ENGREDA: Estrategias Para Luchar Contra La Lujuria

Tengo en mente hombres y mujeres. Para los hombres es evidente. Es urgente la necesidad de guerra contra el bombardeo de tentaciones visuales para mirar imágenes sexuales. Para las mujeres es menos evidente, pero igual de grande si ampliamos el alcance de la tentación a la comida o figura o fantasías relacionales. Cuando digo "lujuria" me refiero a la esfera del pensamiento, la imaginación y el deseo que lleva a la mala conducta sexual. Así que aquí está un conjunto de estrategias en la lucha contra los malos deseos. Lo puse en la forma de una sigla, E N G RE D A.

E - EVITAR tanto como sea posible y razonable las imágenes y situaciones que despiertan el deseo impropio. Digo "posible y razonable" porque algunas exposiciones a la tentación son inevitables. Y digo "deseo impropio" porque no todos los deseos de sexo, comida y familia son malos. Nosotros sabemos cuando son impropios e inútiles, y cuando están en camino de convertirse en esclavitud. Nosotros conocemos nuestras debilidades y qué los desencadena. "Evitar" es una estrategia bíblica. "Huye de las pasiones juveniles y sigue la justicia" (2 Timoteo 2:22). "No satisfagan los deseos de la carne." (Romanos 13:14).

N - Di NO a cada pensamiento lujurioso dentro de los primeros cinco segundos. Y dilo con la autoridad de Jesucristo. "En el nombre de Jesús, ¡NO!". No tienes mucho más que sólo cinco segundos. Darle más tiempo al pensamiento, sin oposición, significa que volverá a presentarse con tanta fuerza que será casi inconmovible. Dilo en voz alta si te atreves. Sé fuerte y guerrero. Como John Owen dijo: "permanece matando al pecado o el pecado te estará matando a ti". Golpe rápido y golpe fuerte. "Resistid al diablo, y huirá de vosotros" (Santiago 4:7).

G - GIRAR la mente con fuerza hacia Cristo como la satisfacción superior. Diciendo "no" no será suficiente. Debes pasar de la defensiva a la ofensiva. Combatir el fuego con fuego. Atacar las promesas del pecado con las promesas de Cristo. La Biblia lo llama lujuria "deseos engañosos" (Efesios 4:22). esos pensamientos mienten. Ellos prometen más de lo que pueden cumplir. La Biblia los llama "deseos que tenían cuando vivían en la ignorancia." (1 Pedro 1:14). Sólo los tontos ceden. "como el buey que va camino al matadero" (Proverbios 7:22). El engaño es derrotado por la verdad. La ignorancia es derrotada por el conocimiento. Debe ser verdad gloriosa y conocimiento hermoso. Es por eso que escribí Viendo y Saboreando a Jesucristo. Debemos llenar nuestra mente con las promesas superiores y los placeres de Jesús. Entonces tenemos que recurrir a ellos inmediatamente después de decir: "¡NO!"

RE - RETENER la promesa y el placer de Cristo firmemente en tu mente hasta que saque fuera las otras imágenes. "Fija tus ojos en Jesús" (Hebreos 3:1). Aquí es donde muchos fallan. Se rinden demasiado pronto. Ellos dicen: "Traté de sacarlo fuera, y no funcionó". Yo pregunto: "¿Cuánto tiempo has intentado?" ¿Qué duro esforzaste tu mente? La mente es un músculo. Se puede flexionar con intensidad. Toma el reino con violencia (Mateo 11:12). Sea brutal. Sujeta la promesa de Cristo ante tus ojos, Sujétala. ¡ Sujétala! No dejes que se vaya! Mantente sujetándola! ¿Cuánto tiempo? En la medida que sea necesario. ¡Lucha! Por el amor de Cristo, lucha hasta que ganes! Si una puerta eléctrica de garaje está a punto de aplastar a tu hijo, la sujetarías con toda tu fuerza y gritarías por ayuda, y la sujetarías y la sostendrías y la sujetarías y la sostendrías.

D - DISFRUTA una satisfacción superior. Cultiva las capacidades para placer en Cristo. Una razón por la que la lujuria reina en muchos es que Cristo tiene un muy poco atractivo para ellos. Omitimos el engaño porque tenemos poco deleite en Cristo. No digas: "Eso no es sólo yo." ¿Qué medidas has tomado para despertar afecto por Jesús? ¿Has luchado por gozo? No seas fatalista. fuiste creado para atesorar a Cristo con todo tu corazón - más que atesorar sexo o azúcar. Si tienes poco gusto por Jesús, los placeres que compiten triunfarán. Suplica a Dios por la satisfacción que no tienes: "Sácianos de tu amor por la mañana, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días." (Salmo 90:14). Entonces mira, mira, mira a la persona más magnifica del universo hasta que lo veas de la manera que Él es.

A - AVANZA a una actividad útil distanciada de la ociosidad y otros comportamientos vulnerables. La lujuria crece rápidamente en el jardín del ocio. Encontrar un buen trabajo para hacer, y hacerlo con todas tus fuerzas. "No sean perezosos, fervientes en espíritu, sirviendo al Señor" (Romanos 12:11). "Estad firmes, constantes, abundando siempre en la obra del Señor" (1 Corintios 15:58). Abunda en el trabajo, levántate y haz algo. Barrer una habitación, clavar un clavo, escribir una carta, arreglar un grifo. Y hazlo por amor a Jesús. Fuiste creado para administrar y crear. Cristo murió para hacerte "dedicado a hacer el bien" (Tito 2:14). Reemplaza los deseos engañosos por una pasión por buenas obras.

Luchando a tu lado,

Pastor John

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org