El espíritu de nuestra época y la realidad del Cristo resucitado

Domingo de resurrección

Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu que habita en vosotros.

¿Qué Obstaculiza a la Fe?

Me pregunto cuáles señalarían ustedes como los obstáculos fundamentales, hoy en los Estados Unidos, para la fe (para creer de verdad, con una vida profundamente comprometida) en un Dios bueno, santo y soberano, en la realidad del pecado como aquello que quebranta la ley de Dios, en la muerte y resurrección de Cristo para salvar a los pecadores de la ira de Dios y darles vida eterna, en la necesidad de una fe firme y que transforme las vidas. ¿Qué impide que las personas sean persuadidas de que estas cosas son ciertas, preciosas y necesarias?

  • Algunos pudieran decir: La gente ni siquiera se conoce de esas cosas. Existe una total ignorancia acerca de lo que a Biblia enseña.
  • Otros pudieran decir: falta de evidencias. No hay manera de saber si estas afirmaciones son ciertas.
  • Otros pudieran decir: no puede haber un buen Dios, porque hay demasiada maldad en este mundo.
  • Otros pudieran decir: la gente está demasiado distraída por las presiones y placeres momentáneos de la vida para hacerse preguntas elevadas y utilizar el tiempo o esforzarse tratando de interpretarlas.
  • Otros pudieran decir: hay demasiadas personas idiotas entre los que dicen creer esas cosas.

La razón por la que pregunto es que en esta mañana quiero tratar de ayudarles a ver la verdad sobre el cristianismo y a estar persuadidos de que es cierta, preciosa, y necesaria para nuestra vida eterna. Esa es una meta inmensa para un solo mensaje, y sé que todo lo que puedo hacer es tratar de superar quizás uno o dos obstáculos y prepararles el camino a fin de que ustedes busquen la verdad con más libertad, hasta que, por la gracia de Dios, sean persuadidos de que ningún otro postulado sobre la realidad explica tanto acerca del mundo, y ninguna otra afirmación satisface tantas necesidades profundas del ser humano, y que ninguna otra afirmación revela una perspectiva más auténtica de Dios y sus caminos, que las que hace el cristianismo.

Así que mi propósito en esta mañana no es demostrar. En esta mañana veo mi proclamación como si yo fuera una pequeña parte de lo que Dios está haciendo en las vidas de ustedes. El hecho de que ustedes estén aquí escuchando este mensaje es una pieza más del Mosaico de la Verdad en el que más tarde o más temprano reconocerán la imagen del rostro de Cristo.

El Penetrante Relativismo De Nuestra Cultura

El obstáculo para aceptar el cristianismo que quiero analizar en esta mañana es el penetrante crecimiento del relativismo en nuestra cultura; este relativismo neutraliza cualquier llamado a la verdad. Especialmente el reclamo cristiano, que es tan grande y abarcador.

¿A qué me refiero cuando hablo del creciente y penetrante relativismo? Permítanme ilustrarlo de varias formas. Una afirmación que es, solo parcialmente, una broma (y la escuché recientemente en una ocasión donde no creo que haya sido una broma) dice que hay lugares, donde si quiere obtener trabajo, la respuesta que debe dar a la pregunta: «¿Cuánto es dos mas dos?­» es, «¿Cuánto quiere usted que sea?». En otras palabras, la verdad no es una norma objetiva a la que acomodamos nuestras vidas; al contrario, nuestros deseos personales son soberanos y la verdad es un concepto de cera que moldeamos para obtener lo que queremos. Así que si «dos más dos son cuatro» suena demasiado limitado y entorpece algunos de los deseos que tengo, entonces lo cambio. Porque el deseo que tengo sí es absoluto, no la verdad objetiva que está fuera de mí. Ese es el relativismo a que me refiero.

En esa atmósfera, se vuelve casi imposible hacer que el cristianismo sea inteligible, debido a su declaración de ser una verdad objetiva, externa, histórica. Por eso quiero ayudarles a estar prevenidos por lo extendido que se ha vuelto este relativismo, y por la manera en que nos afecta a todos. Luego quiero confrontar este relativismo con el testimonio bíblico de la realidad suprema.

Otro ejemplo de este relativismo penetrante podría tomarse de muchos años atrás cuando la Fundación Demoss estaba rodando en la televisión los anuncios publicitarios A Favor de la Vida1 que decían «La Vida: Una Hermosa Elección». En otras palabras, la vida era presentada como algo valioso en sí mismo y elegirla era correcto, era bueno, y era hermoso. En respuesta, una sucursal del grupo de apoyo al aborto, NARAL, publicó anuncios en contraposición que utilizaban el slogan opuesto «La Elección: Una Hermosa Vida». Ahora, lo que usted necesita notar aquí es que oculto en este cambio no tenemos solo un punto de vista diferente sobre el aborto, sino algo radicalmente diferente sobre la verdad y la vida.

Un reporte del comercial televisivo de NARAL decía que éste se “centraba en las áreas de preferencia personal, como la comida, la religión, y el estilo del cabello; y a partir de esto hacía una transición hacia el asunto de ‘… tendrás un bebé –o te harás un aborto’”. Por eso Roger Lundin, un maestro de la Universidad de Weaton [Weaton College], comenta: La comida china, o la cocina francesa, Jesús o Nostradamus, el cabello teñido o lacio, la vida o la muerte: todo es lo mismo. No importa la herramienta que usted escoja para alcanzar su bienestar; solo importa su libertad de elección”. (“La Condición Liberal Suprema”, [The Ultimately Liberal Condition]; Primeras Cosas [First Things], Nº 52, abril, 1995, p.25). A esto es a lo que me refería cuando hablaba de un relativismo penetrante. El valor de la vida no es la norma que modela nuestras elecciones. Al contrario, nuestras elecciones son la norma que modela nuestra vida. Lo que significa que no existe una norma; y estamos viendo los efectos de ello en el desmoronamiento (desde muchos ángulos) de nuestra cultura.

El Efecto Del Relativismo En Muchas Esferas

Lo que es tan sorprendente acerca de este relativismo penetrante es que tiene abogados sofisticados en casi cada esfera del aprendizaje y la vida. Hoy en día esto es llamado por lo general ‘postmodernismo’. Gertrude Himmelfarb (Profesor Emérito de Historia en la Ciudad Universitaria de Nueva York) describe el efecto del postmodernismo en cuatro áreas (“La Tradición Y La Creatividad En La Redacción De La Historia”, Primeras Cosas [First Things] Nº27, Noviembre 1992, p.28):

  • En la literatura, no hay un significado objetivo que explique la intención del autor y sea prioritario a lo que el lector quiera ver; y no hay una norma que haga que los grandes libros sean preferibles a los libros de historietas.
  • En cuanto a la ley, el significado de la constitución no está controlado por lo que los fundadores querían expresar, sino por lo que los jueces contemporáneos dicen que ella significa, o lo que la sociedad necesite que signifique.
  • En la filosofía, el mismo idioma no tiene un reflejo confiable en la realidad. El idioma no describe fielmente lo que existe. No se somete a la realidad; crea la realidad. Y por tanto es un instrumento de poder, no un siervo de la verdad.
  • En la historia, el pasado no tiene una realidad inmutable. Es solo lo que los historiadores creativos escogieron de ella.
  • Y, por supuesto, en los escándalos políticos, vemos este relativismo penetrante utilizado hasta el límite. No solo en el sentido de que la objetividad de lo correcto e incorrecto ha perdido categoría; también en la existencia misma de los llamados spin-doctors2: ¿Qué es una relación sexual? Bueno, ¿qué necesitemos que sea… o que no sea? Haremos que sea lo que queramos que sea.

Y así sucesivamente.

Ahora, ¿cuán serio es este penetrante relativismo? Bien, déjenme leer lo que dijo Michael Novak en 1994 cuando recibió el premio Templeton por el Progreso en la Religión:

«El relativismo vulgar es como un gas invisible, inodoro, mortal, que ahora está contaminando a cada sociedad libre del planeta. Es un gas que ataca el sistema nervioso central de todo esfuerzo moral. La amenaza más peligrosa para la sociedad libre de hoy no es, por tanto, ni política, ni económica; es la tóxica y corrupta cultura del relativismo» (“Despertando del Nihilismo” ["Awakening from Nihilism"], Primeras Cosas [First Things], Nº 45, agosto/septiembre, 1994, pp. 20-21).

Mi propósito en esta mañana no es político, ni filosófico, ni siquiera cultural. Mi meta es ayudar a vencer los obstáculos que se presentan contra la fe en Jesús como Hijo de Dios, quien murió por los pecadores y se levantó de entre los muertos, y quien resucitará a su pueblo para vida eterna. Como él dijo: “Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final” (Juan 6:40).

Así que lo que me preocupa de este penetrante relativismo, de este postmodernismo en nuestra cultura es esto: obstaculiza la habilidad de las personas para aceptar la realidad bíblica de Dios, el pecado, Cristo, y la fe; y esto lo hace porque socava nuestra habilidad de creer en cualquier realidad objetiva. La gente comienza a absorber la noción de que no hay más realidad que nosotros mismos y nuestros deseos, y cualquier cosa que podamos hacer que el mundo nos dé.

«¿Resucitó Jesús De Entre Los Muertos?» Una Respuesta Relativista

La relación entre todo esto y la resurrección de Jesús me llegó al tocar a mi hogar el jueves, mientras Noël y yo íbamos a almorzar juntos y estábamos escuchando en nuestro auto el programa de radio público del mediodía. John Dominic Crossan estaba siendo entrevistado por Lynn Neary. Ahora, Crossan es un crítico radical de los evangelios y niega mucho de lo que la iglesia ha creído siempre acerca de Jesús. Lynn Neary comenzó preguntándole: « ¿Resucitó Jesús de entre los muertos?». Su respuesta fue un «Sí» inmediato, «Sí, para los cristianos». Él no quiso decir «a favor de los cristianos», quiso decir: «desde el punto de vista de los cristianos».

En otras palabras, la resurrección de Jesús no es un hecho histórico, físico y objetivo, es lo que los cristianos han hecho de ella. Jesús ha resucitado porque su memoria e influencia continúan en la esperanza de la iglesia y en su pasión por la justicia. Lynn Neary no le presionó mientras escuchaba su respuesta. Pero si lo hubiera hecho, creo que él habría dicho: «Realmente no importa si el cuerpo de Jesús estaba todavía en la tumba, o si resucitó corporalmente de entre los muertos, y está vivo hoy en los cielos para juzgar a los vivos y a los muertos. Lo que verdaderamente importa no es aquella realidad, sino esta, la que están en nuestros corazones, y mentes, y en nuestras elecciones».

Esto es lo que es tan mortal en el relativismo penetrante. Porque es precisamente opuesto a lo que en realidad enseña la Biblia.

Lo Que La Biblia Enseña Acerca De Jesús

Primero, La Biblia Enseña Que Jesucristo Es Eterno Y Él Mismo Es Dios

“En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). Por esta razón él no puede ser solo lo que queremos que sea. Su realidad es totalmente independiente de nosotros. Él es primero y está por encima de todos nosotros. Tenemos que aceptarlo como un hecho. Cristo existe y es, absolutamente, el Camino, la Verdad y la Vida, no importa cómo nos sintamos al respecto y lo que hagamos con ello.

Segundo, La Biblia Enseña Que Este Cristo, Divino, Eterno, Quien Es Dios, Se Hizo Hombre

“Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14). O, como lo dice Pablo: “Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en El” (Colosenses 2:9). Cristo es una persona histórica, y su realidad histórica es inmutable. Podemos tratar de persuadirnos de que podemos hacer que la historia signifique lo que nos guste. Pero cada joven, varón o hembra, de esta habitación sabe que ayer es tan inmutable como que 2+2=4. Usted no puede volver y rehacer el ayer. Y ninguna falsificación convertirá a los hechos de ayer en otra cosa que lo que siempre fueron. Si Cristo, se volvió hombre en una ocasión, ese hecho nunca cambiará.

Tercero, La Biblia Enseña Que Este Dios-Hombre, Divino, Encarnado, Jesucristo, Murió Voluntariamente Por Nuestros Pecados

Pablo dice en 1ra a los Corintios 15:3: “Porque yo os entregué en primer lugar lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras”. Esta muerte fue tan real, objetiva, y necesaria como la muerte de Patty Larson en martes. Y el significado de la muerte de Jesús no es una suposición subjetiva de sus seguidores. Dios la diseñó, Jesús la enseñó, y los apóstoles la recibieron.

Él llevaría el pecado cumpliendo todas las promesas de Dios en el Antiguo Testamento: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el Señor hizo que cayera sobre El, la iniquidad de todos nosotros” (Isaías 53:5). Dios, el Señor, lo hizo sin contar objetivamente con nosotros, a fin de dar a esta muerte, este significado: Él depositó nuestros pecados sobre Jesús. Ese es su significado. Jesús es un Salvador que lleva sobre sí nuestro pecado. No lo convertimos en eso, eso es lo que él es.

Cuarto, La Biblia Enseña Que Él Resucitó Corporalmente De La Tumba

Y esta no fue la visión de un fantasma, como la que tienen las personas de hoy y que ven a sus difuntos amados. La tumba estaba vacía, era una gran vergüenza para sus enemigos. Pero aun más importantes fueron sus apariciones físicas a sus discípulos: “A éstos también [a los apóstoles], después de su padecimiento, se presentó vivo con muchas pruebas convincentes, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles de lo concerniente al reino de Dios” (Hechos 1:3). Él demostró a estos testigos que estaba realmente vivo, física y objetivamente (Lucas 24:38-43):

“Y El les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y por qué surgen dudas en vuestro corazón? 39Mirad mis manos y mis pies, que soy yo mismo; palpadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo. 40Y cuando dijo esto les mostró las manos y los pies. 41Como ellos todavía no lo creían a causa de la alegría y que estaban asombrados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? 42Entonces ellos le presentaron parte de un pescado asado. 43Y El lo tomó y comió delante de ellos”.

En otras palabras, Jesús dice:

«No soy una idea. No soy una causa de justicia propagándose por el mundo. No soy una sensación de esperanza en el corazón de mis seguidores. No soy una ilusión colectiva en la mente de personas ingenuas. Soy una realidad sólida como la roca. Estuve muerto, y ahora vivo, y pueden tocarme y verme comer pescado. Así de real soy»,

Quinto, La Biblia Enseña Que Este Cristo Resucitado Tiene Toda Autoridad En Los Cielos Y En La Tierra, Y Nunca Más Morirá

Romanos 6:9 dice: “sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, no volverá a morir; ya la muerte no tiene dominio sobre El”. Esta es la razón por la que Jesús dijo en Mateo 28:18: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. 19Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones”. Y es por eso que Pablo dijo: “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, 10 para que al nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:9-11). Esta es una realidad que está más allá de nosotros mismos. Esto no es algo que usted puede construir a partir de la historia. Es por eso que la historia puede existir sin contar con ustedes.

Lo que nos lleva a la última palabra.

Sexto, La Biblia Enseña, En Romanos 8:11, Que “Si El Espíritu De Aquel Que Resucitó A Jesús De Entre Los Muertos Habita En Vosotros, El Mismo Que Resucitó A Cristo Jesús De Entre Los Muertos, También Dará Vida A Vuestros Cuerpos Mortales”

Llegará un día histórico, real, objetivo, en que el pueblo de Dios será resucitado tal como lo fue Jesús.

Considere, Por Favor, Las Afirmaciones Bíblicas

Así que termino preguntando: ¿está usted lo suficientemente liberado del espíritu relativista de nuestra época como para lidiar con una realidad objetiva que está más allá de nosotros mismos? Le imploro que considere estas seis afirmaciones bíblicas:

  1. Cristo siempre ha existido como Dios.
  2. Cristo se convirtió en un hombre lleno de gracia y verdad.
  3. Cristo murió por nuestros pecados.
  4. Cristo resucitó corporalmente de entre los muertos.
  5. Cristo nunca más morirá y tiene toda autoridad en los cielos y en la tierra.
  6. Él le resucitará de entre los muertos si el Espíritu de su Padre habita en usted.

¿Cómo puede recibir el Espíritu de Dios de modo que habite en usted? Aquí está la respuesta que la Biblia da en Gálatas 3:5. Pablo dice: “Aquel, pues, que os suministra el Espíritu y hace milagros entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír con fe?”. Esta es la respuesta: recibirá el Espíritu de Dios al oír el evangelio, la Palabra de Dios, con fe. Es decir, usted llegará a un punto en que habrá escuchado la Palabra de Dios y, por su gracia, verá que es verdadera, y la tomará, y la creerá, y la vivirá.

1 Pro-Life: "A favor de la vida", movimiento que alega que la vida del bebé que no ha nacido es sagrada y por tanto ningún ser humano tiene derecho a interrumpir el embarazo. [Nota del Traductor].

2 Spin-Doctor: Persona que es empleada para publicar un comentario favorable sobre las opiniones y acciones de una persona famosa (por lo general un político) a fin de prevenir una publicidad negativa. [Babylon English-English; Autor/a: Babylon Ltd] Una persona responsable de asegurarse de que otros interpreten desde un punto de vista específico un evento determinado. [Merriam-Webster Collegiate® Dictionary; Autor/a: Merriam-Webster Inc.] [Nota del Traductor]

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org