Bienvenido al paraíso


Transcripción de audio

Este es el gran cambio: Dios es por nosotros y no contra nosotros –cien por ciento por nosotros. Es totalmente por nosotros. ¿Quién podrá acusarnos? Nadie. ¿Quién podrá condenarnos? Nadie. ¿Qué nos podrá separar de Él? Nada. Porque Dios es quien justifica, Cristo es quien murió y su amor es lo que nos guarda. Como Dios es por nosotros, entonces no hay acusación, no hay condenación, no hay separación.

Cuando Martin Lutero se dio cuenta de esto, todo cambió para él. Él había dicho anteriormente: “Si pudiera creer que Dios que no está airado contra mi, me pondría sobre mi cabeza de gozo”. Y cuando se dio cuenta, expresó: “Sentí que había nacido de nuevo y que había entrado al paraíso a través de puertas abiertas”.

Te miro a ti y me pregunto: ¿vives en este paraíso? ¿Estudias en este paraíso? ¿Vas a la cama por las noches en este paraíso? Hemos entrado al paraíso. Él es por nosotros y no contra nosotros.


Read, watch, or listen to the full message: