El gozoso propósito de Dios

Durante muchos años el Señor ha estado cargando cada vez más al personal pastoral con la urgencia del evangelismo local. Una y otra vez surge, como un ardiente prioridad para Bethlehem, la necesidad de hablar a las personas sobre Dios y el pecado, Jesús y la fe.

La urgencia del evangelismo

No importa en qué parte de su compromiso cristiano usted se enfoque, la Biblia le guía desde ése enfoque hacia la urgencia del evangelismo. Por ejemplo:

  • Si nos enfocamos en el cristianismo como una vida de amor, la Biblia nos muestra que ése amor es vacío si estamos dispuestos a hacer obras agradables para las personas pero no les decimos cómo escapar del infierno y alcanzar gozo eterno con Dios (Lucas 10:27).

  • O, si nos enfocamos en el cristianismo como obediencia a los mandatos de Dios, la Biblia nos muestra rápidamente que Dios nos mandó a hacer discípulos y rescatar a los que perecen (Mateo 28:10-20; comparar Santiago 1:22 con 5:20).

  • O, si nos enfocamos en el cristianismo como una vida de gozo y plenitud, la Biblia dice con claridad que es más bienaventurado dar que recibir (Hechos 20:35), y que quienes guiemos a Cristo serán nuestro gozo y esperanza y corona de gloria (1ra a los Tesalonicenses 2:19).

  • O, si nos enfocamos en el cristianismo como el modo de llenar la tierra con la gloria de Dios, la Biblia nos muestra rápidamente que Dios es glorificado cuando llevamos mucho fruto (Juan 15:8), y que la incredulidad es la raíz de todo lo que deshonra a Dios (Romanos 14:23).

  • O, si nos enfocamos en el cristianismo como una fuerza de cambio social y justicia, la Biblia nos muestra que, sin la gracia salvadora, el corazón humano y la sociedad se hundirán cada vez más hacia el pecado y la inmoralidad y la decadencia (Romanos 1:16-32).

  • O, si pensamos en el cristianismo como una demostración del poder del reino, la Biblia nos muestra que el evangelio es poder de Dios para salvación (Romanos 1:16), y que la gran demostración del poder del reino ocurre cuando el lazo de Satanás sobre los incrédulos es quebrantado mediante el poder del Espíritu Santo en fe salvadora (Marcos 3:27; Colosenses 1:13).

En otras palabras, no importa en qué nos enfoquemos como el significado y propósito del cristianismo, el evangelismo sale, inevitablemente y con urgencia, a la superficie. Dios nos ha mostrado cada vez mas que no hay un cristianismo auténtico que no sienta la urgencia del evangelismo. Y Bethlehem no será una iglesia fiel, obediente, a menos que haya un anhelo y un esfuerzo entre nosotros de hablar a las personas incrédulas alrededor nuestro sobre Dios y el pecado, Cristo y la fe, en la esperanza de que el Espíritu Santo usará nuestras palabras para traer a las personas a la fe en Jesús y al gozo y salvación eternos.

Una de nuestras respuestas a esta urgencia

Una de nuestras respuestas a esta creciente sensación de urgencia (¡no es la única respuesta!) es el desarrollo del folleto que usted tiene en sus manos, llamado "La búsqueda del gozo", y de esta serie de mensajes basado en cada uno de los puntos importantes en ese folleto. Imprimimos 5000 y están disponibles para usted si Dios le guía a usarlos en su propio esfuerzo para hablar a las personas sobre el significado de su fe.

Permítanme enfatizar, desde el principio, que dar a conocer a Cristo y alcanzar a las personas para que confíen Él y le sigan es una empresa tan variada como las personas involucradas, y tan rica y profunda como la verdad de Cristo mismo. Hay muchos modos de dar a conocer a Cristo, como hay muchos modos de describir Su gloria y de obedecer Su enseñanza.

Creemos que nuestro trabajo como líderes en la iglesia no es presionar a las los creyentes para que tengan el mismo molde con relación a cómo hablar a las personas sobre Cristo, sino inspirarles a hablar y darles fundamentos bíblicos y posibilidades para que las consideren. Éso es lo que nos proponemos en este folleto y esta serie de mensajes.

¿Cómo se nos ocurrió? El libro Desiring God es un intento de capturar en escrito la visión de Dios y la vida cristiana que guía e impulsa al liderazgo de esta iglesia. No sé si Dios usará el libro extensivamente para la conversión de incrédulos. Dan Chalmers sí nos dijo en Missions, en la parroquia de un sacerdote católico nominal en Manila quien fue convertido al estudiar el libro.

Pero probablemente el libro asume demasiado para ser efectivo en los incrédulos. Así que algunos comenzaron a hacerme la pregunta: ¿pudiéramos desarrollar un folleto suficientemente básico para los incrédulos, pero aún así fundamentado en la visión de Dios que atesoramos en Bethlehem y que además fuera preparado por Desiring God? Éso es lo que hemos tratado de hacer en el folleto: "La búsqueda del gozo".

El propósito de estos mensajes

Mi propósito en esta serie de mensajes es desplegar ante nosotros las seis verdades bíblicas del folleto, explicar por qué las consideramos tan importantes y, mientras tanto, mostrar cómo funcionan para aclarar el evangelio cristiano en nuestros días. Mi oración es que Dios utilice los mensajes para fortalecerles en su comprensión de la naturaleza de Dios y del pecado y de la obra de Cristo y del significado de la fe salvadora. ¡Dios-pecado-Cristo-fe! Éso es lo que debe explicarse a las personas.

¿Cómo es Dios? ¿Cuál es el significado y consecuencia del pecado? ¿Qué logró Cristo al morir? ¿Y qué es fe? El modo en que usted responda esas preguntas hace una tremenda diferencia en el modo en que usted comparte su fe, ésa ES su fe. Cientos de personas han llegado a ver estas preguntas en modos refrescantes y emocionantes en Bethlehem, y espero que lo que hace que Dios sea emocionante para tantos de nosotros en Bethlehem saldrá a la luz en este folleto y en sus vidas a medida que crezcan en el conocimiento y gracia de Dios.

Una mirada al folleto "La búsqueda del gozo"

Mirémoslo juntos.

*Algo que tenemos en común con todas las personas *

La portada está pensada con la idea de establecer un interés honesto y común que existe, creemos, entre nosotros y cada persona que encontraremos alguna vez ("La búsqueda del gozo: Seis verdades bíblicas"). Nosotros, y ellos, queremos ser felices. Quizás están buscando en la senda rápida mientras nosotros buscamos en la senda estrecha, pero no creo que haya alguna duda seria de que todos queremos ser felices (o use la palabra que usted quiera usar: gozo, satisfacción, realización, placer). Incluso quienes parecen inclinados a arruinar sus vidas están tratando de minimizar el dolor en las cosas que hacen. Tenemos algo en común con todos los que nos encontremos.

*Una encantadora tensión *

En el primer panel interior hacemos una pregunta para llamar la atención y para comenzar a establecer un puente entre Dios y el deseo de gozo de las personas. "¿Sabía usted que Dios nos manda a ser felices?" La pregunta es incómoda. Para la mayoría de las personas hoy ser felices no es algo que encaje bien con recibir una orden de hacer algo. Y sin embargo la pregunta es encantadora porque la mayoría de las personas nunca ha escuchado a alguien decir esto antes sobre Dios.

No hay escape para la tensión que se crea: Dios es una autoridad, y a las personas no les gusta la autoridad. Pero Dios usa Su autoridad para mandarnos a ser felices, y a las personas les gusta la felicidad. Ésa es la tensión. Solo el Espíritu Santo puede vencerla y hacer que las personas estén dispuestas a encontrar su felicidad en un Dios que tiene autoridad absoluta sobre sus vidas. Ésa es nuestra meta.

La evidencia bíblica del mandamiento bíblico a ser feliz es el Salmo 37:4 (al final del panel): "Pon tu delicia en el Señor, y El te dará las peticiones de tu corazón". Y, por supuesto, hay docenas de otros lugares en la Biblia donde se nos manda a regocijarnos en el Señor y a alegrarnos o a cantar por gozo o a contentarnos.

*La Esencia del Evangelio *

Entonces, al final del panel frontal hay tres oraciones por las que estoy dispuesto a morir. No son simple retórica. No son simples adornos verbales. Son la esencia del evangelio bíblico. Son la liberación de la tensión entre la sorprendente autoridad de Dios y nuestro deseo de felicidad. Estas tres oraciones son un resumen de todo el libro, Desiring God. Son las oraciones que deben ser explicadas al compartir el evangelio.

La mejor noticia en el mundo es que necesariamente no hay un conflicto entre nuestra felicidad y la santidad de Dios. Confiar en Dios en todas las cosas le da honor a Él y nos trae felicidad a nosotros. El propósito de Dios de ser glorificado y nuestro anhelo de ser satisfechos son logrados juntos.

Señalamos, desde el mismo principio, que el mensaje cristiano no tiene que ver solo con nuestra felicidad, también tiene que ver con la santidad de Dios. No es solo acerca de nuestra felicidad, sino acerca del honor de Dios. No solo tiene que ver con nuestra pasión de ser satisfechos, también tiene que ver con el propósito de Dios de ser glorificado.

Estas tres oraciones dicen con claridad que usted no podrá mostrar con claridad el evangelio si las personas no conocen sobre la santidad y el honor y la gloria de Dios. Pero estas oraciones también muestran con claridad que hay un modo (¡hay un modo!) para que Dios sea Dios, grande y glorioso y santo y honorable, y para que yo sea feliz. La felicidad del hombre no es enfatizada a expensas de la grandeza de Dios. Y la grandeza de Dios no es enfatizada a expensas de la felicidad del hombre. Hay un modo (¡hay un modo!), para que Dios sea glorificado y para que yo sea satisfecho, juntos para siempre.

El Camino hacia el gozo pleno e interminable

Como dice el Salmo 16:11 (al final del panel), "[Dios] Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre". Esto es lo que buscan las personas: plenitud de gozo y deleites para siempre. Pleno e interminable. Pleno e interminable.

El evangelio que tenemos que compartir es que hay un modo de conocer este gozo, pero solo si estamos dispuestos y anhelamos que Dios sea Dios (que Dios sea glorificado por encima de todas las cosas).

Y ésto nos lleva a las seis verdades que nos dan el fundamento bíblico para que Dios sea glorificado y nosotros seamos satisfechos, juntos.

Verdad #1: Dios nos creó para Su gloria

Ahora, ¿por qué comenzamos aquí?

*1. "No alcanzar la gloria de Dios" *

Prácticamente todas las presentaciones del evangelio citan, eventualmente, a Romanos 3:23: "por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios". Pero casi ninguna presentación del evangelio establece un fundamento para comprender qué significa no alcanzar la gloria de Dios. Si usted comienza con el compromiso de Dios con Su gloria, no tiene ese problema.

*2. Restaurando el lugar central de la gloria de Dios *

La gloria de Dios, Su grandeza, excelencia, poder, y belleza, y sabiduría, y bondad, y dignidad, y perfección (¡usted debería tomar tiempo para descubrir esta palabra: gloria!), la gloria de Dios es central en la revelación de Dios. Pablo, a menudo, pudo asumir ése hecho entre los judíos cuando predicaba el evangelio, pues ellos conocían el Antiguo Testamento. Hoy no podemos asumirlo así.

Es por eso que los sermones del evangelio en el libro de Hechos no lucen como este folleto. Pero compare lo que Pablo enfatizó en su sermón a los griegos en Hechos 17. Pablo enfatiza la libertad gloriosa y soberana de Dios, antes de comenzar siquiera a hablar de la obra de Cristo (vea el versículo 25: "[Dios] ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas").

Tenemos que restaurar la posición central de Dios en el universo antes de que se pueda comprender la obra de Cristo. No podemos simplemente apelar a la auto-centralidad de las personas, y esperar que el evangelio se mantenga puro.

*3. Descubriendo por qué existimos *

La tercera razón para comenzar con la declaración de que Dios nos creó para Su gloria es mostrar a las personas que descubrir por qué existen es un buen modo de hallar la plenitud y la felicidad. Si las personas creen que hay un Dios Creador (o lo aceptaran por el bien del argumento), quizá verán entonces que si nuestros propósitos en la vida son diferentes a los propósitos de Quien nos creó y gobierna el mundo, entonces estamos en una calle sin final.

Suponga que camina hacia la casa de una persona que acaba de llegar a los Estados Unidos proveniente de una parte muy primitiva del mundo, y nota que tiene un cazuela en la chimenea y que está rezongando. Dice: "No funciona". Y usted pregunta: "¿Qué no funciona?" "El receptor de agua. No funciona. Hay un orificio justo arriba en el techo y está abierto para dejar que la lluvia entre, pero no funciona". Usted diría a esa persona, "Eso no es un receptor de agua. Es una chimenea. Ahí usted quema la leña y el orificio es para que el humo salga de la casa. Esta hecho para mantenerle caliente, no para colectar agua".

Todos pueden darse cuenta de que cuando se sabe para qué es algo, puede obtenerse el máximo beneficio de ello. Así es con la vida. Si sabemos para qué fuimos creados, hay mucha más esperanza de obtener el mayor beneficio posible de la vida.

Ésas son las razones para comenzar con la Verdad #1: DIOS NOS CREÓ PARA SU GLORIA Y por éso añadimos la breve palabra de interpretación:

El gozo profundo y duradero proviene de ser aquello para lo que fuimos creados. Y fuimos creados para ser reflejos de la gloria de Dios, para llenar la Tierra con la luz de Su belleza y reflejarla a otros.

Una palabra de aplicación personal

En dos semanas seguiré desde aquí mismo, porque hay mucho más que decir sobre esta verdad fundacional. Pero permítanme terminar con una palabra de aplicación personal. En Isaías 43:7 Dios dice que creó al hombre y a la mujer para Su gloria. Eso le incluye a usted. Le hizo a usted, le concibió personalmente, le tejió en el vientre de su madre, para Su gloria. Su vida no es un accidente. No es la insignificante consecuencia de mutaciones evolutivas aleatorias.

Dios le creó. Y lo hizo con un propósito noble y elevado en Su mente: que su personalidad absolutamente única, e incluso su cuerpo (1ra a los Corintios 6:20), reflejaran algunas de las características de Dios que ninguna otra persona puede. Usted es como un cristal, moldeado como ningún otro cristal. Y existe para caminar en la luz de la gloria de Dios, de modo que los rayos y colores de la gloria de Dios se reflejen sobre usted y hagan que otras personas admiren a Dios.

Lo que veremos más completamente en las próximas semanas es que caminar a la luz de la gloria de Dios significa confiar en la grandeza de la gracia de Dios. Y nada es más satisfactorio que un reposo confiado en la gracia omnipotente de Dios. Por tanto, el propósito de Dios de ser glorificado y nuestro anhelo de ser satisfechos tienen éxito juntos. Confiar en Dios para todo le da honor a Él y nos trae felicidad a nosotros. Éste es un evangelio glorioso de un Dios glorioso.

Le animo, ¡ponga toda su confianza en Él!, para Su gloria y para el gozo de usted. Y permita que ése gozo comience a derramarse y a extenderse trayendo a otras personas a la luz.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org