el fondo, el asunto al que nos enfrentamos es espiritual —la oscuridad y perversión del corazón y la mente humanos. Lo que hoy sugiero es que consideremos seriamente la llamada al ayuno por el bien de los pequeños. Que busquemos al Señor ayunando por la renovación misericordiosa, poderosa, liberadora del espíritu humano, que haga despertar a la gente para que digan: "¿Cómo puedo utilizar la similitud entre el nacido y el no nacido para justificar la muerte de los nacidos y la desprotección de los no nacidos? No volveré a hacerlo. Y me dirigiré al Señor, Jesucristo, para que perdone mis pecados, y por una vida nueva."

La verdadera renovación del corazón se dirige a Jesús para el perdón de los pecados y para el regalo de la vida eterna y el poder de encaminarnos del modo que satisface a Dios. ¿No podría el grito de nuestros corazones ante tal despertar de conciencia y fe ser más completo, ferviente y fructífero mediante el ayuno? ¿No es eso lo que vemos en estos tiempos?

Lo que Sucedió el Día de Esdras

Saqué esta idea de la historia de Esdras, en Esdras 8:21-23. Permítanme ponerles en un contexto de formación de fe de modo que lo reciban con toda la fuerza con la que Esdras lo transmite.

Dios Reina y Mueve Imperios

Israel había sido exiliado. Habían estado allí durante décadas. Ahora había llegado el momento de su restablecimiento. Pero ¿cómo sucedería? Eran una diminuta, oculta minoría étnica en el enorme imperio persa. La respuesta es que Dios dirige los imperios. Y cuando a su pueblo le llega la hora de moverse, mueve imperios. De eso tratan los primeros ocho episodios del libro de Esdras.

Veamos primero Esdras 1:1-2

En el primer año de Ciro, rey de Persia, para que se cumpliera la palabra del SEÑOR por boca de Jeremías, el SEÑOR movió el espíritu de Ciro, rey de Persia, y éste hizo proclamar por todo su reino y también por escrito, diciendo: Así dice Ciro, rey de Persia: "El SEÑOR, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra, y El me ha designado para que le edifique una casa en Jerusalén, que está en Judá."

Dios había profetizado a través de Jeremías que el pueblo volvería a su propia tierra. Dios nunca deja sus designios al azar para que se cumplan a través de la mera voluntad humana. Él mismo actúa para cumplir las predicciones que hace. Por eso dice: "el SEÑOR movió el espíritu de Ciro." Pues ahí está la respuesta. Cuando Dios está preparado para hacer algo grandioso en el mundo, puede hacerlo ya sea mediante un rey persa, un profeta o un activista cristiano pro-vida. La clave está en la soberanía absoluta de Dios sobre los imperios del mundo.

Entonces sucede lo siguiente. Una primera oleada de refugiados volvió—unos 42.000 de ellos. Comenzaron a construir el templo. Pero sus enemigos en Judá se opusieron y escribieron al nuevo Emperador, Artaxerxes, diciéndole que una ciudad rebelde estaba siendo reconstruida (4:12). De modo que Artaxerxes detiene la obra del templo; parece que los planes de Dios han sido frustrados.

Pero el tenía un plan diferente y mejor —¡aprendamos que los duros años de dificultades de nuestra vida nos preparan para la bendición de Dios! En Esdras 5:1 Dios envía a dos profetas, Hageo y Zacarías, que animan al pueblo a retomar la construcción. Los enemigos usan la misma táctica. Escriben una carta a Darío, el nuevo emperador. Pero fracasan y vemos por qué Dios permitió el cese temporal de la construcción.

Darío investiga los archivos del imperio y encuentra el decreto original de Ciro que autoriza la construcción del templo. En Esdras 6:7-8, escribe una respuesta con las sorprendentes noticias—sin importar lo que pudieran preguntar o pensar. Dice a los enemigos de Judá,

No impidáis esta obra de la casa de Dios, y que el gobernador de los judíos y los ancianos de los judíos reedifiquen esta casa de Dios en su lugar. Además, este es mi decreto en cuanto a lo que habéis de hacer por estos ancianos de Judá en la reedificación de esta casa de Dios: del tesoro real de los tributos del otro lado del río se han de pagar todos los gastos a este pueblo, y esto sin demora.

¡Qué revés!¡Qué magnífico Dios! Aunque parecía que los enemigos habían triunfado, Dios simplemente estaba haciendo las cosas a su debido tiempo de modo que los enemigos no sólo se oponían al templo ¡sino que también pagaron por él! Esdras 6:22 "El SEÑOR había vuelto hacia ellos el corazón del rey de Asiria para animarlos en la obra de la casa de Dios, el Dios de Israel." Dios gobierna los corazones de emperadores y reyes y presidentes y senadores y representantes del congreso—incluso los de aquellos que no creen.

No juzgues al Señor con razón débil
sino, confía en Él por su gracia,
tras la providencia severa
se oculta una cara sonriente.

¡Aquí estan muchas lecciónes para nosotros! ¿Creen que el desafortunado año 1994 en Belén no tenía un importante propósito salvador? ¡No si nuestro Dios es el Dios de Esdras! ¿Creen que la elección de un presidente a favor del aborto hace dos años no tiene un importante propósito de corrección aún mayor y más impresionante que lo que cualquiera de nosotros puede imaginar?¡¿Es nuestro Dios el Dios de Esdras?!

Entonces Esdras entra en escena si retrocedemos al reino de Artaxerxes. El rey envía a Esdras y a una compañía de vuelta a Jerusalén. Según Esdras 7:6, el Rey Ataxerxes le da todo lo que pide para el viaje. ¿Y por qué haría eso el rey que detuvo la construcción del templo? Esdras nos da la respuesta en 7:27. Dice: "Bendito sea el Señor, el Dios de nuestros padres, que puso tal cosa en el corazón del rey." Fue Dios quién lo hizo.

Se lo hizo a Ciro (1:1); se lo hizo a Darío (6:22); y se lo hizo a Ataxerxes (7:27). “El corazón del rey es una corriente en manos del Señor; Él lo dirige hacia donde quiere” (Proverbios 21:1). Dios gobierna el mundo. Gobierna la historia. No podemos entender la infinita sabiduría de sus decisiones (Romanos 11:34-35). A nosotros nos corresponde confiar y con alegría obedecerle y adorarlo fielmente.

El Ayuno de Esdras

Lo que enlaza con lo que hizo Esdras cuando abandonó la cautividad de camino a Jerusalén. No aceptó un escolta del ejército para poder demostrarle a Artaxerxes el poder y fidelidad al proteger a su compañía. En lugar de la ayuda del rey buscó la ayuda de Dios, y la buscó mediante el ayuno. Esdras 8:21-23:

Entonces proclamé allí, junto al río Ahava, un ayuno para que nos humilláramos delante de nuestro Dios a fin de implorar de El un viaje feliz para nosotros, para nuestros pequeños y para todas nuestras posesiones. Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropas y hombres de a caballo para protegernos del enemigo en el camino, pues habíamos dicho al rey: La mano de nuestro Dios es propicia para con todos los que le buscan, mas su poder y su ira contra todos los que le abandonan. Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios acerca de esto, y El escuchó nuestra súplica.

En el versículo 21 el ayuno es un gesto de humildad—esta es el sentido de la total dependencia que tenemos de Dios. “Entonces proclamé allí, junto al río Ahava, un ayuno para que nos humilláramos.” Y créanme, somos totalmente dependientes de Dios si las mentes oscuras van a despertar a la luz de la vida en la batalla por la santificación de aquélla. El razonamiento es crucial. Pero a no ser que Dios el soberano entre en la mente y el corazón (como les sucedió a Ciro, Darío y Artaxerxes), el mejor de los razonamientos será acaparado y tergiversado, como vimos al principio.

Y el versículo 23, el ayuno es una expresión de la búsqueda de Dios con importancia de vida o muerte. “Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto.”

El resultado está al final del versículo 23: “El escuchó nuestra súplica.” Y ellos y sus pequeños llegaron a salvo a sus hogares.

Les invito a que me acompañen a buscar al Señor en cuanto al lugar que ocupa el ayuno en esta salida de la oscuridad que devora a nuestro estado y a nuestra nación con respecto al asunto del aborto. Puede que el Señor esté haciendo un llamamiento a la iglesia para que ayune, no solamente en pos de un magnífico despertar en general en nuestra tierra, sino también llamándonos a ayunar específicamente por el bien de los pequeños. Si le preguntas, Él te dirá como.


1 El caso Roe contra Wade es el nombre del caso judicial por el cual la Corte Suprema de Justicia de EE.UU reconoció (por fallo dividido) el derecho al Aborto en los Estados Unidos de América. (N del T) (extraído de www.wikipedia.org)

2 American Civil Liberties Union, (Unión Americana por las Libertades Civiles). Es la organización sin ánimo de lucro más grande de Estados Unidos. Su misión principal es "defender y preservar los derechos individuales y las libertades garantizadas a cada persona en este país por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos".(N del T)(Sitio web de la American Civil Liberties Union) (extraído de www.wikipedia.org)

3 CareNet es una red nacional de centros que ofrecen asesoramiento a largo plazo para mujeres con embarazos no planificados, siguiendo una filosofía pro-vida. (N del T)

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org