Ningúna oración, ningúna autoridad

Este género con nada puede salir, sino con oración (Marcos 9:29).

Velad y orad, para que no entréis en tentación (Marcos 14:38)

Recientemente arregle mi estudio en casa. Pero no quite el rincón de oración o el banco de la oración. Lo hice más privado. Todo lo que he leido y he experimentado me enseña que una profunda influencia espiritual para el bien de los pecadores y la gloria de Dios viene de los hombres y la mujeres que se entregan asimismos a la oración y meditación.

Leí, por ejemplo sobre el secreto de Charles Simeon, quien sufrió grandes dificultades en su poderoso pastorado durante 54 años en Cambridge (1782-1836). Su amigo, T. Housman, se quedó con él por algunos meses y nos dijo algo sobre este hombre entregado a Dios:

Nunca ví tal consistencia y devoción real, tal vigorocidad, entusiasmo y amor... invariablemente surgio todas las mañanas, aunque era temporada de invierno, a las 4:00 a.m. y después de prender el fuego, el dedicó las primeras cuatro horas del día para orar en privado y estudiar las escrituras devocionalmente... Aquí estaba el secreto de su enorme gracia y fortaleza espiritual. Obteniendo instrucción de tal recurso y buscandola con tal diligencia, él fué confortado en todas sus pruebas y preparado para cada tarea.

Esto aplica para personas e iglesias. No oración, ningún poder. Y necesitamos poder espiritual. Considera la siguiente primera frase del libro de Marcos 9. Existen fuerzas espirituales que Jesús dice son difíciles de vencer. Sus discipulos preguntaron, "¿Por qué no podemos hecharlo fuera?" Jesús respondio: "¡insuficiente oración!".

¿Qué quiso decir? probablemente no que no habían orado por el chico endemoniado sino que ellos no habían vivido en oración. Habían orado poco en su vida. Nota: Jesús hecho fuera el demonio sin orar: " Tú Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él". Pero Jesús había orado, El vivia en oración. El estaba listo para cuando el diablo viniera. Pero los discipulos fueron débiles y negligentes en sus oraciones. Y fueron impotentes frente a fuertes fuerzas del mal. Este tipo no pueden ser expulsados con otra cosa más que con oración.

En otras palabras, sin oración perseverante no tenemos ofensa. Como iglesia estamos destinados a invadir y saquear las fortalezas de satanás. Pero si no hay oración, no hay poder. Lo mismo es cierto para defensa. Observa la segunda frase (arriba) del libro de Marcos 14. Si no somos vigilantes entraremos en tentación. Nuestra defensa y nuestra ofensa como iglesia es una fuerza activa, persistente, ferviente oración de fe.

Por favor, ore y pídale a Dios que le muestre si debe ser parte de la Fuerza de Oración los Miércoles o la Oración Dominical Watch para los próximos 90 días. Vamos a reclutar a aquellos que Dios está llamando el Domingo 2 de Abril.

Siempre necesidad de la oración y el poder,

Pastor John

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org