Casados o Solteros: Para Bien o para Mal

Siguiendo el sermón de este fin de semana titulado “Soltero en Cristo: Un Nombre Mejor que el de Hijos e Hijas,” el pastor John recibió una carta preguntando, "si lo que dices sobre la bendición de la soltería es cierto, ¿por qué uno querría entonces estar casado?" Aquí está su respuesta.

Querido Amigo,

Me preguntas "¿Qué es lo más convincente del matrimonio? ¿Por qué incluso queremos casarnos?"

La "razón convincente" procede sólo de la buena combinación de las realidades internas y verdades objetivas del diseño de Dios para el matrimonio. Cuando esta combinación no es buena, el matrimonio no es convincente y no debería darse. Diría lo mismo acerca de la soltería.

Las verdades objetivas sobre el matrimonio son principalmente el diseño de Dios:

  1. Para mostrar su pacto de amor entre Cristo y la iglesia,
  2. Santificar a la pareja con los particulares dolores y placeres del matrimonio,
  3. Engendrar y educar una generación de adoradores de corazón,
  4. y para canalizar el buen deseo sexual hacia los caminos sagrados e incorporarlo a la muestra de adoración de los placeres celestiales.

Esa es una gran llamada, pero es sólo convincente si cumple con los anhelos internos de Dios que se apoyan fuertemente en esos diseños.

Las verdaderas objetivas acerca de la soltería también son principalmente el diseño de Dios:

  1. Para mostrar la naturaleza espiritual de la familia de Dios que crece por la regeneración y fe, no de la procreación y el sexo,
  2. santificar al soltero con los particulares dolores y placeres de la soltería,
  3. para obtener más de la vida del soltero para el ministerio no doméstico que tan desesperadamente se necesita en el mundo,
  4. y para engrandecer el valor satisfactorio de Cristo que sostience la castidad para toda la vida.

Esa es una gran llamada, pero es sólo convincente si cumple con los anhelos internos de Dios que se apoyan fuertemente en esos diseños.

Hay más sobre el matrimonio y la soltería de lo que he comentado. Pero lo importante es mostrar que ni yo ni la Biblia queremos decir cuál es el más convincente en sí mismo. Por eso Pablo dice, "uno tiene un don, y otros, otro" (1ª Corintios 7:7). Creo que lo que quiere decir es: la realidad interna de una persona encuentra una de las opciones convincentes y la realidad interna de otro encuentra la otra convincente. Y yo añadiría que esto puede variar de una temporada a otra.

No sé cuál contiene más alegrías y más dificultades. No hay manera de saberlo de antemano, me parece. De todos modos, nosotros los Cristianos no tomamos nuestras decisiones de esa forma. Estaría claro si todos los solteros no escucharan sólo los votos matrimoniales, "para bien o para mal", sino que tomaran también esas palabras para su condición de solteros: "para bien o para mal". El matrimonio puede llegar a ser gloriosamente feliz, o dolorosamente decepcionante. La soltería puede llegar a ser gloriosamente satisfactoria o dolorosamente decepcionante. Sólo Dios sabe cuál te vendrá bien a ti.

Así que al final, tu corazón realmente importa. Objetivamente, no podemos saber de antemano el tiempo en que el matrimonio o la soltería nos santificará más u honrará más a Dios. ¿Nos impulsa la realidad interna de nuestro corazón hacia los diseños del matrimonio o los de la soltería? Es una gran pregunta que sólo el corazón puede responder. Pero debería ser un corazón bien formado con la Palabra y mucha oración, y mucha madurez en la vida y el consejo de amigos y familiares.

Este es mi mayor esfuerzo. Gracias por preocuparte de estar dedicado a Cristo por encima de todo lo demás.

Pastor John

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org