El propósito de Dios para la historia: la gloria de su misericordia

** Romanos 11:28-32**

En cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección de Dios, son amados por causa de los padres; 29 porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables. 30 Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos, 31así también ahora éstos han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos ahora les sea mostrada misericordia. 32 Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para mostrar misericordia a todos.

Hoy nos estamos viendo los detalles finales del cuerpo de Romanos 11. Quedan otros dos fines de semanas antes del Domingo de Ramos. Mi plan es terminar nuestra exposición del último párrafo, Romanos 11:33-36, en esos dos fines de semana, y luego cambiar nuestro enfoque hacia mensajes relacionados con la Semana Santa, mientras enfatizamos la muerte y resurrección de Jesús.

Romanos 11:30-32 es el resumen de la idea central de este capítulo, es decir: que Dios ha diseñado y orientado la historia (tanto en su desobediencia como en su obediencia) para que al final, ella muestre más plenamente la fiabilidad de sus promesas y la magnificencia de su misericordia, a fin de prevenir el orgullo humano y producir una adoración pura y ardiente. Versículo 29: "porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables”. En otras palabras, los dones y llamamientos por los cuales él da cumplimiento a sus planes en la historia, son infalibles. Dios diseña y orienta irrevocablemente la historia.

El Señor de la historia

Él es el Señor de la historia en su sentido más absoluto. Como dice el Salmo 67:4: "porque tú juzgarás a los pueblos con equidad, y guiarás a las naciones en la tierra”. Dios guía a las naciones. Las naciones de la tierra, con todos sus billones de decisiones de cada día, no son soberanas y no son guiadas por el azar. Son "guiadas". Son "orientadas". Daniel 2:21: "El es quien cambia los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes". Daniel 4:35: "Y todos los habitantes de la tierra son considerados como nada, mas El actúa conforme a su voluntad en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra; nadie puede detener su mano, ni decirle: “¿Qué has hecho?”". Isaías 46:9-10: "yo soy Dios, y no hay otro; yo soy Dios, y no hay ninguno como yo, que declaro el fin desde el principio y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: “Mi propósito será establecido, y todo lo que quiero realizaré”".

El impactante diseño de la historia

Así que Romanos 11:30-32 resume el propósito de Dios en la historia, de la manera más sorprendente y chocante, a fin maximizar la demostración de su misericordia y para callar la boca de toda jactancia humana. Digo "impactante" y "sorprendente", aunque podría haber dicho "insondable" e "inescrutable"; porque esas son las palabras que Pablo utiliza en el siguiente versículo (33), donde muestra su propia reacción a su enseñanza: "¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos!". Así que si piensa que lo que veremos en los versículos 30-32 hará estallar su mente y le sorprenderá y será inescrutable e insondable, entonces tiene razón. Y el apóstol Pablo sabía lo que estaba haciendo: estaba llevándonos más hacia arriba y más hacia adentro (tan lejos como podríamos llegar) hacia el gobierno absoluto y el diseño supremo y el propósito de Dios para su creación. El impacto es intencional. Así lo demuestra el versículo 33. De modo que considero que uno de mis deberes expositivos como pastor es lograr que Dios impacte, y no es simplemente minimizar el impacto.

Permítanme hacer una pausa aquí para decir que este tipo de verdad, esta impactante visión de la realidad suprema, es realmente importante para nuestra vida diaria, si es que usted la va a ver y sentir como realmente es. Tome como ejemplo el sexo. Este otoño, Desiring God va a impartir una conferencia (Dios mediante) sobre el tema "El Sexo y la Supremacía de Cristo". Esta es nuestra tesis: Una de las razones fundamentales por las que el mundo y la iglesia están flotando en lujuria y pornografía (por hombres y mujeres- el 30% de la pornografía en internet es visitada ahora por mujeres), por fornicación, adulterio, masturbación, exhibicionismo, homosexualidad, bestialidad, violaciones, e insinuaciones en todos los medios; una de las razones por las cuales estamos flotando en todo esto, es que nuestras vidas están desconectadas, intelectual y emocionalmente de una grandeza infinita, que impacte el alma.

Dentro y fuera de la iglesia vamos a la deriva en un mar de trivialidades, banalidades, menudencias, y atolondramiento. La televisión es trivial. La radio es trivial. La conversación es trivial. La educación es trivial. Los libros cristianos son triviales. Los estilos de adoración son triviales. Es inevitable que el corazón humano, que fue creado para ser impactado con un temor aterrador y jovial, y por una paz en un Dios infinitamente intocable, abrazando a Dios, es inevitable que un corazón así, arrastrado en el penetrante y borroso aburrimiento del entretenimiento banal, busque el mejor estremecimiento que puede dar la vida: el sexo.

La cura más profunda para nuestras lastimosas adicciones no tiene que ver con alguna estrategia mental, y creo en ellas, y tengo mis propias estrategias. La cura más profunda es ser impactados emocional e intelectualmente por el carácter infinito, eterno, inmutable, soberano, santo, por la ira, la justicia, la sabiduría, la verdad, y por la misericordia de Dios. Y el sexo es solamente uno de los cientos de problemas diarios que usted enfrenta, que abrumarán y envilecerán su vida si no ha tenido este tipo de encuentro con el Dios viviente.

Por esa razón es que Romanos 11:30-32 es tan importante para usted. Oro para que Dios le dé la capacidad de ser espiritualmente conmovido. Haré todo lo que pueda en los próximos tres mensajes para ayudar a que esto ocurra, pues eso es lo que ocurre aquí a Pablo, y él está tratando de que tengamos la misma experiencia. Pero esta es, en su sentido más supremo, la obra de Dios, no mía.

Las cuatro etapas del diseño de Dios en la historia

Medite en las cuatro etapas del diseño de Dios en la historia. Le digo de antemano qué son y su orden, para que las pueda ver más fácilmente y pensar en ellas más claramente.

1) El tiempo de la desobediencia de los gentiles--el tiempo cuando Dios dejó que las naciones fueran por sus propios caminos y se hundieran más y más en el pecado, mientras Dios, pacientemente, escribía un libro de lecciones para las naciones en la historia de Israel, mientras les daba la Ley y los Escritos y los Profetas.

2) El tiempo de la desobediencia de los judíos--el tiempo en que rechazaron a su Mesías, Jesucristo, y Dios los entregó a dureza.

3) El tiempo de misericordia mostrada a millones de gentiles mediante la expansión del evangelio a todas las naciones y el llamado de un pueblo de Dios redimido -una plenitud de los gentiles.

4) El tiempo de la misericordia sobre Israel donde Dios culmina su plan redentor y quita el endurecimiento y salva a la nación de Israel con una conversión en masa a Cristo.

Esas son las cuatro etapas mencionadas aquí. Leámoslas ahora y veamos la relación que tienen entre sí y la naturaleza de cada etapa que Pablo resume en el versículo 32: "Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para mostrar misericordia a todos”.

Versículo 30: "Pues así como vosotros [gentiles] en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos. . ." Entonces aquí, en un solo versículo se mencionan tres de las cuatro etapas.

Etapa uno: el tiempo de la desobediencia de los gentiles

Primero: "vosotros [gentiles] en otro tiempo fuisteis desobedientes". Deténgase y medite por un momento en este asunto. Aquí Pablo tiene en mente lo mismo que mencionó en Hechos 14:16 donde dijo: "el cual en las generaciones pasadas permitió que todas las naciones siguieran sus propios caminos”. De hecho, hay pistas de que Dios tuvo en mente cierta cantidad de pecados (o desobediencias) que le serían permitidas a las naciones para acumular delante de él antes de que él trajera juicio y misericordia. Por ejemplo, en Génesis 15:13 leemos: "Y Dios dijo a Abram: Ten por cierto que tus descendientes serán extranjeros en una tierra que no es suya, donde serán esclavizados y oprimidos cuatrocientos años. . . . 16 Y en la cuarta generación ellos regresarán acá, porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la iniquidad de los amorreos”. Dios no solo permitió que las naciones fueran por sus propios caminos acumulando pecado, sino que tenía cantidades y límites en mente. Tenía planes en relación a cuánto pecado toleraría en diferentes casos. (Probablemente hoy ocurre de la misma forma).

De modo que Pablo, en la primera parte de Romanos 11:30, está llevando nuestra atención hacia las generaciones anteriores cuando Dios permitió a las naciones escoger el camino que querían, llenando la medida de sus pecados, y madurando para juicio y misericordia. Pero note algo importante. Pablo no está pensando individualísticamente. No está detallando a todos los gentiles. Está pensando corporativamente. Está pensando en el mundo gentil como un todo, no en todos los individuos dentro de él. Una evidencia está en la forma en que muchos individuos gentiles se volvieron de su desobediencia en el Antiguo Testamento y se arrepintieron y fueron salvados. Allí estaba Melquisedec en Génesis 14. Y allí estaban los ninivitas que se arrepintieron cuando Jonás les predicó. Pablo no quiere decir que no había obediencia entre los gentiles durante esta primera etapa. Simplemente quiere decir: en general, fue un período de incredulidad y desobediencia: Dios les dejó continuar en sus caminos. O, como dice Romanos 1:28: "Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen". Esa es la primera etapa.

Etapa dos: el tiempo de la desobediencia judía

Continúe leyendo en el versículo 30: "Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos". Antes de enfocarnos en la misericordia que Dios muestra a los gentiles después de este largo período de su desobediencia, note que esa misericordia viene "por razón de la desobediencia de ellos [de los judíos]". Así que la segunda etapa en el diseño de Dios, es la desobediencia de los judíos.

Esta fue el rechazo de Jesús por el pueblo judío. La desobediencia decisiva de Israel fue su rechazo a adorar a Jesucristo. Sabemos que esta es la idea que Pablo quiere transmitir porque esta es la desobediencia que resultó en misericordia para los gentiles. Jesús dijo, cuando mataron al hijo en la parábola de los labradores malvados: "Por eso os digo que el reino de Dios os será quitado y será dado a una nación que produzca sus frutos" (Mateo 21:43). "Por eso", dice, significa "por razón del" rechazo que ustedes hicieron al hijo, el reino pasará a los gentiles que obedecen. Ese es el significado aquí en las palabras "por razón de la" (en el versículo 30b): "pero ahora [gentiles] se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos".

Dios planeó estas dos etapas de desobediencia por un propósito

Comencemos ahora a rebuscar en la verdad que se muestra explícitamente en los siguientes dos versículos: Estos dos períodos de desobediencia (el primero por los gentiles y el segundo por los judíos) fueron planeados por Dios. Versículo 32: "Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para mostrar misericordia a todos”. Cuando dice que "ha encerrado a todos en desobediencia" no se refiere a cada persona individual. Se está refiriendo a estas dos primeras etapas de la historia redentora: Los gentiles, como un todo, desobedecieron en su período de desobediencia, y los judíos, como un todo, desobedecieron (están desobedeciendo) en su período de desobediencia. Dios, dice Pablo en el versículo 32, los "encerró" para desobediencia.

Y lo expresa aun con más claridad al decir claramente que fue una acción llena de propósito. Dios lo hizo por una razón. El versículo 32 dice que fue una acción llena de propósito: "Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para [con el propósito de] mostrar misericordia a todos”. Dios planeó estas temporadas de desobediencia con un propósito: hacer que la misericordia fuera más manifiesta. Y el versículo 31 dice que fue había propósito en esta acción de Dios: "así también ahora éstos han sido desobedientes, para que [con el propósito de que] por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos ahora les sea mostrada misericordia". Nuevamente, la misericordia tiene un propósito de parte de Dios y el propósito es mostrar misericordia.

Así que debemos decir dos cosas acerca de estas dos primeras etapas de desobediencia en la historia redentora de Dios. Una es que están diseñadas, no son accidentales. No fueron una sorpresa para Dios. Y no obligan a Dios a hacer cosas que no planeó. Están ocurriendo "para que" la misericordia pueda abundar y pueda ser más plenamente mostrada. También hay que decir, sobre estos dos períodos, que Pablo no está tratando a los judíos y a los gentiles como individuos, sino como un todo. No todos los gentiles fueron desobedientes en el período de la desobediencia gentil. Y no todos los judíos son desobedientes en el período de la desobediencia judía. Esto es importante, fundamentalmente, porque si no lo ve así, entonces el versículo 32 le enseñaría universalismo (que todos los individuos serán salvos), lo cual no es cierto.

Tercera etapa: el tiempo de misericordia para la plenitud de los gentiles

Ahora la tercera etapa en la historia redentora de Dios. De vuelta al versículo 30: "Pues así como vosotros [gentiles] en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero [aquí está] ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos". La tercera etapa en el plan de Dios es cuando los gentiles reciben misericordia (los gentiles como un todo). Esto ocurre "por razón de" la desobediencia de los judíos (segunda etapa), como dice el versículo 30b. Se refiere al que Dios está enviando el evangelio a las naciones durante una etapa en que el endurecimiento está sobre Israel. (v. 25). Se refiere a la "plenitud de los gentiles" (v. 25) que está llegando durante esta era de evangelización mundial.

Dios no planificó que la gran comisión ocurriera hasta después de la desobediencia de Israel. Esperó hasta que se hubo cumplido 2000 años de interacción suya con Israel y se hubo completado la escritura del Antiguo Testamento y la llegada y muerte y resurrección del Mesías en ese trasfondo de la ley, para que su misericordia fuera más completamente comprensible a las naciones mientras se esparcía el evangelio. Dios tiene sus razones, y son infinitamente sabias para poner la Gran Comisión de misericordia a los gentiles, solo después de 2000 años de historia con Israel. Así que la tercera etapa es la misericordia a los gentiles mediante la predicación del evangelio sobre la base del registro de los tratos de Dios con Israel durante 2000 años.

Cuarta etapa: el tiempo de misericordia para todo Israel

Finalmente, en el versículo 31 vemos la cuarta etapa: "así también ahora éstos [los judíos] han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros [esa es la tercera etapa], también a ellos ahora les sea mostrada misericordia [esa es la cuarta etapa]". La cuarta etapa es que los judíos recibirán misericordia cuando sea completado el número de los gentiles. Cuando la misericordia rescatadora para las naciones se haya completado, entonces la misma misericordia eliminará el endurecimiento y "todo Israel" recibirá al Mesías, y el pueblo, como un todo, será salvo.

Y note las palabras exactas del versículo 31 para que pueda ver cuán extraña es la salvación de Israel. "así también ahora éstos [los judíos] han sido desobedientes, para que. . ." ¿Cuál es el propósito? Es su propia salvación ¡MEDIANTE la salvación de los gentiles! "[Los judíos] han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos ahora les sea mostrada misericordia". En otras palabras, Dios planeó que Israel viniera a su experiencia más plena de la misericordia solo mediante la misericordia mostrada a los gentiles. ¿Por qué?

¿Y por qué planeó que los gentiles, después de haber sido salvados por la desobediencia judía, se convirtieran en un medio para la salvación judía?

¿Por qué Dios planificó así la historia?

La respuesta es que el propósito de Dios en la historia es callar la boca del orgullo humano, y exaltar la grandeza de su misericordia absolutamente gratuita. Los judíos tienden a jactarse delante de los gentiles, así que Dios los humilló haciendo que su desobediencia fuera un medio para la salvación de los gentiles. Y más, los humilló haciendo que la salvación de los judíos fuera el fruto de la salvación de los gentiles. Por la misericordia mostrada a los gentiles, los judíos reciben misericordia. Se acabó la jactancia de los judíos.

¿Y qué podemos decir de nosotros los gentiles? Tendemos a jactarnos delante de las ramas desgajadas de Israel, y argumentar, jactándonos, que su desobediencia fue para nuestra misericordia. Cierto. Pero entonces Dios calla nuestras bocas: al hacer que nuestra misericordia sea un medio para la salvación de ellos y que nuestra salvación sea un escalón para la salvación de ellos. Y se acabó toda la jactancia de los gentiles.

Reciban su misericordia

¿Y qué queda cuando toda jactancia es excluida?

Misericordia sobre todos, es decir, misericordia sobre una gran plenitud de gentiles y sobre una gran plenitud de Israel. Misericordia, absolutamente gratuita, del tipo que excluye toda auto-dependencia y auto-exaltación. Como dice Romanos 9:16: "Así que no depende del que quiere ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia”.

¡Impáctese, sorpréndase, maravíllese! Diga que estos caminos son inescrutables. Diga que estos caminos y que este Dios son misteriosos. Pero no los insulte con una adoración banal, tonta, trivial. Si solo puede quedar sorprendido y temblar, entonces permanezca sorprendido y tiemble. Pero lo mejor de todo: reciba misericordia. Ese es su gran propósito en la historia, que todas las naciones glorifiquen a Dios por su misericordia (Romanos 15:9). Recíbala.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org