Mi nombre es Dios Todopoderoso

Éxodo 5:22-6:8

Entonces se volvió Moisés al SEÑOR, y dijo: "Oh Señor, ¿por qué has hecho mal a este pueblo? ¿Por qué me enviaste? Pues desde que vine a Faraón a hablar en tu nombre, él ha hecho mal a este pueblo, y tú no has hecho nada por librar a tu pueblo". Respondió el SEÑOR a Moisés: Ahora verás lo que haré a Faraón; porque por la fuerza los dejará ir; y por la fuerza los echará de su tierra.
Continuó hablando Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy el SEÑOR; y me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Todopoderoso, mas por mi nombre, SEÑOR, no me di a conocer a ellos. También establecí mi alianza con ellos, de darles la tierra de Caná, la tierra donde vivieron como peregrinos. Y además, he oído el gemido de los hijos de Israel, porque los egipcios los tienen esclavizados, y me he acordado de mi alianza. Por tanto, di a los hijos de Israel: "Yo soy el SEÑOR, y os sacaré de debajo de las cargas de los egipcios, y os libraré de su esclavitud, y os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes. Y os tomaré por pueblo mío, y yo seré vuestro Dios; y sabréis que yo soy el SEÑOR vuestro Dios, que os sacó de debajo de las cargas de los egipcios. Y os traeré a la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob, y os la daré por heredad. Yo soy el SEÑOR."

Esta mañana me gustaría ayudaros a creer de todo corazón que La omnipotencia de Dios significa reverencia, retribución y refugio para el pueblo de su alianza.

Si pertenecéis a ese pueblo de la alianza, oro por vosotros para que este mensaje:

  • Profundice vuestro sentimiento de reverencia hacia Dios
  • Incremente vuestra confianza en que todos los enemigos de la justicia serán debidamente retribuidos por Dios (¡la venganza pertenece a Dios, no a nosotros!)
  • Os anime a descansar en el refugio del poder protector de Dios en tiempos de angustia.

Si vosotros no pertenecéis al pueblo de la alianza de Dios, mi oración por vosotros es que cuando hayais escuchado algunos de los beneficios de pertenecer a un Dios omnipotente, os inclineis y aceptéis las condiciones de su alianza, es decir, la fe obediente en Cristo Jesús.

El Contexto de Éxodo 5-6

Para empezar, analicemos el contexto de los capítulos 5 y 6 del Éxodo. Moisés y Aarón han acatado el mandato de Dios de ir a Egipto a pedir al faraón que deje partir al pueblo de Israel. Pero el faraón responde en 5:2 (LBLA): “¿Quién es el SEÑOR para que yo escuche su voz y deje ir a Israel? No conozco al SEÑOR, y además, no dejaré ir a Israel”.

En vez de dejar salir a los israelitas, empeora su situación, al exigirles que produzcan la misma cantidad de ladrillos que antes, pero sin darles la paja necesaria para fabricarlos, que por tanto debían conseguir ellos mismos.

Por ello, los capataces de las cuadrillas de trabajadores israelitas se dirigieron a Moisés y a Aarón, y les acusaron de poner una espada en la mano del faraón para que les matase (5:21). Moisés a su vez clama a Dios en 5:22 diciendo: "Oh Señor, ¿por qué has hecho mal a este pueblo? ¿Por qué me enviaste? Pues desde que vine a Faraón a hablar en tu nombre, él ha hecho mal a este pueblo, y tú no has hecho nada por librar a tu pueblo".

Dios le respondió en Éxodo 6:1: "Ahora verás lo que haré a Faraón; porque por la fuerza los dejará ir; y por la fuerza los echará de su tierra".

Una Lección de Pasada

Con relación a esto me gustaría haceros ver de pasada una lección importante. Cuando Dios está a punto de aportar una experiencia feliz a vuestras vidas, a menudo permite que vaya precedida por una gran aflicción. Las condiciones de la esclavitud en Egipto empeoraron justo antes del gran día de la liberación. Existen buenas razones por las qué Dios hace las cosas de esta forma, pero esto lo dejaremos para otro mensaje. Sólo quería que vierais esto de pasada, de modo que si esta mañana os sentís desanimados, os aferréis a Dios hasta que Él extienda su "poderosa mano".

¿Por qué Dios Recuerda a Moisés los Nombres de Dios?

Ahora bien, en Éxodo 6:2-8, Dios da a Moisés la confianza que necesita para creer que Él tiene la capacidad y la intención de liberar a su pueblo de las manos del faraón. En primer lugar, recuerda a Moisés el nombre que le reveló antes, en Éxodo 3:14. Versículo 2: ¡Yo soy YAHWEH! Versículo 6: ¡Yo soy YAHWEH! Versículo 8: ¡Yo soy YAHWEH! En otras palabras, recuerda que YO SOY EL QUE SOY. No he dejado de ser Dios porque el insignificante faraón refunfuñe y proteste por vuestra orden. YO SOY EL QUE SOY. Yo no cambio. Seréis liberados.

Luego, en el versículo 3, Dios le recuerda a Moisés otro nombre. Él le dice: "y me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como DIOS TODOPODEROSO, mas por mi nombre, YAHWEH, no me di a conocer a ellos" ¿Por qué le dice Dios esto a Moisés? ¿Cómo animan estas palabras a Moisés para que crea que la liberación prometida por Dios está a punto de realizarse?

Parece que el punto de vista de Dios era algo como: "El nombre de YAHWEH es un nombre más grande que el nombre de DIOS TODOPODEROSO. Yo no he revelado el pleno significado de mi nombre YAHWEH a Abraham. Sólo recientemente os he dado a conocer el significado de mi nombre YAHWEH. Se trata de un privilegio especial que vuestros antepasados nunca tuvieron. Pero mirad cual fue el nombre que les revele a ellos: ¡DIOS TODOPODEROSO! A la vista de un nombre como ese deberían haber tenido plena confianza en mí. ¿Cuánta más, entonces, debéis tener vosotros, ya que se os ha dado la revelación más plena de mi carácter en el nombre de YAHWEH!" Si Israel aprendió la primera lección, que su Dios es Dios Todopoderoso, entonces seguramente ahora, tras haber aprendido la segunda lección, es decir, que Dios es YO SOY EL QUE SOY, serán tanto más valientes.

Luego, en el versículo 4, Dios le recuerda a Moisés que lo que hizo por Abraham como DIOS TODOPODEROSO fue establecer una alianza con su pueblo para darles la tierra de Caná. En otras palabras, Dios dice: "Si como Dios Todopoderoso hice un pacto solemne con vuestros padres para darles la tierra prometida, entonces ¿cuánto más, ahora que me conocéis como YAHWEH, podéis confiar en que voy a liberar a este pueblo, y a cumplir con la alianza prometida llevándolos a la tierra de Caná!" Los nombres de DIOS TODOPODEROSO y YAHWEH — YO SOY EL QUE SOY — deberían dar a Moisés toda la seguridad que necesita para seguir adelante con la misión que Dios le ha encomendado en Egipto.

Hoy quiero que centremos nuestra atención en el nombre DIOS TODOPODEROSO. ¿Qué significa? El término DIOS TODOPODEROSO proviene del hebreo "El Shaddai", pero existen muchas opiniones contradictorias entre los eruditos sobre el significado de la palabra Shaddai. Mi opinión personal es que la traducción TODOPODEROSO sí capta la esencia de esta palabra. Las palabras en Job 37:23 me llevan a esta conclusión: "El TODOPODEROSO; no le podemos alcanzar; El es grande en poder." Es posible que haya otros aspectos en el significado de El Shaddai, pero el la idea de poder parece central.

Tres Cosas que la Omnipotencia de Dios Implica Acerca de Dios

El nombre TODOPODEROSO implica que Dios tiene todo el poder que necesita para actuar según su voluntad. Esta imagen de Dios, se confirma una y otra vez en las Escrituras, y nosotros lo llamamos la omnipotencia de Dios. Omnipotente y todopoderoso significa prácticamente lo mismo. En particular, hay tres supuestos sobre Dios implícitos en la omnipotencia divina.

1. A Él no se le Puede Impedir que Logre Sus Propósitos

En primer lugar, la omnipotencia divina implica que a Dios no se le puede impedir que haga lo que se propone hacer. Daniel 4:35 (LBLA) dice: "El [Altísimo] actúa conforme a su voluntad en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra; nadie puede detener su mano”. Si Dios ha decidido con todo su corazón hacer una cosa, no existe ninguna fuerza en todo el universo que pueda detenerlo

2. Él Hace lo que le Plazca

En segundo lugar, la omnipotencia de Dios implica que él hace lo que le plazca. El Salmo 115:3 (LBLA) dice: “Nuestro Dios está en los cielos, el hace lo que le place." En Isaías 46:9-10 Dios dice: «Yo soy Dios y no hay ninguno como yo... Yo digo: “Mi propósito será establecido, y todo lo que quiero realizaré” ». DIOS TODOPODEROSO no es como nosotros. Él puede hacer lo que le plazca. En última instancia será la voluntad de Dios la que determine lo que Él llevará a cabo y lo que no. Esto es lo que significa ser todopoderoso u omnipotente.

3. Su Poder es Superior a Cualquier Otro Poder

En tercer lugar, la omnipotencia de Dios implica que su poder es superior a cualquier otro poder. Durante los Juegos Olímpicos un movimiento de la cámara me enseñó algo acerca de la grandeza de Dios. Las ceremonias de apertura y cierre fueron emocionantes para la mayoría de las personas que las vieron. La magnitud de la multitud, los fuegos artificiales y la música fueron una experiencia de grandeza y esplendor única e irrepetible.

Los que lo vimos en televisión pudimos sentir un poco de aquella emoción, cuando la cámara estaba a una altura tal que podía hacer una toma completa de todo el coliseo. Pero entonces sucedió algo extraño. La cámara, situada en un helicóptero, siguió alejándose hacia el cielo, y la imagen del coliseo se hacía cada vez más pequeña hasta que fue sólo un punto borroso en la tierra.

Mientras observaba esto me llenaba de alegría ante la grandeza de Dios. Me dije a mí mismo: "Mira lo emocionados que estamos con un coliseo lleno de color y sonido, cómo nos quedamos asombrados, la forma en que gritamos y aplaudimos, y nos entusiasmamos con todo este esplendor. Pero míralo de nuevo desde la perspectiva de Dios. En comparación con su poder y esplendor, es solo un punto borroso en la tierra”.

Dios nos hace una pequeña demostración de su fuerza y esplendor todas las mañanas, cuando hace salir el sol sobre el horizonte— ¡un sol cuyo diámetro es de 1,392 millones de kilómetros, es 1,3 millones de veces más pesado que la Tierra y tiene una corona que arde a una temperatura de un millón de grados centígrados! Cada mañana nos trae una ceremonia de apertura que nos emociona y nos muestra el poder y la gloria de Dios, y que alimentan nuestra esperanza de entrar algún día en un reino donde todas las maravillas que nos han servido de inspiración en este pequeño mundo sean como puntos borrosos en comparación con la magnificencia de las eternas ceremonias de clausura de Dios.

Y todas las noches Dios monta un pequeño espectáculo de su majestad en el cielo, cuando las constelaciones de Perseo, Andrómeda, Hércules, Orión, Leo el león y Draco el dragón se exhiben en la galaxia local a 100.000 años luz de aquí.

"Un día transmite el mensaje al otro día, y una noche a la otra noche revela sabiduría", para hacernos ver de forma inequívoca, que el poder de Dios es infinito. Nada de lo que os ha asombrado alguna vez se puede comparar con él. ¡Él es DIOS TODOPODEROSO! Nada puede detener su mano. Él todo lo hace según su voluntad. Él es el Alfarero y el universo es su arcilla.

El Nombre de Dios Todopoderoso, Significa Tres Cosas Para Nosotros

Eso es lo que la omnipotencia de Dios implica sobre Él mismo. Ahora quiero centrarme en lo que el nombre de DIOS TODOPODEROSO significa para nosotros. Os lo resumí al comienzo del artículo: La omnipotencia de Dios significa reverencia, retribución y refugio para el pueblo de su alianza. Así que ahora vamos a analizar estas promesas una por una.

1. Reverencia

En primer lugar, la omnipotencia de Dios significa reverencia. En Job 40:2 (LBLA) el Señor dijo a Job: "¿Podrá el que censura contender con el Todopoderoso?" El hecho de que Dios es todopoderoso significa que no podemos contender con él. Es posible que nos deje perplejos y que nosotros podamos humildemente cuestionarle para que nos ayude a entender, pero no podemos acusarlo. No podemos acusar a nuestro Hacedor. Cuando lo intentamos, es como si situáramos a un tribunal de apelaciones o a nosotros mismos, por encima de Dios, y eso es un pecado terrible contra la divinidad de Dios. Como dice San Pablo: "¿Dirá acaso el objeto modelado al que lo modela: Por qué me hiciste así? ¿O no tiene el alfarero derecho sobre el barro de hacer con ella lo que le plazca?" (Romanos 9:20-21).

Sin embargo, la reverencia es una emoción extraña para los seres humanos caídos. La mayoría de la gente no tiene ninguna experiencia de reverencia. En todo lugar que considere a Dios como un amigo o compañero, o como un abuelo o la droga religiosa de los incultos, Él no puede ser reverenciado. Hay muchos sentimientos que podéis tener por un Dios pequeño, pero la reverencia no es uno de ellos.

Isaías dice: "Al SEÑOR de los ejércitos... Sea El vuestro temor, y sea El vuestro terror. “(8:13) La reverencia es la combinación de admiración y temor, el sobrecogimiento y pavor, asombro y terror. Es un sentimiento que fuimos creados para experimentar. Y cuando no lo tenemos, intentamos reemplazarlo creando películas y yéndonos de vacaciones. Deseamos ser deslumbrados. Anhelamos un terror amable y un pavor alegre. Y la única manera de experimentar estas emociones es conociendo al Señor como DIOS TODOPODEROSO, el omnipotente.

2. Retribución

En segundo lugar, la omnipotencia de Dios significa una retribución, una retribución de ira que se abatirá sobre aquellos que no creen en el evangelio de nuestro Señor Jesucristo (2 Tesalonicenses 1:8). Juan describe en el libro del Apocalipsis una escena de un caballo blanco montado por un jinete de nombre Fiel y Verdadero. Sus ojos son una llama de fuego, vestido con un manto empapado en sangre, y el nombre por el que se le conoce es el Verbo de Dios. Los ejércitos del cielo van tras él. "De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios TODOPODEROSO" (Apocalipsis 19:15).

Si Dios es todopoderoso, una cosa es segura: quien se oponga a Él fallará. Durante un tiempo podrá parecer que los arrogantes y los incrédulos prosperarán. Pero, como nos muestra el Salmo 73, se llega a un rápido final: "Ciertamente tú los pones en lugares resbaladizos; los arrojas a la destrucción. ¡Cómo son destruidos en un momento! Son totalmente consumidos por terrores repentinos ". Es una absoluto disparate y una locura desobedecer al Todopoderoso. No se le puede engañar, disuadir o derrotar. Y ha establecido un día en el que su hijo habrá de pisar el lagar del vino del furor de su ira, porque él es DIOS TODOPODEROSO.

3. Refugio

En tercer lugar, la omnipotencia de Dios significa refugio. El contrario de la retribución para quienes han rechazado los términos del tratado de Dios es el refugio para aquellos que lo han aceptado. Salmo 91:1-2 (LBLA): "El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del OMNIPOTENTE. Diré yo al SEÑOR: Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío".

¿Acaso sabéis lo que significa decir: "Mi Dios, que me ama y se entregó a sí mismo por mí causa, es todopoderoso"? Significa que si tomáis vuestro lugar bajo la sombra del OMNIPOTENTE, estaréis protegidos por la omnipotencia. Hay seguridad infinita e interminable en la omnipotencia de Dios.

La Sombra del Omnipotente

Elizabeth Elliot no cometió un error cuando, en el año 1958, le dio el título de SOMBRA DEL OMNIPOTENTE a "la vida y el testimonio" de su marido Jim Elliot, quien junto con otros cuatro misioneros fue asesinado el 8 de enero de 1956 al intentar evangelizar a los indios Aucas. En 1949, cuando Jim Elliot era un estudiante universitario, escribió las palabras que se han convertido en el lema de muchos de nuestros jóvenes en Bethlehem: "No es necio aquel que da lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder."

La muerte de Jim Elliot y de sus cuatro amigos se ha considerado en todo el mundo como una tragedia de pesadilla. Pero Elizabeth Elliot escribió, "El mundo no ha reconocido la verdad contenida en la segunda parte del credo de Jim Elliot: "No es necio aquel que da lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder”. Elizabeth le dio a su libro el título LA SOMBRA DEL OMNIPOTENTE por el Salmo 91:1, porque estaba profundamente convencida de que el refugio del pueblo de Dios no es una protección contra el sufrimiento y la muerte, sino contra la derrota final y definitiva. El que salva la vida, la perderá, pero quien pierda la vida por el evangelio, la salvará, porque el Señor es DIOS TODOPODEROSO.

Dios no hizo uso de su omnipotencia para liberar a Jesús de la cruz, ni lo usará para liberarnos de las aflicciones. Si tenemos la fe, la perseverancia y el coraje de Jim Elliott, podremos decir como el apóstol Pablo: "Por causa tuya somos puestos a muerte todo el día; somos considerados como ovejas para el matadero. Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios [–¡el todopoderoso Dios!–] que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Gozo, Libertad, Poder y Obediencia

La omnipotencia de Dios significa refugio eterno e inamovible en la gloria eterna de Dios, pase lo que pase en esta tierra. Y esa confianza es el poder de la obediencia absoluta a la llamada de Dios. ¿Hay algo más liberador, más emocionante, o más fortalecedor que la verdad de que DIOS TODOPODEROSO es vuestro refugio durante todo el día, todos los días, ¡en todas las experiencias habituales y extraordinarias de la vida!? Sólo os sucederá aquello que Él considera bueno para vosotros. ¡Y después os recibirá en la gloria!

Si creyesemos esto, si realmente dejáramos que esta verdad de la omnipotencia de Dios se apoderase de nosotros, ¡qué gran cambio experimentaríamos en nuestra vida personal y en nuestro ministerio como iglesia! ¡Cuán humildes y poderosos seríamos para los propósitos de salvación de Dios! Pablo habla de "la extraordinaria grandeza del poder de Dios en nosotros los que creemos”. Arthur Mathews describe el secreto de uno de los renacimientos religiosos en el norte de la India con estas palabras: Fue debido a "las tres renovadas voluntades humanas vinculadas por la fe como si estuviesen agarrados con garfios de acero a la omnipotente voluntad de Dios... anhelando, rogando, llorando y padeciendo por la Iglesia en la India y las miríadas de almas perdidas. "

La omnipotencia de Dios significa refugio para el pueblo de Dios. Y cuando realmente creáis que vuestro refugio es la omnipotencia de DIOS TODOPODEROSO, experimentareis una alegría, una libertad y un poder que se desborda en una vida de obediencia absoluta a Cristo Jesús.

La omnipotencia de Dios significa reverencia, retribución y refugio para el pueblo de su alianza. Os invito a aceptar los términos de su alianza de gracia: dejar el pecado y confiar en el Señor Jesucristo, y la omnipotencia de DIOS TODOPODEROSO será la reverencia de vuestra alma, la retribución de vuestros enemigos, y el refugio de vuestra vida para siempre.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org