Pensamientos del Rey David en dar para construir la casa del Señor

"¿Quién, pues hoy en día se ofrecen voluntariamente, consagrándose hoy al Señor?"

"Los jefes padres de familia hicieron sus ofrendas voluntarias, como lo hicieron también los líderes de las tribus".

"Y el que tenía piedras preciosas las dio para el tesoro de la casa del Señor."

"Entonces el pueblo se regocijaba porque éstos habían dado voluntariamente, con corazón íntegro habían ofrecido libremente al Señor."

"Las riquezas y el honor vienen de ti, oh Dios y tu gobiernas sobre todo. En tu mano hay autoridad y poder; y en tu mano es para hacer grande y dar fortaleza a todos. Y ahora damos gracias a Dios and alabamos tu glorioso nombre."

"Pero, ¿quien soy yo y quien es mi gente, que deberiamos estar dispuestos en ofrecer voluntariamente? Pues todas las cosas vienen de ti y de tu propia mano te hemos dado".

"Oh Señor nuestro Dios, toda esta abundancia que hemos provisto para construirte una casa para tú santo nombre viene de tu mano y todo es tuyo".

"Oh Señor, el Dios de Abraham, Issac e Israel, nuestros padres, mantienen por siempre ese proposito y pensamientos en los corazones de tú pueblo, y dirige sus corazones hacia ti".

Y David dijo a toda la asamblea, "Bendito el Serñor tu Dios".

Mirando la mano del Señor contigo,

Pastor John

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org