Os es necesario nacer de nuevo: ¿Por qué esta serie y a dónde vamos?

Juan 3:1-18

Había un hombre de los fariseos, llamado Nicodemo, prominente entre los judíos. Este vino a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él. Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te asombres de que te haya dicho: “Os es necesario nacer de nuevo.” El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu". Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede ser esto? Jesús respondió y le dijo: Tú eres maestro de Israel, ¿y no entiendes estas cosas? En verdad, en verdad te digo que hablamos lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero vosotros no recibís nuestro testimonio. Si os he hablado de las cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os hablo de las celestiales? Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, es decir, el Hijo del Hombre que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que sea levantado el Hijo del Hombre, para que todo aquel que cree, tenga en El vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El. El que cree en El no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Si usted visita el Grupo Barna, en línea (es una organización se se especializa en investigaciones religiosas y estadísticas), leerá declaraciones como esta: "Los cristianos nacidos de nuevo son tan propensos al divorcio como los no-cristianos". El mismo tipo de estadísticas es dado por Ron Sider en su libro The Scandal of the Evangelical Conscience: Why Are Christians Living Just Like the Rest of the World? [El escándalo de la consciencia evangélica: ¿por qué los cristianos viven como el resto del mundo?], y por Mark Regnerus en su libro Forbidden Fruit: Sex and Religion in the Lives of American Teenagers [La fruta prohibida: sexo y religión en las vidas de los adolescentes estadounidenses].

La iglesia estadounidense no es diferente al mundo

Lo que estoy tomando aquí es precisamente el término "nacido de nuevo". El Grupo Barna, en particular, lo utiliza al informar su investigación. Así que ése informe se titula: “Born Again Christians Just As Likely to Divorce As Are Non-Christians.” ["Los cristianos nacidos de nuevo son tan propensos al divorcio como los no-cristianos"]. Sider usa la palabra "evangélicos", pero señala el mismo detalle: "Solo el 9 porciento de los evangélicos diezman. De 12000 adolescentes que hacen el voto de esperar el matrimonio, el 80% tienen sexo fuera del matrimonio en los próximos 7 años. El veintisiete porciento de los evangélicos tradicionales no piensan que el sexo premarital sea malo. Los evangélicos blancos son más propensos que los católicos y que los protestantes urbanos a protestar por tener vecinos negros".

En otras palabras, la iglesia evangélica como un todo en Norteamérica, no es aparentemente muy diferente al mundo. El evangélico va a la iglesia el domingo y tiene una cubierta religiosa, pero su religión es básicamente una añadidura al mismo modo de vida que tiene el mundo, no un poder radicalmente transformador.

Un profundo error

Ahora quiero decir, alto y claro, que cuando el Grupo Barna utiliza el término "nacido de nuevo" para describir a los estadounidenses que van a la iglesia y cuyas vidas son indistinguibles del mundo, y quienes pecan tanto como el mundo, y se sacrifican por otros tan poco como el mundo, y aceptan la injusticia tan fácilmente como el mundo, y codician las cosas con tanta avaricia como el mundo, y disfrutan el entretenimiento que ignora a Dios tan apasionadamente como el mundo, cuando el se usa el término "nacido de nuevo" para describir a estos cristianos profesos, el Grupo Barna está cometiendo un profundo error. Está utilizando el término bíblico "nacido de nuevo" en un modo que lo haría irreconocible por Jesús y por los escritores cristianos.

Así es como los investigadores definieron el término "nacido de nuevo" en su investigación:

Los cristianos "nacidos de nuevo" fueron definidos en estas encuestas como personas que decían que habían hecho "con Jesús un compromiso personal que es aún importante en sus vidas hoy", y quienes también indicaban que creían que al morir irían al cielo, porque habían confesado sus pecados y aceptado a Jesucristo como Salvador. A los encuestados no se les pidió que se describieran como "nacidos de nuevo". La clasificación de "nacidos de nuevo" no es dependiente de la afiliación eclesiástica o denominacional o de su grado de participación.

En otras palabras, en esta investigación, el término "nacido de nuevo" se refiere a las personas que dicen cosas. Dicen: "tengo un compromiso personal con Jesucristo. Es importante para mí", dicen, "creo que iré al cielo cuando muera. He confesado mis pecados y aceptado a Jesucristo como mi Salvador". Entonces, el Grupo Barna les toma la palabra, les atribuye la infinitamente importante realidad del nuevo nacimiento, y luego blasfema esa preciosa realidad bíblica diciendo que los corazones regenerados no tienen más victoria sobre el pecado que los corazones no-regenerados.

El Nuevo Testamento va en la dirección opuesta

No estoy diciendo que su investigación sea incorrecta. Parece estar increíblemente correcta. No estoy diciendo que la iglesia no sea tan mundana como ellos dicen. Estoy diciendo que los escritores del Nuevo Testamento piensan en una dirección exactamente opuesta sobre el nuevo nacimiento. En lugar de etiquetar como nacidos de nuevo a quienes hicieron una profesión de fe, y determinar la mundanalidad de estas personas llamadas nacidas de nuevo, y a la conclusión de que el nuevo nacimiento no cambia radicalmente a las personas, el Nuevo Testamento avanza en otra dirección. El Nuevo Testamento parte de la certidumbre absoluta de que el nuevo nacimiento cambia radicalmente a las personas, pasando por la observación de que muchos cristianos profesantes no están realmente (como dice el Grupo Barna) radicalmente cambiados, y llega a la conclusión de que no han nacido de nuevo. El Nuevo Testamento, a diferencia del Grupo Barna, no profana el nuevo nacimiento con la mundanalidad de los cristianos estadounidenses no-regenerados.

Por ejemplo, uno de los principales énfasis de la primera epístola de Juan es persuadir de esta misma verdad:

  • 1ra de Juan 2:29: "Si sabéis que Él es justo, sabéis también que todo el que hace justicia es nacido de El".

  • 1ra de Juan 3:9: "Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios".

  • 1ra de Juan 4:7: "Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios".

  • 1ra de Juan 5:4: "Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe".

  • 1ra de Juan 5:18: "Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que aquel que nació de Dios le guarda y el maligno no lo toca”.

Regresaremos a estos textos en las siguientes semanas, a medida que se desarrolle esta serie. Hay muchas preguntas por responder y nos distanciaremos ampliamente del perfeccionismo, y lidiaremos realísticamente con los fracasos de los cristianos genuinos. Pero, por ahora, ¿no es cierto que estas declaraciones parecen ser escritas teniendo en mente los mismos reclamos que sostiene el Grupo Barna, a saber, que las personas nacidas de nuevo son moralmente indistinguibles del mundo? La Biblia es profundamente consciente de tales personas en la iglesia. Ésa es una razón por la que fue escrita la 1ra de Juan. Pero en lugar de seguir al Grupo Barna, la Biblia dice que la investigación no está descubriendo que las personas nacidas de nuevo están permeadas de mundanalidad; sino que la investigación está descubriendo que la iglesia está llena de personas que no han nacido de nuevo.

"Regeneración"

Hoy comenzamos una serie de mensajes sobre el nuevo nacimiento. ¿Qué enseña la Biblia sobre haber nacido de nuevo? Otra palabra para el evento de nacer de nuevo es la "regeneración". Es útil usar ésa palabra de vez en cuando. ¿Estaría usted dispuesto a añadirla a su vocabulario? Niños, ¿ayudarían a sus padres con esto? Ellos probablemente nunca han usado la palabra "regeneración" para hablar con ustedes. Así que quizás no sepan qué es. ¿Les dirían al llegar a casa: "mami y papi, sabías que 'regeneración' significa nacer de nuevo? ¿Y sabías que la palabra 'regenerado' es el modo en que se describe a alguien que ha nacido de nuevo? Dices: 'esa persona está regenerada'. Éso significa que ha nacido de nuevo. Si ustedes pudieran entrenar a sus padres con esto, me ayudarían mucho. Entonces todos podremos usar palabras en el mismo modo y no confundirnos.

1) La profanación del término "nacer de nuevo"

El mensaje de hoy será una revisión introductoria de hacia dónde vamos y por qué. Usted ya puede ver una de las razones para enfocarme en este asunto. El término "nacido de nuevo" es profanado cuando se usa como lo hace el Grupo Barna. Y, por supuesto, ése no es el único tipo de abuso del término bíblico. El término en nuestro día simplemente significa que alguien o algo tuvieron una mejoría en la vida. Así que Internet dice que Cisco System, la compañía de comunicaciones, ha nacido de nuevo, y que el movimiento verde ha nacido de nuevo, el astillero Davie en Montreal ha nacido de nuevo, el extremo occidental en Boston ha nacido de nuevo, las comidas kosher para judíos ortodoxos han nacido de nuevo, y así sucesivamente. Así que no es sorprendente que tengamos que ser cuidadosos cuando leemos que el 45% de los estadounidenses dicen que han "nacido de nuevo" en un sentido religioso.

Este término "nacido de nuevo" es muy precioso y crucial en la Biblia. Así que espero asegurarme de que conozcamos la intención de Dios cuando usa este lenguaje en la Biblia. ¿Qué significa nacer de nuevo?

2) Quiero que sepan lo que les ocurrió a ustedes

Otra razón por la que ansío enfocarme en el nuevo nacimiento, es para ayudarles a saber qué les ocurrió en realidad al nacer de nuevo. Es algo mucho más glorioso de lo que usted piensa. Es también más glorioso de lo que yo pienso. Es maravilloso más allá de toda comprensión humana. Pero ése misterio no es tal debido a que se hable poco sobre ello en la Biblia. Se habla mucho de ello en la Biblia. Es debido a que cuando todo se aprecia, entonces hay aun más. Así que espero que ustedes conocerán más y mejor qué les ocurrió al nacer de nuevo.

3) Quiero ayudar a las personas a nacer de nuevo

Otra razón para esta serie es que hay otros a quienes quiero ayudar a nacer de nuevo. Quiero mostrarles qué debe ocurrirles. Y yo, con sus oraciones, quisiera ser un medio para que muchos nazcan de nuevo en estas semanas. El nuevo nacimiento, veremos, no es la obra del hombre. Usted no hace que ocurra el nuevo nacimiento, y yo no hago que ocurra el nuevo nacimiento. Dios hace que ocurra. Nos ocurre a nosotros, no por nosotros.

El nuevo nacimiento ocurre mediante el evangelio

Pero siempre ocurre mediante la Palabra de Dios. Escuche a 1ra de Pedro 1:23 y 25: "Pues habéis nacido de nuevo, no de una simiente corruptible, sino de una que es incorruptible, es decir, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. . . . Y esta es la palabra que os fue predicada". Así que aunque Dios es quien engendra a sus hijos, la semilla mediante la cuál El lo hace, es la Palabra de Dios, el evangelio que predicamos. Por tanto, oren conmigo para que uno de los grandes efectos de esta serie sea ése milagro. Y traiga a sus amigos y familias quienes necesitan escuchar sobre la necesidad del nuevo nacimiento. Trataré de explicarlo claramente y de mostrarlo en la Biblia, de modo que las personas lo puedan ver por sí mismas.

Y quiero que sepan qué les ocurrió en el nuevo nacimiento, para que sepan cuáles tres características tiene el nuevo nacimiento, en ustedes, y en otros. 1) Cuando usted verdaderamente ha nacido de nuevo, y crece en la gracia y el conocimiento de lo que el Señor ha hecho por usted, su comunión con Dios será dulce, y su certeza de que Él es su Padre será profunda. Quiero éso para usted. 2) Si Dios se complaciera en traer este tipo de despertar a Su iglesia, entonces el mundo vería en realidad qué es el amor radical y el sacrificio y el valor en la iglesia, y no miraría a todos esos falsos cristianos que viven como el mundo. 3) Si usted sabe qué le ocurrió en realidad en el nuevo nacimiento, entonces atesorará a Dios y a Su Espíritu y a Su Hijo y a Su Palabra, más que nunca antes. Y Él será glorificado. Así que ésas son algunas de las razones por las cuáles debiéramos enfocarnos en el nuevo nacimiento.

Preguntas cruciales sobre el nuevo nacimiento

Hay algunas preguntas cruciales que estaremos formulando. Una es: ¿Qué es el nuevo nacimiento? Es decir, ¿qué ocurre en realidad? ¿Cómo es? ¿Qué cambia? ¿Que comienza a existir que no estuviera antes?

Otra pregunta es: ¿Cómo se relaciona a otras bendiciones que Dios provoca para traernos a Sí mismo y salvarnos? Por ejemplo, ¿cómo se relaciona el nuevo nacimiento con

  • el llamamiento efectivo de Dios ("a los que llamó, a ésos también justificó", Romanos 8:30),

  • la nueva creación ("si alguno está en Cristo, nueva criatura es", 2da a los Corintios 5:17),

  • el hecho de que Dios nos está llevando hacia Cristo ("Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre", Juan 6:44),

  • el hecho de que Dios está dando un pueblo a Su Hijo ("Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí", Juan 6:37),

  • la apertura de nuestros corazones, por Dios ("el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía", Hechos 16:14),

  • la iluminación de nuestros corazones, por Dios ("Dios. . . es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo", 2da a los Corintios 4:6),

  • la eliminación del corazón de piedra y el don de un corazón de carne ("quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne", Ezequiel 36:26),

  • la vivificación de Dios ("aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo", Efesios 2:5),

  • la adopción de Dios a Su familia ("habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!" Romanos 8:15)?

¿Cómo es que el acto de regeneración de Dios se relaciona con todos estos modos maravillosos de describir lo que nos ocurrió cuando Dios nos salvó?

Otra pregunta que haremos es: ¿Por qué es necesario el nuevo nacimiento? Jesús dijo a Nicodemo, en Juan 3:7: “Os es necesario nacer de nuevo”. No dijo "te sugiero", o "tu vida mejoraría si tuvieras esta experiencia". ¿Por qué es que a menos que nazcamos de nuevo no veremos el reino de Dios (Juan 3:3)? Esta es una de las grandes razones para lidiar con este asunto. Hasta que nos demos cuenta de que debemos nacer de nuevo, y por qué debemos nacer de nuevo, probablemente hasta entonces, no nos percataremos de cuál es realmente nuestra condición sin salvación. La mayoría de las personas no sabe qué está realmente mal en ellas. Un modo de ayudarles a tener un diagnóstico verdadero y terrible es mostrarles el tipo de remedio que Dios ha provisto, a saber, el nuevo nacimiento. Si usted tiene una llaga en su tobillo y después de que el doctor la examina viene y dice: "Tengo noticias duras: Tenemos que cortar su pierna justo debajo de la rodilla", ése remedio le dirá más sobre la llaga que muchas otras palabras altisonantes. Así es con el remedio "os es necesario nacer de nuevo".

Otra pregunta que abordaremos es cómo ocurre el nuevo nacimiento. Si es la obra de Dios, que lo es, ¿cómo la experimento? ¿Hay algo que pueda hacer yo para que ocurra?

Y una última pregunta con la que debemos lidiar es: ¿Cuáles son los efectos de nacer de nuevo? ¿Qué cambia? ¿Cómo vive una persona que ha nacido de nuevo?

Millones en la iglesia no han nacido de nuevo

Lo que nos trae de vuelta a donde empezamos, a saber, el reclamo de que los cristianos "nacidos de nuevo" tienen estilos de vida mundanos y de pecado, que son indistinguibles de los estilos de vidas de los no-regenerados. No lo creo. 1ra de Juan 5:4: "Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe". Pero mi convicción no es una noticia suave para la iglesia. Implica que hay millones de personas que asisten a la iglesia y que no han nacido de nuevo.

¿Orarían ustedes, quienes han nacido de nuevo y tienen el Espíritu Santo, y aman a Dios, y se preocupan por los perdidos, orarían conmigo para que el efecto de estos mensajes sea el despertar de los muertos espirituales, tanto de quienes nunca han ido a la iglesia, como de quienes han estado allí todas sus vidas?

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org