Estábamos dispuestos a impartirles nuestras propias almas

Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no fue en vano, sino que después de haber sufrido y sido maltratados en Filipos, como sabéis, tuvimos el valor, confiados en nuestro Dios, de hablaros el evangelio de Dios en medio de mucha oposición. Pues nuestra exhortación no procede de error ni de impureza ni es con engaño; sino que así como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confiara el evangelio, así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones. Porque como sabéis, nunca fuimos a vosotros con palabras lisonjeras, ni con pretexto para lucrar, Dios es testigo, ni buscando gloria de los hombres, ni de vosotros ni de otros, aunque como apóstoles de Cristo hubiéramos podido imponer nuestra autoridad. Más bien demostramos ser benignos entre vosotros, como una madre que cría con ternura a sus propios hijos. Teniendo así un gran afecto por vosotros, nos hemos complacido en impartiros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas, pues llegasteis a sernos muy amados. Porque recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas, cómo, trabajando de día y de noche para no ser carga a ninguno de vosotros, os proclamamos el evangelio de Dios. Vosotros sois testigos, y también Dios, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros los creyentes; así como sabéis de qué manera os exhortábamos, alentábamos e implorábamos a cada uno de vosotros, como un padre lo haría con sus propios hijos, para que anduvierais como es digno del Dios que os ha llamado a su reino y a su gloria.

Como siempre, este mensaje tiene la intención de guiarle por senderos que profundizarán y fortalecerán e intensificarán y extenderán tu gozo. Como muchos de ustedes saben, la garantía bíblica para esa meta en la predicación es 2da a los Corintios 1:24: "No es que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que somos colaboradores con vosotros para vuestro gozo". Ese es mi trabajo como pastor, esforzarme con ustedes para su gozo. Pablo lo llamó el "gozo en la fe", en Filipenses 1:25 ("Y convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos vosotros para vuestro progreso y gozo en la fe".)

Y la forma en que busco que ustedes se gozen es señalándoles la Palabra de Dios y la obra de Dios y los caminos de Dios. Dios envió a Jesús al mundo para morir por nuestros pecados y para proveer para nuestra justicia perfecta y para quitar nuestra culpa y librarnos del infierno y asegurarnos, eternamente, para su comunión, todo esto es un regalo gratuito que recibimos solo por fe. Y él lo llamo "evangelio" que significa "buena noticia", de modo que cuando lo escucháramos estuviéramos tristes. ¿No? No ¡Alegres! "He aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo" (Lucas 2:10).

La Obra de Dios, su palabra, y sus caminos, para nuestro gozo

Así que les dirijo hacia la obra de Dios en la historia para nuestro favor, para que estén alegres en la buena noticia. Y les llevo hacia la Palabra de Dios, porque Jesús dijo en Juan 15:11: "Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto".

  • Los preceptos del Señor son rectos,

  • que alegran el corazón . .

  • deseables más que el oro; sí,

  • más que mucho oro fino,

  • más dulces que la miel

  • y que el destilar del panal. (Salmo 19:8, 10).

Y trataré de guiarles a los caminos de Dios (a la obra de Dios, a la Palabra de Dios, y los caminos de Dios). "Todas las sendas del Señor son misericordia y verdad para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios" (Salmo 25:10). ¿Cómo es que estas sendas pueden no ser un camino de gozo?

El Sentido de la vida

Así que lo diré de nuevo: Este mensaje tiene la intención de guiarles por senderos que profundizarán y fortalecerán e intensificarán y extenderán el gozo de ustedes, señalándoles la obra de Dios, la palabra de Dios, y los caminos de Dios.

Y una de los caminos por el que Dios nos guía más profundamente en este tipo de gozo es el sendero de la abnegación. No estoy hablando de dar dinero, aunque los santos más felices y saludables son siempre los más generosos. Estoy hablando de darse a sí mismo, o de dar su alma. De eso trata este mensaje. De eso trata todo este texto (1ra a los Tesalonicenses 2:1-12). Y espero que Dios obre así en ustedes, de modo que todos digan: "Ese es el sentido de la vida".

Grupos pequeños: Cómo funciona nuestra iglesia

Este mensaje es una exhortación indirecta para que ustedes crean y sean parte del ministerio de grupos pequeños de discipulado y pastorado aquí en Bethlehem, si esta es la iglesia que ustedes llaman hogar. El ministerio de grupos pequeños en Bethlehem, en sus tres campus, no es un ministerio marginal. Es el núcleo del funcionamiento de la iglesia.
Los ancianos están encargados, por Dios, de la supervisión espiritual y del equipamiento de los miembros de esta iglesia. Nuestro llamado como ancianos es a cuidarles a ustedes y a ayudarles a convertirse en discípulos de Jesús maduros, devotos, fructíferos. Lo hacemos. . .

  • mediante varios tipos de enseñanza (incluyendo predicaciones, clases, seminarios, conferencias),

  • mediante el llamado y el equipamiento de los líderes de grupos pequeños y ayudándoles a ustedes a vincularse con ellos en grupos pequeños, y

  • mediante el discipulado en las casas, donde los grupos familiares naturales que Dios creó están equipados como centros de discipulado vida-a-vida.

Extendiendo el ministerio pastoral

Así la red de cerca de 180 grupos pequeños es supervisada por los ancianos quienes extienden así su cuidado y equipamiento para nuestras vidas mediante los líderes de grupos pequeños y los miembros de nuestros grupos a quienes mejor conocemos. Hay pocas cosas más hermosas para mí que ver a un grupo pequeño responder cuando uno de sus miembros está en crisis. Espero que ustedes den y reciban ese ministerio. El ministerio de los santos es una extensión del ministerio de sus pastores.

Cuando Pablo dijo, en Efesios 4:11-12, que Jesús dio pastores a la iglesia "a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio", quiso decir que cuando los santos ministran, son una extensión del ministerio del pastor. Por tanto, nuestro plan es que los santos en Bethlehem sean profunda, amorosa, y fructíferamente cuidados por los santos, y ello significa, ampliamente, por los miembros de nuestros grupos pequeños.

Un Nuevo giro: Dar en lugar de recibir

Así que lo diré de nuevo: Este mensaje es una exhortación indirecta para que ustedes crean y sean parte del ministerio de grupos pequeños en Bethlehem. Y la forma en que me enfoco hoy en él es diferente a la usual. Generalmente, vengo con una carga que todos sabemos que necesitamos. Necesitamos relaciones interpersonales. Necesitamos el ministerio de los santos en nuestras vidas. Por tanto, despierte su necesidad y forme parte de un grupo donde se puedan satisfacer esas necesidades.

Eso no es lo que estoy diciendo hoy. Todo eso es cierto, y debiéramos ser suficientemente humildes para admitir esas necesidades. Pero hoy estoy llevando el asunto desde otro ángulo. No voy a hablar hoy acerca de "su necesidad de recibir", sino de su "necesidad de dar" y, específicamente, de darse a sí mismo.

Y tengo en mente este sendero de vida, este camino de Dios, cuando digo que: Este mensaje tiene la intención de guiarle por senderos que profundizarán y fortalecerán e intensificarán y extenderán tu gozo. Sabemos, por la experiencia y por la Biblia, que el camino de la abnegación es el camino del gozo supremo. No está libre de riesgo y dolor. Pero es el camino del gozo supremo. Pablo dijo, en Hechos 20:35: "recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: “Más bienaventurado es dar que recibir.” “Más feliz, más profundamente satisfactorio, más rico y sólido. Especíalmente darse a sí mismo.

Usted es una manantial

Ésta es su esencia como cristiano. El momento en que usted se vuelve cristiano, es un dador, por naturaleza. Quizás aún no se haya convertido plenamente en lo que es, pero esta es su esencia (la abnegación es parte de su naturaleza, de su persona, de su identidad.

Escuche a Jesús: "El que beba del agua que yo le daré [esto es lo que significa ser cristiano], no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna" (Juan 4:14). Éso es lo que usted es. Usted es un manantial. Usted no hace *un manantial. Usted *es un manantial. El que cree en mí, dijo Jesús, “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva" (Juan 7:38). Éso es lo que usted es. Usted es un manantial. Usted es una fuente.

Y lo que hace que los manantiales y fuentes sean felices y abundantes es la corriente. Si les detienes, entonces sus aguas se echan a perder. Si les dejas dar, si les dejas convertirse en lo que son, sus aguas permanecen claras y saludables, y dadoras de vida, y felices. Este mensaje es nuestro esfuerzo de ayudarles a ser felices así, es un mensaje para animarles a ser una parte dadora en un grupo pequeño, y esta vez, no porque usted necesite recibir, sino por su llamado a dar. Específicamente a darse a sí mismo, el nuevo yo que Dios ha creado en usted, en cualquier estado de ese nuevo ser, niño o maduro.

La Defensa de Pablo: Él se Dio a sí mismo

Vayamos a 1ra a los Tesalonicenses 2:1–12. Este párrafo es la defensa de Pablo contra el cargo de lisonjería y lucro y buscador de gloria de los hombres. Y la manera en que se defiende es simplemente recordándoles lo que ya saben acerca de la manera en que se dio a sí mismo para ellos.

Seis veces en este párrafo (versículos 1, 2, 5, 9, 10, 11), Pablo dice "sabeis" o "recordáis", o "sois testigos". Y en todo este recordatorio de lo que ellos experimentaron, les dice cómo se dio a sí mismo por ellos.

No la doctrina, sino las obras

Y el propósito del párrafo es establecer que su visita a ellos no fue en vano. Versículo 1: "Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no fue en vano”. Ellos realmente habían conocido a Jesús. Habían "recibido la palabra, en medio de mucha tribulación, con el gozo del Espíritu Santo" (1ra a los Tesalonicenses 1:6). Y se habían convertido "de los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero" (1ra a los Tesalonicenses 1:9). Sus críticos trataban de deshacer todo esto. Y no contradecían su doctrina, sino su persona. Le acusaban de lisonjería y lucro y buscar gloria de los hombres. Si ellos pueden tener éxito, entonces Pablo habría venido en vano.

Así que su propósito era recordarles, no su doctrina, sino sus obras, específicamente, su abnegación abierta y sacrificada.

Mire a Pablo y camine con Él

Vea primero el versículo 8: "Teniendo así un gran afecto por vosotros, nos hemos complacido en impartiros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas, pues llegasteis a sernos muy amados". Esta es la frase que hace muchos años produjo una profunda impresión en mí. Pablo y Silvano y Timoteo estaban [literalmente] "alegres al compartir sus propias almas". No solo el mensaje, sino el mensajero. No solo palabras, sino las vidas. No solo doctrinas, sino los corazones. Esto es lo que quiero decir cuando le animo a ser parte de un grupo pequeño, no porque usted necesite recibir, sino por su llamado a dar. A darse a sí mismo. Pablo es un modelo para nosotros aquí.

Analice conmigo este párrafo y vea a Pablo dando. Sorpréndase e inspírese a caminar por este sendero de gozo, un camino difícil pero de gozo.

Nada que ocultar

Y tenga en mente, Pablo es poderoso. Pablo es un apóstol. Él estaba en el grupo más poderoso de la iglesia primitiva. Esto es lo que me conmovió en este texto durante años. Dios me ha dado una influencia significativa. La influencia es poder. El poder es peligroso. Muy peligroso. Y lo que este texto ha hecho por mí, y espero que lo haga por usted, es decir una y otra vez, año tras año: Ni siquiera pienses, Piper, que puedes vivir una vida oculta, aislada, sin responsabilidad, desconocida. O que puedes compartir tu mensaje y no a ti mismo. Sé auténtico. Sé real. Sé lo que eres. Nada ocultes. No finjas. No actúes. No pretendas o carezcas de naturalidad. Comparte con tu propia gente, no solo el evangelio, sino tu propia alma. Dios será el juez final en este asunto. Pero me encomiendo a la consciencia de cada hombre. Nada tengo que ocultarles.

Siete formas en que Pablo se entregó a sí mismo

Ahora escuche a Pablo mientras nos dice siete formas en que se entregó a sí mismo. Por favor, no piense en esto como para alguien más. Anímese a convertirse en lo que usted es en Cristo, una fuente, un manantial, un dador de sí mismo.

1. Primero, Pablo se arriesgó entregándose a sí mismo y al evangelio en Tesalónica.

Versículo 2: "Sino que después de haber sufrido y sido maltratados en Filipos, como sabéis, tuvimos el valor, confiados en nuestro Dios, de hablaros el evangelio de Dios en medio de mucha oposición". Él tuvo adversarios desde el principio. Sabía que era arriesgado entregarse a sí mismo y al evangelio. Pero lo hizo. ¿Lo haremos nosotros? ¿Es arriesgado entregarnos nosotros mismos? Quiera el Señor hacer que nuestros grupos pequeños sean lugares seguros para darnos a nosotros mismos, a nuestra verdadera persona.

2. Él no los desorientó, ni se involucró sexualmente con alguno, o trató de engañarlos en modo alguno.

Versículo 3: Pues nuestra exhortación no procede de error ni de impureza ni es con engaño". Él les dio la verdad y se mantuvo puro (Pablo, generalmente, usaba la palabra para "impureza" con el objetivo de referirse al pecado sexual).

3. No trató de agradar a los hombres, sino a Dios.

Versículo 4: "Así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones". Versículo 6: "Ni buscando gloria de los hombres, ni de vosotros ni de otros".

Agradar a los hombres convierte a las personas en farsantes de segunda mano. Es realmente triste cuando usted lo ve, porque generalmente significa que se sienten profundamente inseguros. Lo que más quieren es nuestra aprobación. Y por eso no son reales. No se están entregando a sí mismos. Están ofreciendo posturas, ángulos de sí mismo que esperan que usted apruebe. En realidad, usted nunca los conocerá. Pablo nada tenía que ver con eso. Espero que usted tampoco. Relájese en Jesús, y sea quien es usted, con verrugas, arrugas, arañazos y todo lo demás.

4. Pablo no se lisonjeó o posicionó a sí mismo por dinero.

Versículo 5: "Porque como sabéis, nunca fuimos a vosotros con palabras lisonjeras, ni con pretexto para lucrar, Dios es testigo”. Lisonjear es usar el idioma para la mentira, para la manipulación. Usted quiere algo. En este caso, Pablo está siendo acusado de manipularlos como un manto para cubrir el lucro. Ellos decían que él quería su dinero, no sus almas. Y él dice: ustedes saben que eso no es cierto.

Vea el versículo 9. "Porque recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas, cómo, trabajando de día y de noche para no ser carga a ninguno de vosotros". Él no iba tras su dinero. Él iba tras sus almas para el bien de ellos. Estaba ahí para darse a sí mismo para ellos, e iba a hacerlo temprana y tardíamente, con verdaderas demostraciones prácticas. Cuando usted se entrega a sí mismo, no lisonjea, y no se posiciona por dinero, y no espera ser servido. Está allí para dar. Ésa es su naturaleza en Cristo, un dador.

5. Pablo puso a un lado su posición de poder, y se permitió sentirse como una madre, sintiendo un afecto tierno por los tesalonicenses, y les abrió su corazón.

Versículos 6-8: "Como apóstoles de Cristo hubiéramos podido imponer nuestra autoridad. Más bien demostramos ser benignos entre vosotros, como una madre que cría con ternura a sus propios hijos. Teniendo así un gran afecto por vosotros, nos hemos complacido en impartiros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas, pues llegasteis a sernos muy amados".

Él intercambió una relación de poder por una relación de afecto. Si un líder, o alguien, actúa así se pone en una posición muy vulnerable. Pero esto es lo que quiero expresar cuando digo que somos llamados a darnos a nosotros mismos, unos a los otros. Hay estructuras de autoridad en la iglesia, pero todas están al servicio de este tipo de abnegación. Ni siquiera se imagine que está por encima de esto. Ni siquiera piense que usted es demasiado sofisticado, o demasiado auto-suficiente, o demasiado reservado para entregarse de esta forma, mostrando afecto tierno como una madre con sus hijos.

6. Pablo era santo y justo e irreprensible entre ellos.

Versículo 10: "Vosotros sois testigos, y también Dios, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros los creyentes". No rechace este versículo, como si él estuviera diciendo que no tenía pecado. Lo que significa es: Nosotros honramos a Dios, tratamos correctamente a las personas, y no damos una razón legítima para que nos culpen por nuestro comportamiento. Él estaba más allá de cualquier reproche. Qué hermoso (que motivador), cuando podemos ser reales y buenos.

7. Pablo sintió un deseo paternal de animarlos y dejarles un legado glorioso.

Versículos 11-12: "Así como sabéis de qué manera os exhortábamos, alentábamos e implorábamos a cada uno de vosotros, como un padre lo haría con sus propios hijos, para que anduvierais como es digno del Dios que os ha llamado a su reino y a su gloria”. Y el legado no era el recuerdo de sí mismo, sino el reino y la gloria de Dios.

Siete formas en que nos damos a nosotros mismos

En resumen, Pablo dijo en el versículo 8: "Nos hemos complacido en impartiros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas". Esto es lo que creo que Dios está llamándonos a hacer en nuestra vida juntos en Bethlehem, especialmente en nuestros grupos pequeños. Dios está llamándonos a estas relaciones interpersonales, no solo porque necesitemos recibir, sino porque tenemos un llamado a dar, a darnos a nosotros mismos.

+A arriesgarnos a impartir nuestras almas, +a dejar a un lado el engaño y la explotación, +a renunciar a tratar de complacer al hombre, +a abandonar la lisonjeo y el lucro, +a sentir un afecto tierno, maternal, por las personas, +a ser santos, justos, y sin culpa en nuestra conducta, y +a sentir deseos paternales de animar y guiar a otros hacia un legado centrado en Dios.

Usted tiene algo que dar

Sé que muchos de ustedes sienten que tienen poco o nada que dar. Tengo el valor de decirles, con la autoridad de la Palabra de Dios: Si usted es cristiano, éso no es cierto. Usted tiene a Cristo (Romanos 8:10), tiene al Espíritu Santo (1ra a los Corintios 6:19), tiene la Palabra de Dios (1ra a los Corintios 2:13), tiene dones espirituales (1ra de Pedro 4:10), es nueva creación en Cristo (2da a los Corintios 5:17), y es una fuente (Juan 4:14; 7:38). Esto no tiene que ver con la personalidad. Tiene que ver con la fe. Confíe en él, y entréguese a sí mismo.

Y ésto les digo porque es el camino de los gozos más profundos, más fuertes, más extensos. "[Recuerde] las palabras del Señor Jesús, que dijo: ’Más bienaventurado es dar que recibir.’” (Hechos 20:35). Y Pablo no solo dio el evangelio, sino a sí mismo (1ra a los Tesalonicenses 2:8).

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org