El peligro de ser meramente humano

1 Corintios 3:1-4

Este es uno de esos textos que con la misma verdad ofrecen una esperanza llena de compasión y una advertencia fuerte en mente. La esperanza está especialmente dirigida a los luchadores serios en la fe; y la advertencia está especialmente dirigida a los que van a la deriva por la vida negligentemente. Y ambas están dirigidas a la persona allá afuera, mirando adentro, preguntando cómo será confiar en Cristo y convertirse en cristiano. Oro para que usted escuche el mensaje de esta mañana de acuerdo con la verdad y de acuerdo con su necesidad.

La principal preocupación de Pablo en estos capítulos es deshacer el orgullo que causa vanagloria y división. En el capítulo 1 es muy duro al hablar del orgullo de la sabiduría humana.

Pero luego para evitar malentendidos, Pablo dice en 2:6 que él imparte un tipo de sabiduría, una que viene de Dios. La semana pasada vimos que las únicas personas que la recibirán son las espirituales (2:15). Para las personas naturales es una tontería (2:14).

Corrigiendo una Simplificación Exagerada

Ahora Pablo sabe que ha presentado un cuadro de la Cristiandad demasiado simplificado. Ha hablado únicamente de dos tipos de personas. Las personas naturales son aquellas que perecen de acuerdo con 1:18—"Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden" y las personas espirituales son las "maduras" de 2:6—"Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez."

El problema con este contraste entre la persona natural y la persona espiritual es que ignora a las personas que no están en ninguna de estas categorías. Habla en términos que son todo blanco o todo negro—natural, sin el Espíritu en absoluto, o espiritual, en el sentido de ser maduros (2:6).

De manera que en 3:1–4 Pablo continua haciendo algunas distinciones. Él distingue entre los cristianos que son espirituales en el sentido de madurez y cristianos que son "carnales." ¿Por qué?

Creo que quiere proteger a cierta tipo de personas de caer en desesperación y proteger a otras personas de la presunción. El texto es esperanzador para el luchador espiritual y es una advertencia para el que va a la deriva.

Miremos juntos el texto para ver en qué categoría estamos.

Tres Categorías de Personas: Cuatro Comentarios

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

En otras palabras, acabo de hablar en 2:6 sobre las "maduras" que pueden manejar toda la sabiduría que enseño. Y los he llamado "personas espirituales" en el verso 15 y dije que eran capaces de valorar las cosas espirituales. Pero ahora debo decir que ustedes no estaban en esa categoría. No pude hablarles como a espirituales. Para ustedes tengo una nueva palabra, "carnales", no puedo llamarlos "maduros" (2:6); no puedo llamarlos espirituales. Debo llamarlos niños en Cristo.

De manera que el término "niños en Cristo" en 3:1 contrasta con "maduros" en 2:6. Y el término "carnales” en 3:1 contrasta con "la persona espiritual" en 2:15.

Ahora tenemos tres categorías de personas.

  1. En primer lugar está la "persona natural" en 2:14—la persona que no tiene vida espiritual y no puede reconocer nada convincente en el evangelio.
  2. En segundo lugar está la "persona espiritual" en 2:15 o persona "madura" en 2:6—la persona que está tan profundamente controlada por el Espíritu Santo que es capaz de recibir y valorar cualquier nivel de verdad bíblica.
  3. En tercer lugar, hay un grupo de personas intermedias a las que Pablo no llama ni espirituales ni naturales, sino "carnales" o "niños en Cristo."

Ahora lo que debemos hacer esta mañana principalmente es tratar de comprender qué es lo que motiva a este grupo, cómo Dios los ve, si somos uno de ellos y qué podemos hacer al respecto.

A continuación hay cuatro cosas que podemos decir sobre este grupo.

1. Llamados Niños

En los primeros días de Corinto Pablo tuvo que dirigirse a ellos como a niños en Cristo. No afirma rotundamente que son niños en Cristo ni que lo fueron. Simplemente dice que esa es la manera en que se dirigió a ellos. Les dio el beneficio de la duda.

Había signos de vida espiritual en esos primeros días. En 1:6 Pablo dice que "el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en ellos." En otras palabras, cuando Pablo predicó sobre Cristo ellos creyeron (1:21) y clamaron al Señor por salvación (1:2). De manera que Pablo les habló en esos primeros días como a gente que estaba "en Cristo."

Que significa esto. La respuesta completa se encuentra en 1:30. Pablo dice que Dios ha actuado para poner a estos creyentes "en Cristo"—"Él es la fuente de sus vidas en Cristo Jesús." Lo que esto quiere decir es que Dios los envuelve en Cristo y Cristo mismo se convierte para ellos en todo lo que necesitan para ser aceptados por Dios. "Nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención." De manera que estar "en Cristo" es el mayor privilegio en el universo. Es el lugar más seguro y pacífico que existe. No quiere decir que todavía somos perfectos en nuestra naturaleza moral. Quiere decir que Dios es totalmente para nosotros y la manera en que actúa con nosotros demuestra el amor de un Padre, sin importar cuán duro sea.

2. Llamados Carnales

Pero aunque los trata como si estuvieran "en Cristo" Pablo los llama "carnales" (3:1). ¿Qué significa esto?

Significa, antes que nada, que un caminar espiritual profundo con Dios generalmente no sucede inmediatamente después de la conversión. Cuando el Espíritu Santo invade el territorio enemigo de nuestra vida y establece a Jesús Cristo como Rey en la capital de nuestro corazón, su estrategia para conquistar las fuerzas rebeldes de la carne que mantienen su combate guerrillero es diferente en cada persona. Puede ser rápido o lento. Las operaciones de limpieza de Dios son muy extrañas.

La Vida del Cristiano es una Guerra

Una forma de describir lo que sucede cuando una persona se convierte es que el Espíritu Santo lanza una bomba atómica en el Nagasaki-Hiroshima, el centro neurálgico de nuestra carne. Esto es lo que pienso que Pablo quiere decir en Gálatas 5:24 "Pero los que son de Cristo han crucificado la carne." El golpe decisivo contra el enemigo de nuestras vidas ha sido lanzado. La victoria está ahora asegurada.

Pero el sometimiento de las fuerzas rebeldes de la carne, y todos los insurgentes del pecado puede durar toda la vida. Es por eso que Pablo dice en Gálatas 5:13 algo que parece contradecir a lo que dijo sobre la carne que es crucificada en Gálatas 5:24. Él dice: "Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne". De manera que en cierto sentido la carne es crucificada, sin embargo, debemos cuidarnos de ella.

Estén vigilantes en su guerra espiritual. No se codeen con las fuerzas derrotadas de la carne. ¡Vean la victoria de Cristo! ¡Vean el poder atómico del Espíritu Santo! Y purguen todas las áreas de su cuerpo y alma de todas las tropas guerrilleras de la carne.

Justificación y Santificación

Otra manera de describir lo que significa que los Corintios pueden estar "en Cristo" y aun ser "carnales" es ésta: la Justificación precede y apoya a la santificación. Somos aceptados por Dios y colocados bajo el amparo de la justicia de Cristo antes de que ganemos total victoria sobre nuestra vieja naturaleza. Podemos ser considerados justos antes de ser justos. Compartimos la justificación de Cristo antes de volvernos completamente como Cristo.

Es por esto que dije al comenzar que este texto es una palabra de esperanza para los luchadores fervientes. Si no hubiera lugar en Cristo para los principiantes, los luchadores y los que tropiezan, entonces la mayoría de nosotros nos hubiéramos dado por vencidos hace mucho tiempo con desesperación. Nadie nace maduro. El ser niño viene antes que ser adulto.

3. Alimentados con Leche, No Con Alimento Sólido

Lo siguiente que debemos notar sobre los Corintios es que no podían comer alimento sólido sino únicamente leche. Versículo 2: "Os di a beber leche, no alimento sólido, porque todavía no podíais recibirlo. En verdad, ni aun ahora podéis." ¿Qué quiere decir Pablo con leche y alimento sólido? ¿Y qué es lo que a los Corintios aun les falta que los hace incapaces de digerir alimento sólido?

La Humildad como el Órgano de Digestión

El versículo 3 nos da la clave de estas respuestas. Dice "Porque todavía sois carnales. Pues habiendo celos y contiendas entre vosotros, ¿no sois carnales y andáis como hombres?" En otras palabras la evidencia de ser carnal, o estar aun en la etapa infantil, son los celos y las contiendas. Es la misma vieja orgullo en los hombres: "¡Yo soy de Pablo!" "¡Yo soy de Apolos!"

¿Así es que, qué es lo que a una persona la hace incapaz de digerir alimento sólido? Es el orgullo. O para ponerlo en positivo, el órgano que digiere apropiadamente el alimento sólido es la humildad. Mientras una persona esté influenciada por un espíritu de auto-exaltación, no será capaz de digerir alimento sólido. La garganta del orgullo es demasiado estrecha e inflexible para permitir el paso del alimento sólido.

¿Qué es la Leche?

De manera que, ¿qué es el alimento sólido y qué es la leche? La leche es una enseñanza diseñada únicamente para lograr que un pecador orgullo comience a caminar por el sendero de la humildad y la esperanza. Hay algo en la palabra de la cruz que puede entrar en los esófagos duros y angostos de la confianza en si mismo, trayendo una esperanza que da vida y humildad sin hacer que una persona se atore hasta morir. No es que la leche del evangelio salve a todos. "Porque la palabra de la cruz es necedad para los que se pierden" (1:18). La garganta de las personas espirituales puede estar tan hinchada con el orgullo y confianza en si mismo que incluso se pueden atorar con la leche.

De manera que la leche es una enseñanza que está diseñada únicamente para lograr que un pecador orgulloso comience a caminar por el sendero de la humildad y la esperanza, principalmente, la palabra de la cruz, el mensaje de Cristo crucificado.

¿Qué es el Alimento Sólido?

¿Entonces qué es el alimento sólido? Noten que no es algo que requiere más intelecto para comprender. Sino que requiere menos celos y contiendas, menos orgullo y auto-afirmación. El alimento sólido no es para gente inteligente. Es para gente humilde—gente que ha dejado de seguir los placeres de la confianza en si mismo, de la auto-exaltación y auto-determinación—gente que ahora solo quiere gloriarse en el Señor y darle toda la gloria por todo lo bueno que hay en el mundo y en sus vidas.

Si me pidieran un ejemplo de un alimento sólido, haría la siguiente relación. Diría que noten en 1 Corintios 2:10 donde Pablo describe la fuente de la sabiduría que él enseña. Versículo 10b: "porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios." Luego conectaría esto con el versículo 6 en donde dice que él imparte esta sabiduría entre las personas maduras, es decir, los que no son niños. De manera que esta sabiduría, las profundidades de la mente de Dios, son el alimento sólido que los niños no pueden digerir, pero los maduros si pueden. Luego los llevaría al único sitio donde Pablo une estas dos palabras, la sabiduría de Dios y las profundidades de Dios, esto es, en la doxología al final de Romanos 9–11 (Romanos 11:33), "¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios!" Y les respondería: Un ejemplo de alimento sólido es Romanos 9–11.

Estas son las doctrinas que con mayor dificultad pasan por una garganta que está acostumbrada a los celos y a la contienda. Si queremos alimentar a los nuevos Cristianos con esto, tendremos que triturarlas y ponerlas en la leche. Esto es exactamente lo que Pablo ha hecho en 1 Corintios 1–2, y lo que yo he tratado de hacer en mi propio imperfecto eco del mensaje de Pablo.

Bueno, hemos visto que los Corintios no eran personas espirituales y no eran personas naturales. Eran niños en Cristo, pero eran carnales, es decir, estaban muy influenciados por la vieja naturaleza del orgullo y por eso se vanagloriaban en los hombres, eran celosos y había contiendas entre ellos.

4. En Riesgo de Continuar en Esta Condición

Lo último que podemos decir sobre ellos es que continúan peligrosamente en esta condición infantil.

Pablo no está molesto de que comiencen como niños, sino de que no hayan crecido. Noten la última frase del versículo 2: "Ni aun ahora podéis." Incluso ahora no están listos para recibir alimento sólido.

De hecho, lo que hace que una palabra de esperanza en este texto se convierta en una palabra de seria advertencia es este cambio del verbo en pasado al verbo en presente. Todo hasta esta última frase en el versículo 2 está en tiempo pasado. "No pude hablaros como a espirituales... Os di a beber leche... No podíais recibirlo...” Esta no es una terrible acusación. Ellos eran cristianos nuevos en esos primeros días.

Pero aquí viene la mala noticia, la noticia peligrosa. "Ni aun ahora podéis, (v. 3) porque todavía sois carnales." Pero luego vienen las palabras más serias de todas al final del versículo 3 y del versículo 4. Literalmente: "¿no andáis como hombres? Porque cuando uno dice: Yo soy de Pablo, y otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois (¡simplemente!) hombres?"

No dice que eso es lo que están haciendo. Lo plantea como una pregunta. ¿Podría ser que la razón por la cual no han progresado más allá de esos primeros días es que realmente no son diferentes de los hombres naturales ordinarios? Él no quiere creer esto. Y no los trata como si lo fueran. Les da el beneficio de la duda. ¡Pero el aviso se sonaba! No progresar en la madurez Cristiana es peligroso.

Cuatro Amonestaciones Finales

  1. De manera que la primera de mis amonestaciones para concluir es, no vayan a la deriva por la vida cristiana. La corriente de la carne y del mundo siempre se llevará a quienes van a la deriva hacia la cascada de la destrucción.
  2. Seamos como Pablo y esperemos ver lo mejor de Dios en la gente. No seamos prontos al descartar a un luchador, sino más bien midamos qué tipo de alimento será mejor para ayudarlo a crecer.
  3. Pero no restemos importancia a la continua inmadurez. Podría ser un signo de que nunca hubo una verdadera vida espiritual y el que se profesa cristiano es solo un hombre natural después de todo. Esta es una decisión que muy raramente tomaremos nosotros. Pero es nuestra responsabilidad advertir al que va descuidadamente a la deriva, como dice Pedro, a hacer su llamado y elección seguros, confiando en Cristo AHORA y siguiéndolo en obediencia y fe.
  4. Finalmente, si nunca ha confiado en Cristo, todo esto puede resultar muy alentador al saber que Él es muy paciente con los principiantes. Uno de ellos, que lo conoció muy bien (Mateo) dijo, "No quebrará la caña cascada, ni apagará la mecha que humea, hasta que lleve a la victoria la justicia. Y en su nombre pondrán las naciones su esperanza."

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org