Un Resumen del Evangelio para ayudarle a disfrutarlo y para que lo comparta

Dios nos creo para su gloria

"Trae a mis hijos desde lejos, y a mis hijas desde los confines de la tierra, a todo el que es llamado por mi nombre y a quien he creado para mi gloria" (Isaias 43:6-7, LBLA). Dios nos hizo a todos conforme a su imagen, de tal manera que podamos ser una imagen, o reflejo, de su caracter y su belleza moral.

Todo ser humano debería vivir para la gloria de Dios

"Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31). La manera en que podemos vivir para la gloria de Dios es amándolo (Mateo 22:37), confiando en él (Romanos 4:20), dándole gracias (Salmo 50:3) y obedeciéndole (Mateo 5:16). Cuando hacemos estas cosas reflejamos la gloria de Dios.

Todos hemos pecado y no alcanzamos la gloria de Dios

"Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios" (Romanos 3:23). "Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que ... cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen ..." (Romanos 1:21-23). Ninguno de nosotros ha amado, confiado, dado gracias a Dios u obedecido a Dios como deberíamos.

Todos merecemos castigo eterno

"Porque la paga del pecado es muerte (eterna), pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro". (Romanos 6:23). Aquellos que no obedecieron al Señor Jesús "sufrirán el castigo de eterna destrucción, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder" (2 Tesalonicenses 1:9) "Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna" (Mateo 25:46).

En su gran misericordia Dios envio a único hijo Jesusucristo con el fin de proveer el camino a la vida eterna para los pecadores

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16). "Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros" (Gálatas 3:13). "Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios" (1 Pedro 3:18)

La vida eterna es un regalo gratuito para todos aquellos que confian en Cristo como Señor y Salvador

"Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo" (Hechos 16:31). "Si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo" (Romanos 10:9). "Por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8). "Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí" (Gálatas 2:20).

Procurando el poder de Hechos 1:8 con usted,

El pastor John