Atesorando a Cristo juntos, porque Él es más valioso que todo lo demás

Por lo demás, hermanos míos, regocijaos en el Señor. A mí no me es molesto escribiros otra vez lo mismo, y para vosotros es motivo de seguridad. 2 Cuidaos de los perros, cuidaos de los malos obreros, cuidaos de la falsa circuncisión; 3 porque nosotros somos la verdadera circuncisión, que adoramos en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no poniendo la confianza en la carne, 4 aunque yo mismo podría confiar también en la carne. Si algún otro cree tener motivo para confiar en la carne, yo mucho más: 5 circuncidado el octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; 6 en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia de la ley, hallado irreprensible. 7 Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, 9 y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe, 10 y conocerle a El, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como El en su muerte.

El nombre que hemos dado a nuestra estrategia general en Bethlehem para lograr nuestra misión de promover una pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas para el gozo de todos los pueblos por medio de Jesucristo, es Atesorando a Cristo Juntos (TCT, por sus siglas en inglés). Para que se entienda, “promover una pasión por la supremacía de Dios a través de Cristo” no solo significa buscar el despertar de los cristianos a la supremacía de Dios, también implica buscar la conversión de las personas. Por tanto, si a usted le gustan los diagramas generales, este es el orden:

  1. Dios nuestro Creador.
  2. La Biblia como la revelación infalible de sí mismo y de sus propósitos en la historia.
  3. La Declaración de Misión de Bethlehem, que es nuestro esfuerzo para exponer en una declaración nuestra comprensión, a partir de la Biblia, de nuestra razón de existencia como iglesia.
  4. Atesorando a Cristo Juntos como la estrategia práctica para lograr esa misión.

Atesorando a Cristo Juntos

La visión Atesorando a Cristo Juntos es un compromiso a multiplicar los Templos a Distancia, a plantar nuevas iglesias, y a mostrar cuidado por los más pobres entre los pobres –todo basado en un fundamento bíblico expresado en la Declaración de Fe de los Ancianos. De modo que la visión TCT tiene tres partes:

  1. Múltiples Templos a Distancia constituyendo una iglesia.
  2. Nuevas iglesias independientes plantadas por medio de esta única iglesia.
  3. Una expresión sostenida de compasión por los más pobres entre los pobres por medio de lo que llamamos el Diaconado Global.

Estas tres partes, financieramente, significan que de cada dólar entregado a la TCT, 0.80 $ irá a la edificación de Templos a Distancia y a prepararlos para ministrar; 0.10 $ será para la plantación de nuevas iglesias; y 0.10 $ serán utilizados en afirmar nuestra compasión por los pobres. La iglesia, hace cuatro años, votó para aceptar esta administración del presupuesto, y ha dedicado cientos de miles de dólares para la plantación de iglesias y la ayuda a los pobres. Y esperamos en los próximos años dedique millones más.

Mi propósito en las próximas tres semanas es exponer con claridad la estrategia del TCT, para inspirar el gozo de ustedes al ser parte de ella, y para motivarles a dar un impulso financiero radical de 14 meses. Antes de que vuelva a nuestro texto en Filipenses 3, permítanme decir unas breves palabras acerca de cada una de las tres partes de la visión Atesorando a Cristo Juntos.

1) Una Iglesia Múltiples Templos a Distancia

Primero, una iglesia en múltiples Templos a Distancia; tres ahora, después tantos cómo Dios permita.

El Templo a Distancia del centro de la ciudad fue adquirido por 13 500.00 $ en mayo de 1885, después que el primer Templo a Distancia se incendiara, a tres cuadras de distancia. Hubo adiciones en 1914, 1955, 1991, y 2003. Y ahora la iglesia posee toda la propiedad de la 7th Street en la 13th Avenue de las edificaciones Masterworks. No hay deudas en esas edificaciones.

Después de adorar durante dos años en el Northwestern College Auditorium, en Junio de 2005, los hermanos del Templo a Distancia del Norte se mudaron hacia el nuevo Templo a Distancia del Norte en Mounds View. La edificación costó $ 9.5 millones en su adquisición y edificación. Y aun queda una parte importante por construir, aun quedan $ 7.6 millones en la hipoteca, más $ 5 millones que hemos tomado prestados de nosotros mismos.

El local del Sur fue inaugurado en Septiembre del año pasado. Solo tiene un año de edad. Estamos orando y buscando un lugar guiados por Dios, para ubicar los Templos a Distancia permanentes del Sur. Así que estos gastos quedan en el futuro.

Esta única iglesia tiene ocho aspectos unificadores:

  1. Una sola declaración de misión y una filosofía general de ministerio para niños y adultos;
  2. Una sola declaración de fe para todos los líderes y maestros, la Declaración de Fe de los Ancianos;
  3. Una sola constitución (incluyendo una amplia declaración de fe de los miembros);
  4. Un solo concilio de ancianos y pastores de-todas-las-iglesias;
  5. Una sola proclamación de la Palabra de Dios en los servicios de adoración de fin de semana;
  6. Un solo equipo de misioneros para apoyar;
  7. Un solo presupuesto;
  8. Una sola estrategia Atesorando a Cristo Juntos y una sola entrada financiera para pagar los Templos a Distancia.

Así que la primera parte de nuestra estrategia en la visión Atesorando a Cristo Juntos es única en los múltiples templos a distancia.

2) Plantar Nuevas Iglesias

En segundo lugar está nuestro compromiso con la plantación de iglesias, la plantación de iglesias con ancianos que abracen la Declaración de Fe de los Ancianos de Bethlehem.

Desde el comienzo de la visión Atesorando a Cristo Juntos. La TCT ha fundado seis Iglesias, plantadas a través de BBC: Berean Missional Church en St. Paul; All Nations Christian Fellowship, en Raleigh, NC; Desiring God Church, Charlotte, NC; Grace Community Church en Memphis, TN; Celebration Church en Orlando, FL; y Glory of Christ Baptist Church en Rogers, MN. El diez porciento de todos los fondos TCT que ustedes han entregado contribuye al lanzamiento de estas iglesias y a su establecimiento (más de $ 300 000 entregados hasta ahora). Estas iglesias no son templos a distancia de Bethlehem. Son iglesias independientes, pero Kenny Stokes supervisa una red de relaciones, en incremento significativo, que deseamos mantener.

3) Recordando a los más pobres entre los pobres

El tercer aspecto de la visión Atesorando a Cristo Juntos, es nuestro compromiso en mostrar compasión a los más pobres de los pobres, a través de lo que llamamos el Diaconado Global.

Este ministerio es supervisado por un comité de personas preocupadas y reconocidas lideradas por Scott Purser. Ustedes han entregado $340 000 al Diaconado Global y cerca de $240 000 ya han sido entregados para bendecir y fortalecer a los pobres en nombre de Cristo. El Diaconado Global es una manera (no es la única) para mantener a los pobres en nuestro corazón a medida que intentamos ser una iglesia fiel en las Twin Cities. Cada entrega a un templo a distancia es acuñada con el retiro para el Diaconado Global. Este es un recordatorio constante y disciplinado de que somos bendecidos financieramente más allá de nuestras necesidades, mientras millones de personas en el mundo no lo son.

Oro para que en las próximas tres semanas, el Señor despierte en ustedes, y en mí, una sensación cada vez más fuerte de estupor ante la realidad de que nuestras pequeñas vidas están enlazadas con algo mucho mayor, y de que nuestras vidas pueden tener una consecuencia significativa en la exaltación de Cristo a medida que Dios nos permita unir armas en la estrategia de Atesorando a Cristo Juntos.

El Incomparable Valor de Conocer a Jesús

Ahora, para ver la esencia de nuestra estrategia, por favor vaya conmigo a Filipenses 3:1-16. Este es el aspecto más importante de la visión Atesorando a Cristo Juntos. En estos versículos Pablo muestra cuán valioso es Cristo para él y para nosotros. Pablo representa para nosotros, en su propio corazón, cómo debiéramos relacionarnos hoy con Cristo. Nos muestra cuán central es Cristo (cuán central es el valor de Cristo) para nuestras vidas en esta iglesia. Habla de regocijarnos en Cristo, y de gloriarnos en Cristo, y conocer a Cristo, y ganarnos a Cristo, y estar fundados en Cristo, y apropiarnos de Cristo, y de obtener, finalmente, el premio de Cristo en el día final. Quiero que veamos de cerca estas formas de relacionarnos con Cristo. Y, mientras las vemos, pidámosle al Señor que nos dé este tipo de relación con Cristo. Pidámosle que haga que Cristo sea así de real y de valioso para nosotros, y de central y precioso para nuestra iglesia. Este es el significado de Atesorando a Cristo Juntos.

En la Prisión y la Pobreza, Regocijándonos Juntos en Cristo

El pasaje comienza (Filipenses 3:1): “Por lo demás, hermanos míos, regocijaos en el Señor”. Pablo escribe desde la prisión. Y sabemos, por 2da a los Corintios 8, que la iglesia en Filipos no es rica y que habían experimentado aflicciones. Así que sabemos que este gozo no está fundamentado en circunstancias buenas. Es, como dice Pablo, “en el Señor”. En Jesucristo, el Señor. En otras palabras, Pablo nos dice: «Aprecien, valoren, y consideren que Cristo es un Tesoro tan grandioso, que en la aflicción o la pobreza, el conocimiento de él y la comunión eterna con él, les darán gozo». Este es el significado de Atesorar a Cristo. Y en la iglesia lo hacemos juntos. Nos ayudamos unos a otros a hacerlo.

Cuidándonos de los Perros, Gloriándonos Juntos en Jesús

Entonces, en el versículo 2, advierte a los filipenses acerca de aquellos que convierten a la circuncisión en el fundamento de su aceptación ante Dios: “Cuidaos de los perros, cuidaos de los malos obreros, cuidaos de la falsa circuncisión; 3 porque nosotros somos la verdadera circuncisión, que adoramos en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no poniendo la confianza en la carne”. Así que en esta ocasión, Pablo dice que debemos gloriarnos en Cristo Jesús. Literalmente “exultarnos en Cristo”, o “jactarnos en Cristo”. En otras palabras, algunas personas se gozaban grandemente por sus éxitos morales, se exultaban en sí mismos como el fariseo que agradecía a Dios porque no era como el otro, ayunaba dos veces a la semana y daba diezmos de todo lo que tenía (Lucas 18:12). Esta era su jactancia. Pero Pablo dice: «No, Cristo es nuestra jactancia». Si ustedes han probado el placer de lograr algo en lo que pudieran jactarse, transfieran todo ese placer a Cristo. Nosotros nos gloriamos en Cristo Jesús. Le atesoramos a él, no a nuestros méritos y logros. Este es el significado de Atesorando Juntos a Cristo. Nos ayudamos unos a otros a obrar así.

Jesús es Mejor

Entonces, en los versículos 4-6, Pablo menciona las características religiosas y étnicas distintivas en que se podía jactar, si hubiera querido: “aunque yo mismo podría confiar también en la carne. Si algún otro cree tener motivo para confiar en la carne, yo mucho más: 5 circuncidado el octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; 6 en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia de la ley, hallado irreprensible”. Pablo no era un hombre fracasado que dijera: «No tengo logros, pero no los necesito, solo necesito a Cristo». Tenía suficientes logros legales y morales.

Pero sus logros significaban nada para él, comparados con Cristo. Menos que nada. Eran pérdida (basura) comparadas con Cristo. Versículos 7-8: “Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo”.

Vea las tres formas en que expresa la suprema importancia de atesorar a Cristo. Versículo 7: Pablo estima todas las cosas como pérdida por amor de Cristo. Cristo es más digno que todo lo que había en la vida de Pablo. Versículo 8a: “Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor”. Conocer a Cristo es más deseable que todo lo demás. Versículo 8b: “y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo”. Ganar a Cristo, tenerle como nuestro Tesoro en la perfección completa del fin, es mejor que el mundo y todo lo que hay en él. Esto es lo que queremos decir en las palabras de la visión Atesorando a Cristo Juntos. Nos ayudamos unos a otros a conocer de esta forma a Cristo.

Más Precioso que el Desempeño

Entonces, en el versículo 9, Pablo explica nuevamente por qué Cristo es mucho más precioso que todos los logros morales que tuviera. Él quiere “ser hallado en El, no teniendo [su] propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe”. Ser hallado en Cristo, unido a Cristo por la fe, en una relación permanente de identidad con él, es mil veces más valioso que toda la justicia de Pablo fundamentada en la ley. Pablo se había llamado a sí mismo “irreprensible” en el versículo 6 “en cuanto a la justicia de la ley”. Pero todas esas obras de justicia eran peores e inútiles. Es irrebatible, solo hay una justicia que cuenta ante Dios, la que se obtiene de Dios al estar hallados en Cristo, la justicia que no proviene de nosotros mismos. Pablo atesora a Cristo por encima de todas las cosas porque solo en Cristo tiene una justicia que cuenta ante Dios. Este es el significado de Atesorando a Cristo Juntos. Nos ayudamos unos a otros a confiar de esta manera en Cristo.

Sufriendo Juntos en Cristo

Entonces, en el versículo 10, Pablo dice nuevamente que su pasión es conocer a Cristo, en esta ocasión, conocerle en su sufrimiento y resurrección: “y conocerle a El, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como El en su muerte, a fin de llegar a la resurrección de entre los muertos”. Pablo sabe qué significará la resurrección: comunión eterna con Cristo en un nuevo cuerpo, sobre una nueva tierra, sin pecado, y lleno de gozo. Así que anhela caminar el mismo camino que condujo a Cristo hacia la gloria, el camino del sufrimiento con él. Vale la pena sufrir aquí, si al final estaremos con Cristo. Este es el significado de atesorar Juntos a Cristo. Nos ayudamos unos a otros a amar así a Cristo.

Sostenidos por él, Esforzándonos Juntos en Alcanzarle

Luego, en el versículo 12, Pablo hace una de las declaraciones que más me gustan de toda la Biblia, porque me ayuda a ubicar la batalla de la fe en un contexto de seguridad absoluta. Dice: “No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús”. «Yo no tropiezo, no me desanimo, Cristo es demasiado precioso para eso. Continúo avanzando, me esfuerzo, alcanzo, anhelo, me duelo, ansío obtener la plenitud y la perfección de la presencia de Jesús ¿Por qué? ¿Porque no sé si le pertenezco? No, porque él ya me hizo suyo. Me esfuerzo en alcanzarle porque en él soy sostenido, voy a él porque me ha incluido con inquebrantables lazos de amor». Este es el significado de atesorar juntos a Cristo. Y nos ayudamos unos a otros a continuar en este camino, con esta certeza.

Buscando Juntos el Premio Supremo: Jesús Mismo

Y finalmente, Pablo dice en los versículos 13-14, que habrá un premio supremo. Y lo anhela más que a nada: “Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”. Dios había llamado a Pablo por medio de Jesús. Y el premio de este llamado será el gozo eterno de la compañía de Cristo en un cuerpo nuevo y glorificado (3:20-21), sobre una tierra nueva sin pecados, temores, o lamentos. Para ello, estima todas las cosas como basura y se esfuerza en avanzar, se extiende. Este es el significado de Atesorar a Cristo Juntos. Nos ayudamos unos a otros a continuar anhelando el premio.

Hay mucho más que debemos decir acerca de la estrategia de Atesorando a Cristo Juntos y acerca de lo que Dios nos pide que hagamos como iglesia. Pero nada es más importante, nada es más esencial. Atesorar a Cristo Juntos significa que nos ayudaremos unos a otros de mil formas para regocijarnos en Cristo, y gloriarnos en Cristo, y conocer a Cristo, y alcanzar a Cristo, y estar fundamentados en Cristo, y aferrarnos a Cristo, y finalmente, alcanzar el premio de Cristo mismo, para siempre. Este es el significado de Atesorando a Cristo. Y mi anhelo es que lo hagamos juntos.

Prefiero a Cristo antes que la plata u el oro;
Prefiero ser suyo antes que tener riquezas sin fin;
Prefiero a Jesús antes que tierras o casas;
Prefiero ser guiado por sus manos heridas

Antes que ser rey de un vasto dominio,
O ser estremecerme en las garras del pecado;
Prefiero a Cristo antes que todo
Lo que este mundo me ofrece tener

Prefiero a Cristo antes que los aplausos;
Prefiero ser fiel a su preciosa causa;
Prefiero a Cristo antes que la fama;
Prefiero ser fiel a su santo nombre.

Él es más bello que lirios exóticos;
Él es más dulce que la miel del panal;
Él es todo lo que mi hambriento espíritu anhela;
Prefiero a Cristo y ser por él guiado.

(Rhea F. Miller, 1922)

Jesús Adrian Romero - Prefiero A Cristo (Texto)

No busco una herencia ni cruzar el Jordán,
No voy tras fortuna ni prosperidad,
No anhelo tesoros ni la bendición,
No busco más dones, no busco la unción.

Si tú quieres todo esto, lo puedes tener,
Mas no se saciará para siempre tu ser.

Prefiero a Cristo,
Antes que tener, todos los reinos del mundo,
No se comparan con él.

Prefiero a Cristo,
Me quedo con él,
Es el tesoro escondido, que tanto busqué

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org