Reconstruyendo Algunos Conseptos Básicos de Belén: Las Doctrinas de la Gracia

También Conocidas como los 5 Puntos del Calvinismo o TULIP (por sus Siglas en Inglés)

Creemos que esas 5 verdades son bíblicas y por tanto verdad. Creemos que ellas magnifican la preciosa gracia de Dios y dan un gozo indescriptible a los pecadores que han perdido la esperanza de salvarse a si mismos.

Depravación Total

Nuestra corrupción pecaminosa es tan profunda y tan fuerte que nos hace esclavos del pecado y moralmente incapaces de superar nuestra propia rebelión y ceguera. Esta inhabilidad de salvarnos a nosotros mismos es total. Somos absolutamente dependientes de la gracia de Dios para superar nuestra rebeldía, darnos ojos para ver y conducirnos efectivamente a el Salvador.

Estábamos muertos en pecado. (Efesios 2:5)

Los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; Los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. (Romanos 8:7-8)

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente (1 Corintios 2:14).

Elección Incondicional

La elección de Dios es un acto incondicional de libre gracia que fue dado a través de su hijo Jesús antes de que el mundo fuera. Mediante este acto, Dios eligió antes de la fundación del mundo a aquellos que serían liberados de la esclavitud del pecado y traídos al arrepentimiento y a la fe salvadora en Jesucristo.

"según nos escogió en él antes de la fundación del mundo" (efesios 1:4)

Creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. (Hechos 13:48)

"Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia." (Romanos 9:15-16)

Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios. (1Corintios 1:27)

Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos. (Romanos 11:7; cf 9:11-12; Juan 6:37)

Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis. (Isaías 43:10)

Gracia Irresistible

Esto significa que la resistencia que todo ser humano ejerce contra Dios cada día (Romanos 3:10-12; Hechos 7:51) es superada maravillosamente a su debido tiempo por la gracia salvadora de Dios para con los rebeldes indignos que él escogió salvar libremente.

Aun estando nosotros muertos en pecados, [Dios] nos dio vida juntamente con Cristo - por gracia sois salvos, (Efesios 2:5)

"Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre." (Juan 6:65)

por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, (2 Timoteo 2:25)

Expiación Limitada

La expiación de Cristo es suficiente para toda la humanidad y efectiva para aquellos que en él confían. La efectividad completa, salvadora de la expiación que Jesús logró está limitada a aquellos para los cuales el efecto salvador fue preparado. La disponibilidad de la suficiencia total de la expiación es para todo el mundo. Quien quiera - todo el que cree - será cubierto por la sangre de Cristo. Y hay un diseño divino en la muerte de Cristo para cumplir las promesas del nuevo pacto hechas a la novia escogida de Cristo. Por tanto, Cristo murió por todos, pero no de la misma manera para todos.

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16 cf. Apocalipsis 22:17).

Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. (Lucas 22:20)

Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, (Efesios 5:25)

Pongo mi vida por las ovejas. (Juan10:15)

Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... Y por ellos yo me santifico a mí mismo [esto es, se prepara a morir], para que también ellos sean santificados en la verdad. (Juan 17:9,19)

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? (Romanos 8:32)

Perseverancia de los Santos

Creemos que todos los que son justificados ganarán la pelea de la fe. Ellos perseverarán en fe y nunca se rendirán al enemigo de sus almas. Esta perseverancia es la promesa del nuevo pacto, obtenida por la sangre de Cristo, y realizada en nosotros por Dios mismo, no tanto para disminuir, sino solo para facilitar y fomentar nuestra vigilancia; para que podamos decir al final He peleado la buena batalla, mas no yo, sino la gracia de Dios que está en mí

Y a los que justificó, a éstos también glorificó. (Romanos 8:30)

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. (Juan 10:27-28)

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. (Filipenses 1:6)

Prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús (Filipenses 3:12)

Descansando en Cristo y alcanzando la meta,

Pastor John

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org