Hemos venido a adorarlo

Hemos venido a adorarlo

Después del nacimiento de Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, he aquí, unos magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: "2 ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle. 3 Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Entonces, reuniendo a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo. 5 Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta: 6 "Y TU, BELEN, TIERRA DE JUDA, DE NINGUN MODO ERES LA MAS PEQUEÑA ENTRE LOS PRINCIPES DE JUDA; PORQUE DE TI SALDRA UN GOBERNANTE QUE PASTOREARA A MI PUEBLO ISRAEL." 7 Entonces Herodes llamó a los magos en secreto y se cercioró con ellos del tiempo en que había aparecido la estrella. 8 Y enviándolos a Belén, dijo: Id y buscad con diligencia al niño; y cuando le encontréis, avisadme para que yo también vaya y le adore. 9 Y habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí, la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. 10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron sobremanera con gran alegría. 11 Y entrando en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose le adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra. 12 Y habiendo sido advertidos por Dios en sueños que no volvieran a Herodes, partieron para su tierra por otro camino."

Hay por lo menos cinco verdades que Mateo quiere que veamos en esta historia acerca de Cristo y la adoración.

  1. Jesús es el Mesías, el Rey de los Judíos, y debe ser honrado como tal.
  2. Jesús debe ser adorado, no sólo por los judíos, sino por todas las naciones de la tierra representadas por los sabios del Oriente.
  3. Dios maneja el universo para que su Hijo sea conocido y adorado. Este es su gran objetivo en todas las cosas.
  4. Jesús representa un problema para las personas que no quieren adorarlo y existe oposición para los que lo hacen.
  5. Adorar a Jesús significa atribuir gozosamente autoridad y dignidad a Cristo ofreciendo presentes sacrificiales.
  6. Jesús es el Mesías, el Rey de los Judíos, y debe ser honrado como tal.

El verso 2 claramente anuncia sobre quién es esta historia en realidad: "Dónde está el rey de los judíos que ha nacido?" Es acerca de un niño recién nacido destinado a ser Rey de los Judíos. Hoy día esto no hubiese sido una gran cosa. En nuestros días en algún lugar de Estados Unidos viven probablemente tres o cuatro niños o jóvenes menores de 18 años que serán Presidentes de los Estados Unidos algún día. Pero a nadie realmente le importa esto. Nadie sale a buscarlos o a honrarlos.

Pero el verso 4 deja en claro lo que los magos querían realmente significar con el título "Rey de los Judíos." Dice, "Entonces reuniendo a todos los principales sacerdotes escribas del pueblo, [Herodes] indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo." Herodes había sido proclamado "rey de los Judíos" por el Senado en Roma por casi 40 años. Pero nadie lo había llamado Mesías. Mesías significa el Gobernante Ungido de Dios esperado largamente, que supera a todo gobierno, y que introduce el fin de la historia, y establece el reino de Dios y nunca muere ni pierde su reino.

No sabemos cómo los magos obtuvieron la información de que tal rey vendría. Pero es claro que Herodes entendió el mensaje: estas personas no están buscando a un simple, ordinario y humano sucesor mío. Ellos están buscando al último Rey, para terminar con todos los reyes. Y, por supuesto, a diferencia de Ana y Simeón en Lucas 2, ésta era la última cosa que Herodes buscaba. Ni siquiera conocía las sencillas Escrituras acerca de dónde nacería el Mesías.

Así que le pregunta a los escribas, y el texto en que se enfocan es Miqueas 5:2,6 "Pero tú, Belén Errata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel." Bueno, eso tampoco suena muy extraordinario. La razón es que el único propósito por el cual los escribas citaron el texto era para responder a la pregunta de Herodes: ¿Dónde? Y la respuesta es Belén.

Pero, y si Herodes les hubiese preguntado, "¿Quién?" Ellos pudieron haber leído Miqueas 5: "(2) Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días hasta la eternidad… (4) El se afirmará y pastoreará su rebaño con el poder del SEÑOR, con la majestad del nombre del SEÑOR su Dios. Y permanecerán, porque en aquel tiempo Él será engrandecido hasta los confines de la tierra.."

Así que este rey no solamente viene a través de la matriz de su madre María, sino que sus orígenes son eternos.. "Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días hasta la eternidad." O, como lo dice el evangelio de Juan, "En el principio existía el verbo, y el verbo estaba con Dios, y el verbo era Dios" (Juan 1:1). Además, este rey no estaría limitado en su reinado a Israel, sino hasta lo ultimo de la tierra. "Será engrandecido hasta los fines de la tierra".

¡Esa es la primera verdad y por eso es que la adoración está en sus mentes! Y esto nos lleva a la segunda verdad del texto acerca del Mesías.

  1. Jesús debe ser adorado, no sólo por los judíos, sino por todas las Naciones del Mundo, tal como fue representado por los Sabios de Oriente.

Noten que Mateo no nos cuenta de los pastores que van a visitar a Jesús al establo. Su enfoque inmediato es en los extranjeros que vienen del oriente a adorar a Jesús. Verso 1: "Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido?"

Así que el Evangelio según Marcos desde el inicio y hasta el fin de su Evangelio presenta a Jesús como un Mesías universal para las naciones y no sólo para los Judíos. Aquí, los primeros adoradores son magos de corte o astrólogos o hombres sabios, no de Israel sino del Oriente - Quizás de Babilonia. Eran gentiles. Impuros. Y las últimas palabras de Jesús al final de Mateo son: "Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id pues y haced discípulos de todas las naciones"

Esto, no solamente nos ha abierto las puertas, a nosotros los gentiles, para regocijarnos en el Mesías, sino también ha añadido pruebas que Él es el Mesías. Porque una de las profecías que se repiten en la Biblia es que las naciones y los reyes verdaderamente lo verán a Él como Señor, gobernante del mundo. Por ejemplo, Isaías 60:3, "Y acudirán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer." Así que Mateo aporta pruebas de la mesianidad de Jesús y muestra que Él es el Mesías. - un Rey, y el Cumplimiento de la Promesa - para todas las naciones, no sólo para Israel. Para nosotros y no sólo para los Judíos.

  1. Dios Maneja el Universo para que su Hijo sea Conocido y Adorado. Esta es su gran objetivo en todas las cosas - que Su Hijo sea Conocido y Adorado.

Una y otra vez la Biblia frustra nuestra curiosidad en cuanto a cómo ocurrieron ciertas cosas. ¿Cómo esta "estrella" lleva a los magos desde el oriente de Jerusalén? No dice que los guió o que iba delante de ellos. Solo dice que ellos vieron una estrella en el oriente (verso 2), y vinieron a Jerusalén.

¿Y cómo iba esa estrella delante de ellos en la corta caminata de 8 kilómetros desde Jerusalén hasta Belén como dice que lo hicieron en el verso 9? ¿Y cómo se detuvo esa estrella "sobre el lugar donde estaba el niño?" La respuesta es: No sabemos. Se han hecho numerosos esfuerzos para explicarlo en términos de conjunciones de planetas o cometas o supernovas o luces milagrosas. Simplemente no sabemos. Y quisiera exhortarles a que no se preocupen por las teorías que se desarrollan al respecto y que al fin y al cabo son solo tentativas que tienen muy poco significado espiritual.

Me arriesgo a hacer una generalización para prevenirte: las personas que se atarean y preocupan con cosas tales como, cómo la estrella funcionaba y cómo se abrió el Mar Rojo y cómo cayó el maná y cómo sobrevivió Jonás dentro de un pez y cómo es que la luna se vuelve sangre, son personas que generalmente tienen lo que yo llamo mentalidad para lo marginal. No ves en ellos una estima por las cosas grandes que son centrales en el evangelio - la santidad de Dios, la fealdad del pecado, la incapacidad del hombre, la muerte de Cristo, la justificación sólo por fe, el trabajo santificador del Espíritu Santo, la gloria del regreso de Cristo y el juicio final. Ellos siempre parecen estar llevándote por un camino lateral con un artículo nuevo o un nuevo casete o libro. Muestran muy poco regocijo.

Pero lo que es claro concerniente a este asunto de la estrella, es que está haciendo algo que no puede hacerlo por sí misma: está guiando a los magos hacia al Hijo de Dios para que lo adoren. Si usamos el pensamiento Bíblico solo existe una persona que puede estar detrás de la intención de las estrellas - Dios mismo. Así que la lección es simple: Dios está guiando a los extranjeros a Cristo para que lo adoren. Y lo hace ejecutando una influencia y poder global - probablemente universal - para lograrlo. Lucas muestra la influencia de Dios en el Imperio Romano completo para que el censo venga a ser en el tiempo exacto para llevar a la virgen a Belén a cumplir la profecía de su alumbramiento. Mateo muestra la influencia de Dios en las estrellas del cielo para llevar a los magos a Belén para que puedan adorarlo.

Este es el diseño de Dios. Lo hizo entonces. Aún lo hace ahora. Su propósito es que las naciones - todas las naciones (Mateo 24:14) - adoren a su Hijo. Esta es la voluntad de Dios para todos. En tu oficina, en el trabajo, en tu vecindario y en tu casa. Como dice Juan 4:23, "a los tales el Padre busca que le adoren." Al inicio de Mateo todavía tenemos un modelo de "venir-a-ver". Pero al final el modelo es "ir-a-contar". Los magos vinieron y vieron. Nosotros debemos ir a contar. Pero lo que no es diferente es que el propósito de Dios es la cosecha de las naciones para que adoren a su Hijo. La magnificación de Cristo en una apasionada adoración en todas las naciones, es la razón por la que el mundo existe.

  1. Jesús representa un problema para las personas que no quieren adorarlo y existe oposición para los que lo hacen.

Probablemente este no sea el punto principal en la mente de Mateo, pero es inevitable mientras se desenvuelve la historia. En esta historia hay dos tipos de personas que no quieren adorar a Jesús, el Mesías.

Los del primer tipo son las personas que simplemente no hacen nada acerca de Jesús. Él es nada en sus vidas. Este grupo está representado por los principales sacerdotes y escribas del pueblo. Verso 4: "Entonces reuniendo a todos los principales sacerdotes escribas del pueblo, [Herodes] indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo." Bueno, ellos le dijeron, y ahí quedo todo: de vuelta a los negocios como siempre. El silencio absoluto y la inactividad de los líderes es abrumadora en vista de la magnitud de lo que había pasado. Y noten, dice el verso 3: "el rey Herodes se turbó, y todo Jerusalén con él." En otras palabras, el rumor se esparcía de que alguien pensaba que el Mesías había nacido. La inactividad de parte de los principales sacerdotes es aterradora - ¿Por qué no ir con los Magos? Ellos no estaban interesados. Ellos no quieren adorar al verdadero Dios.

El Segundo tipo de personas que no quiere adorar a Jesús, son los que se ven profundamente amenazados por Él. Esa es la historia de Herodes. Él está realmente asustado. Tanto, que diseña un plan y miente y comete homicidio de masas solo para deshacerse de Jesús.

Así que aún hoy vendrán estos dos tipos de oposición contra Cristo y sus adoradores. La indiferencia y la hostilidad. ¿Estás tú en uno de estos grupos? Que esta Navidad sea el tiempo en que reconsideres al Mesías y ponderes lo que significa adorarlo.

Así que permítanme cerrar con eso, la quinta verdad en esta historia. ¿Qué significa adorar en este texto?

  1. Adorar a Jesús significa atribuir gozosamente autoridad y dignidad a Cristo ofreciendo presentes sacrificiales.

En esta definición de adoración hay cuatro piezas, y las cuatros están fundamentadas en este texto.

Primero, veo a los magos atribuirle autoridad a Cristo al llamarlo "Rey de los Judíos" en el verso 2: "¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido?"

Segundo, veo a los magos atribuirle dignidad al postrarse ante él en el verso 11: "Y entrando en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron." Postrarte al suelo es lo que haces para decirle a alguien: eres alto y yo soy bajo. Posees una gran dignidad y yo estoy por debajo en comparación.

Tercero, veo el gozo en estas atribuciones de autoridad y dignidad en el verso 10: "Cuando vieron la estrella se regocijaron sobremanera, con gran alegría." Esta es una forma cuádruple de decir que ellos se regocijaron. Hubiera sido mucho decir que se regocijaron. Hubiera sido más el decir que se regocijaron con alegría. Aún más el decir que se regocijaron con gran alegría. Y muchísimo más decir que se regocijaron sobremanera con gran alegría. ¿Y de qué se trata toda esta alegría? - ellos iban camino al Mesías. Ellos casi estaban allí. Entonces, no puedo evitar la impresión de que la verdadera adoración no es simplemente atribuir autoridad y dignidad a Cristo; es hacerlo alegremente. Es hacerlo porque tienes que venir a ver algo de Cristo que es tan deseable, que hace que el estar cerca de él para atribuirle autoridad y dignidad en persona es abrumadoramente obligatoria.

Y la cuarta parte de la definición de adoración aquí es que hacemos nuestras atribuciones ofreciendo presentes sacrificiales. Adorar a Jesús significa gozosamente atribuir autoridad y dignidad a Cristo ofreciéndole presentes sacrificiales.

Hemos aprendido en esta serie acerca de la adoración, que Dios no es servido por manos humanas como si necesitase algo (Hechos 17:25). Así que los presentes de los magos no son dados para ayudar o satisfacer una necesidad. Deshonraría a un monarca si visitantes extranjeros viniesen con paquetes para el cuidado real. Esos presentes no significaron sobornos. Deuteronomio 10:17 dice que Dios no acepta soborno. Bueno, entonces ¿qué significan esos presentes? ¿Cómo es que son adoración?

Estos presentes son intensificadores del deseo por Cristo mismo, en la misma manera en que lo es el ayuno. Cuando le das un regalo como éste a Cristo, es una manera de decir, "El gozo que busco (¡verso 10!) no es la esperanza de volverme rico con cosas que obtenga de ti. No he venido a ti por tus cosas, sino por ti. Y ahora intensifico este deseo y lo demuestro renunciando a cosas, con la esperanza de disfrutarte más a ti, y no a las cosas. Al darte lo que no necesitas, y lo que yo pudiera disfrutar, estoy diciendo más encarecida y auténticamente, 'Tú eres mi tesoro, no éstas cosas'". Creo que eso es lo que significa adorar a Dios con presentes de oro, incienso y mirra.

Que Dios tome la verdad de este texto y despierte en nosotros un deseo por Cristo mismo. Que digamos de corazón, "Señor Jesús, tú eres el Mesías, el Rey de Israel. Todas las naciones vendrán y se postrarán ante ti. Dios maneja el mundo para que tú seas adorado. Por lo tanto, en cualquier oposición que pueda encontrar, gozosamente atribuyo autoridad y dignidad a ti, y traigo presentes para decirte que solo tú puedes satisfacer mi corazón, no éstas cosas."

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org