Cuando el que ama a Dios piensa en el mal

2da a Timoteo 3:1-13

Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes, sin amor, implacables, calumniadores, desenfrenados, salvajes, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos, amadores de los placeres en vez de amadores de Dios; teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder; a los tales evita. Porque entre ellos están los que se meten en las casas y llevan cautivas a mujercillas cargadas de pecados, llevadas por diversas pasiones, siempre aprendiendo, pero que nunca pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad. Y así como Janes y Jambres se opusieron a Moisés, de la misma manera éstos también se oponen a la verdad; hombres de mente depravada, reprobados en lo que respecta a la fe. Pero no progresarán más, pues su insensatez será manifiesta a todos, como también sucedió con la de aquellos dos.

Pero tú has seguido mi enseñanza, conducta, propósito, fe, paciencia, amor, perseverancia, persecuciones, sufrimientos, como los que me acaecieron en Antioquía, en Iconio y en Listra. ¡Qué persecuciones sufrí! Y de todas ellas me libró el Señor. Y en verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús, serán perseguidos. Pero los hombres malos e impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.

Una de las grandes bendiciones de ser una iglesia saturada por la Biblia con un cuerpo de ancianos saturado por la Biblia y un pueblo saturado por la Biblia es que las extrañas yuxtaposiciones en la Biblia, yuxtaposiciones de emociones aparentemente contrarias, y de énfasis y verdades, nos impiden volvernos un pueblo superficial, simplista, injusto.

Por ejemplo, una persona superficial, simplista, injusta, pudiera ver a otra persona enojarse por alguna actitud pecaminosa que ve en un grupo y llegar a la siguiente conclusión: Esta persona enojada no es muy compasiva; no tiene mucha empatía; no es capaz de llorar con los que lloran. Pero los instintos de una persona saturada por la Biblia no nos llevarían a esta conclusión porque, con los años, ha estado profundizando y ensanchando su comprensión de la complejidad de la piedad, al experimentar tantas yuxtaposiciones extrañas. Ha sido moldeado por textos como Marcos 3:5, donde dice: "Y [Jesús] mirándolos en torno con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones". Y la noción superficial, simplista, injusta, de que la ira piadosa y la compasión piadosa no pueden coexistir en el mismo corazón piadoso, se ha desvanecido para siempre de la mente saturada por la Biblia.

Día a día, semana tras semana, año tras año, las mentes y corazones saturados por la Biblia son transformadas por esos cientos de profundas y maravillosas yuxtaposiciones en la Biblia. Es creado un pueblo cuyos instintos e inclinaciones son tan complejos como los de la Biblia, y cuyas respuestas a las situaciones son, a menudo, tan poco comprendidas como las de las Escrituras, cada vez más cercanas a "la mente de Cristo".

Bienvenidos a la Biblia

Así que aquí estamos en el texto de hoy, 2da a Timoteo 3:1-13. Y es un texto predominantemente frío y feo. En los versículos 1-5 hay una lista de diecinueve características feas de las personas malvadas. Entonces, en los versículos 6-9, hay una descripción de cómo esas personas se meten en las casas y raptan a las mujeres; y hay un destello de la historia de cómo ha ocurrido lo mismo durante siglos. Y entonces, en los versículos 10-13, hay una descripción de lo que cuesta tratar de vivir una vida piadosa en una cultura semejante.

¡Diecinueve descripciones específicas de la fealdad moral! Y hay una lista aun más larga en Romanos 1:29-31. Este es el mismo Pablo que dijo en Filipenses 4:8: "todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad". ¿Confunde nuestra mente la yuxtaposición de "piensa lo que es puro" con la lista de diecinueve impurezas humanas?

Bienvenidos a la Biblia. Bienvenidos a la vida real. Bienvenidos a las complejidades de la santidad. Bienvenidos a la verdad y a la mente de Dios. La mente saturada de la Biblia ama tomarse tiempo principalmente en las bellezas de la santidad, y la mente saturada de la Biblia sabe que la fealdad de la maldad es real (en nosotros y en el mundo), y no se atreve ignorarla.

Necesitamos conocer el mal

Pablo comienza el capítulo: "Debes saber esto. . .". O, literalmente: "Conoce esto. . .". Aquí hay algo que deben saber las personas que aman la belleza. Necesitamos saber sobre el mal. Y veo, al menos, seis aspectos que necesitamos saber sobre el mal en los versículos 1-13.

  • Los tiempos del mal.

  • La severidad del mal.

  • Los detalles del mal.

  • El desliz sigilioso del mal.

  • El límite del mal.

  • La alternativa del mal.

1. Los tiempos del mal (versículo 1)

"Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, [etc.]".

En la mente de Pablo, los últimos días traen una intensificación del mal. En 1ra a Timoteo, dice: "Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios". (1ra a Timoteo 4:1). El apóstol Pedro dice: "en los últimos días vendrán burladores, con su sarcasmo, siguiendo sus propias pasiones" (2da de Pedro 3:3). Judas dice: "En los últimos tiempos habrá burladores que irán tras sus propias pasiones impías" (Judas 1:18).

Y todos los escritores del Nuevo Testamento estarían de acuerdo con que los "últimos días", "últimos tiempos", comienzan con la llegada del Mesías, Jesús, al mundo. Ésa fue la llegada del fin, el comienzo del fin, el último capítulo de la historia mundial, antes de la consumación del reino de Cristo. 1ra de Juan 2:18: "Hijitos, es la última hora”. Hebreos 1:2: "en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo”. 1ra de Pedro 1:20: "[Cristo] se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a vosotros" (1ra de Pedro 1:20)

Así que estamos viviendo en los últimos días. Así ha sido desde que vino Cristo. La maldad que caracteriza a los últimos días brota una y otra vez en la historia. Y al llegar al final del final (al retorno de Cristo), podemos esperar que habrá una intensificación de todo.

Esto ocurrirá mientras el remanente fiel del pueblo de Dios experimentará una intensísima devoción a Jesucristo con la disposición de ser martirizados (Mateo 24:12-14). Esto significa que debemos ser muy cuidadosos para no asumir que la degeneración de la cultura al final de los tiempos se deba al fracaso de la iglesia en ser santa. No hay promesa alguna en la Biblia de que la santidad de la iglesia garantizará la transformación de la cultura.

Y debemos, también, ser cuidadosos para no asumir que nuestros días son los últimos de los últimos días. Quizá ocurra que entre hoy y el fin del fin, Dios planee otro gran avivamiento en la iglesia y otro gran despertar en el mundo. Pienso que debiéramos orar y evangelizar para ese propósito. Nuestro llamado no es estar de acuerdo con las tinieblas, sino predicar el evangelio de la luz.

2. La severidad del mal (versículo 1)

"Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles".

La palabra "difíciles" es una traducción suave. La palabra es usada solo en otro lugar del Nuevo Testamento, a saber, Mateo 8:28, en referencia a los endemoniados gadarenos. "dos endemoniados que salían de los sepulcros, violentos en extremo, de manera que nadie podía pasar por aquel camino". "Violentos en extremo". Esa es la palabra utilizada en 2da a Timoteo 3:1: "Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos violentos en extremo".

En otras palabras, el mal no solo será feo de ver, y dañino para la mente piadosa, también será, en ocasiones, violento, fiero (verbal y físicamente violento). Lo veremos en la lista que sigue a continuación.

Esto significa que el gozo invencible que conocemos como creyentes, debido a la obra de Cristo y a nuestra nueva y segura relación con Dios, no depende de la ausencia de fealdad moral, o de la ausencia de daño físico. No necesitamos y no debemos dejar que la inmoralidad y los horrores de los últimos días apaguen nuestro gozo en Jesús. Esta es una de esas extrañas y profundas complejidades de la santidad cristiana. ¡Oh, cuán fácil es deslizarse hacia un mentalidad compasiva y morosa que nos dice que nuestro pequeño cielo en la tierra se está convirtiendo en un infierno! Nunca se nos prometió que la tierra sería nuestro cielo antes que Cristo regresara. Y si usted trata de hacerlo, entonces se está preparando para una gran decepción.

"Nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios" (Romanos 5:2). "Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos”. Paciencia gozosa (Romanos 8:24-25). "A quien sin haberle visto, le amáis, y a quien ahora no veis, pero creéis en El, y os regocijáis grandemente con gozo inefable y lleno de gloria" (1ra de Pedro 1:8).

3. La detalles del mal (versículo 2-5)

En los versículos 2-5, Pablo enumera 19 ejemplos de tipos de personas malvadas que abundarán en los últimos tiempos, los tiempos actuales, y que serán cada vez peores al final del fin. Voy a hacer lo que les animo a hacer. Voy a leer la lista y añadiré mi breve descripción de lo que creo que cada detalle significa. El propósito de una lista como esta no es postrarnos en maldad, o recrearnos por los demás o disfrutar la crítica. El propósito es comprender la falsedad y las variedades de maldad y detectar estos detalles en nosotros mismos y en otros, con el objetivo de vencerles y evitarlos.

  • Versículo 2: "Porque los hombres serán amadores de sí mismos [narcisistas],

  • avaros [materialistas],

  • jactanciosos [que aman llamar la atención sobre sus logros],

  • soberbios [con una perspectiva exagerada de sí mismos],

  • blasfemos [queriendo ser verbalmente hirientes],

  • desobedientes a los padres [con espíritus rebeldes],

  • ingratos [que asumen que tienen derecho a las cosas que obtienen],

  • irreverentes [indiferentes a las actitudes y actos que reflejan la valía de Jesús],

+sin amor [incapaces de sentir simpatía o empatía],

  • implacables [sin disposición de perdonar],

  • calumniadores [que se esfuerzan en distorsionar lo que otros dicen o hacen],

  • desenfrenados [esclavos de sus apetitos],

  • salvajes [muertos a toda ternura],

  • aborrecedores de lo bueno [incapaces de ver y disfrutar la belleza moral],

  • traidores [que rompen promesas para su propio beneficio],

  • impetuosos [que anhelan ser admirados por tomar riesgos],

  • envanecidos [ciegos a la fealdad de la auto-preocupación y a la belleza de admirar a otros],

  • amadores de los placeres en vez de amadores de Dios [que encuentran más satisfacción en los estímulos físicos que en la admiración divina];

  • teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder [que usan a la religión para ganancia personal, sin atesorar a Cristo por encima de todo]". (2da de Timoteo 3:2–5).

Usted puede ver que Pablo sabe que está en los últimos días porque comienza los versículos 1-2 diciendo que estos son los tipos de personas que vienen en los últimos días, y termina la lista, en el versículo 5, diciendo a Timoteo: "a los tales evita". Están allí. No solo vienen, sino que están presentes. Y también están aquí hoy.

Cuando dice: "a los tales evita", no quiere decir que nunca hablemos con ellos. En 2da a Timoteo 4:5 dice a Timoteo: "haz el trabajo de un evangelista”. Habla a los incrédulos. Por el contrario, quiere decir: No suelas estar con ellos mes tras mes como si no estuvieran en problemas.

Pero el simple hecho de que Pablo dé una lista tan larga de males, muestra que él había visto mucho mal en sus días. Y tuvo que pensar mucho en la forma en que el pecado devasta la vida humana. Usted también verá mucho. Piense profundamente en lo que ve. Sufra. Ore. Cuide. Aprecie el evangelio que le salva y hable al que perece. Y busque la santidad que agrada al Señor.

4. El desliz sigilioso del mal (versículos 6-7)

"A los tales evita. Porque entre ellos están los que se meten en las casas y llevan cautivas a mujercillas cargadas de pecados, llevadas por diversas pasiones, siempre aprendiendo, pero que nunca pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad”.

La conferencia de mujeres Coalición Evangélica [Gospel Coalition Women's Conference]. En Orlando, el pasado mes de Junio, fue histórica por muchas razones. Reformada, complementaria, y enfocada en Dios, no en los problemas de las mujeres. Además de esto, 4000 mujeres se reunieron de alrededor del mundo. Una de las razones por las que me sentí emocionado de ser parte de ello es precisamente por los versículos 6 y 7. La voluntad de Dios no es que las mujeres sean débiles en su discernimiento, cargadas con el pecado, y arrastradas por las pasiones. La voluntad de Dios no es que las mujeres sean vulnerables al desliz moral y al error teológico de los que poseen una forma de piedad y niegan su poder.

Esta vulnerabilidad pudo haber sido el caso en el contexto de Timoteo. Pero el propósito de este texto no era animarla. El propósito es mostrar que el mal es insidioso. Se desliza hacia el débil: hacia las mujeres débiles, los hombres débiles, y los niños débiles. Y la tarea de la iglesia es hacer que las mujeres y los hombres y los niños sean poderosos en la Palabra de Dios, saturados con la Palabra de Dios. De modo que las mujeres, y los hombres, puedan resistir contra las artimañas del maligno. De modo que las mujeres, y los hombres, no sean aficionados, quienes siempre están probando nuevas tendencias sin tener alguna vez un suelo firme donde aterrizar.

Por tanto, digamos alto y claro que la visión de las complementaridades bíblicas entre hombres y mujeres es que ambos estén profunda y sólidamente afirmados en la Biblia y la doctrina. Ustedes conocerán la verdad, mujeres y hombres, y la verdad les hará libres, libres de la debilidad de la ignorancia (mediante la Biblia), libres de la carga del pecado (mediante el evangelio), y libres del poder de la pasión (mediante el Espíritu Santo).

5. El límite del mal (versículos 8-9)

"Y así como Janes y Jambres se opusieron a Moisés, de la misma manera éstos también se oponen a la verdad; hombres de mente depravada, reprobados en lo que respecta a la fe. Pero no progresarán más, pues su insensatez será manifiesta a todos, como también sucedió con la de aquellos dos”.

Pienso que esto significa que los verdaderos cristianos no serán arrastrados durante mucho tiempo por estos sigiliosos oponentes a la verdad. Janes y Jambres son los nombres tradicionales de los magos que se opusieron a Moisés con su habilidad para hacer milagros que contrarrestaran los de Dios (Éxodo 7:11). Pero usted recuerda que el poder de ellos pudo hacer tres de los diez milagros (Éxodo 8:18; 9:11). Y luego quedaron expuestos.

Ésto es lo que Pablo tiene en mente aquí. Estos sigilosos oponentes de la verdad quizá no sean identificados por lo que son ahora mismo. Recuerde que tienen "apariencia de piedad". Pero serán descubiertos. Dios conoce a los que son suyos. Y Él protegerá a Su rebaño.

6. La alternativa del mal (versículos 10-13)

"Pero tú has seguido mi enseñanza, conducta, propósito, fe, paciencia, amor, perseverancia, persecuciones, sufrimientos, como los que me acaecieron en Antioquía, en Iconio y en Listra. ¡Qué persecuciones sufrí! Y de todas ellas me libró el Señor. Y en verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús, serán perseguidos. Pero los hombres malos e impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”.

La alternativa al mal es el sufrimiento piadoso, y la liberación final. Timoteo, tú has visto mis persecuciones y sufrimientos (versículo 11). Te digo, Timoteo, que con este tipo de mal del que estamos hablando que está en el mundo, cualquiera (no solo yo) que tome una posición a favor de la piedad y que busque vivir una vida de pureza positiva y santidad y amor que rescata al que perece, cualquiera que lo haga será perseguido. Versículo 12: "Y en verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús, serán perseguidos". Por tanto, no pienses que es extraño. Debes saber que ocurrirá. Y recuerda "paciencia, amor, perseverancia", e imítame.

El poder para hacerlo vendrá de la confianza de nuestra liberación del mal, una liberación que fue comprada por sangre, especialmente nuestra liberación final. Versículo 11 (al final): “... ¡Qué persecuciones sufrí! Y de todas ellas me libró el Señor”. Pablo no quiso decir que el Señor nos guarda a todos de la persecución y el sufrimiento. En Listra él fue apedreado tan severamente que pensaron que estaba muerto (Hechos 14:19). Pero, ¿quiso decir?: "Ah sí, ¿pero aún estoy vivo? Él rescató mi vida.

Quizá, pero lo dudo. Pienso que quiere decir: el Señor estuvo junto a mí, nunca me abandonó. Preservó mi fe para que aún esté caminando con Él y aún esté en el camino a su reino celestial. Y por su gracia lo lograré. Pienso así por lo que dice al final de esta carta (2da a Timoteo 4:17-18):

"Pero el Señor estuvo conmigo y me fortaleció, a fin de que por mí se cumpliera cabalmente la proclamación del mensaje y que todos los gentiles oyeran. Y fui librado de la boca del león. El Señor me librará de toda obra mala y me traerá a salvo a su reino celestial. A El sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén". (2da a Timoteo 4:17–18).

El rescate supremo que Pablo tiene en mente es entrar al reino celestial. Cuando sea finalmente asesinado, entonces será rescatado. Esta es la grandiosa y suprema alternativa al mal. Quizá le cueste mucho enfrentar el mal de los últimos días. Pero le prometo, por la autoridad de la Palabra de Dios, si se mantiene firme por la fe en su Salvador crucificado y resucitado, entonces será librado y todo habrá valido la pena en un sentido infinito. Permita que el versículo 18 del capítulo 4 sea la bandera que ondee sobre toda su aflicción: "El Señor me librará de toda obra mala y me traerá a salvo a su reino celestial”. Y diremos con gran gozo: "Adiós mal, para siempre".

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org