Diez razones para escuchar las preguntas antes de contestarlas

Meditación sobre Proverbios 18:13

"El que responde antes de escuchar, cosecha necedad y vergüenza."

1) Es una arrogancia responder una pregunta antes de escucharla. El humilde no presume que conoce con precisión lo que una persona está preguntando hasta que el interesado ha terminado de formular la pregunta. ¡Cuántas veces no he caido en una conclusión errónea por el hecho de comenzar a responder antes de haber escuchado la pregunta completa! Frecuentemente es la última palabra de una pregunta la que completa todo el asunto y te permite comprender que lo que ellos estaban preguntando no era lo que en principio tu creias.

2) Es grosero responder a una pregunta realizada a medias. "Grosero" es una palabra muy útil para los cristianos, significa "de mala educación, descortés." La palabra en El Nuevo Testamento para esta expresión es aschëmonei, se encuentra en 1ª de Corintios 13:5 que las nuevas versiones traducen como "el amor no es grosero" pero la versión Reina Valera de 1960 expresa "el amor no hace nada indebido." Esto significa que el amor no solo sigue normas morales absolutas, sino que también toma en cuenta prácticas culturales, hábitos y costumbres. ¿Qué es la simpatía? ¿Qué es la cortesía? ¿Qué son las buenas maneras? ¿Qué es apropiado? ¿Qué es el buen gusto? ¿Qué es adecuado? El amor no es indiferente a estas cosas, las usa para expresar su humilde deseo por el bien de la gente. Una de estas normas de cortesía es escuchar bien una pregunta antes de responder.

3) No responder a una pregunta hasta que la escuches completamente es honrar y respetar totalmente a la persona que formula la pregunta, es tratar a la persona como si sus palabras realmente importaran. Asumir que se puede terminar una pregunta antes que el interlocutor lo haga es un desprecio hacia él.

4) Oir cuidadosamente una pregunta frecuentemente revela que tal pregunta tiene varios niveles y que en realidad es mucho más que una pregunta. Muchas preguntas están mezcladas en una. Cuando se observa esto, se puede dividir la pregunta en varias partes y responderlas una a la vez. No veremos tales sutilezas si nos apresuramos con nuestras respuestas y no tenemos cuidado al oir.

5) A veces una pregunta revela suposiciones que uno no comparte. Si se trata de responder una pregunta en base a tales suposiciones sin entender los supuestos del interlocutor, probablemente se hablará más allá de lo debido. Si uno escucha cuidadosamente y deja que la persona termine, se puede discernir que es lo que esa persona asume que uno no preveía. Entonces uno puede probar esas suposiciones antes de responder. Generalmente, cuando tratamos la pregunta a este nivel, ésta se responde a si misma. En realidad teníamos que responder a dichas diferencias.

6) Las pregutas generalmente tienen tanto actitudes como contenido. La actitud a veces nos dice tanto como el contenido acerca de lo que en realidad se está preguntando. De hecho la actitud puede decirnos que las palabras que se están usando en la pregunta no son todo lo que la cuestión implica. Cuando se dicierne esto, no deberíamos remarcar las palabras, sino cuestionarnos seriamente para ver si la actitud y las palabras están realmente haciendo la misma pregunta. Si no es así, ¿Qué es lo que realmente el interlocutor quiere que se le responda?

7) Las preguntas tienen un contexto que necesitamos conocer. Muchos pensamientos, circunstancias y sentimientos que no conocemos o no podemos comprender pueden estar alimentando la pregunta. Escuchar cuidadosamente podría ayudarnos a captar esas cosas. Podría ser que haya solo una pequeña pista sobre una circunstancia crucial detrás de la pregunta, y si por oir cuidadosamente captamos la pista, podríamos ser capaces de extraerla y asi poder contestar la pregunta más apropiadamente.

8) Las preguntas están hechas de palabras. Las palabras tienen significados que están formados por las experiencias y educación de la persona. Esas palabras podrían no contener el mismo significado para uno mismo y el interlocutor. Si uno quiere responder lo que él está realmente preguntando, debe oir con mucho cuidado. Cuando exista la posibilidad que la pregunta esté dirigida a una comprensión diferente de la palabra, hemos de hablar con sabiduría acerca del significado de nuestras palabras antes de hablar acerca de la respuesta a la pregunta. He encontrado que hablar acerca de la definición de las palabras en una pregunta, normalmente conduce a la respuesta de ésta.

9) Proverbios 18:13 dice que es una necedad responder antes de oir. Así es, esto nos hará necios. Una razón para esto es que la mayoría de las respuestas prematuras se basan en la creencia de que conocemos todo lo que necesitamos conocer, pero eso es una necedad. Nuestra actitud debe ser: ¿Qué puedo aprender de esta pregunta? El necio cree que sabe todo lo que necesita saber.

10) Y finalmente proverbios 18:13 dice que será nuestra vergüenza responder antes de oir. ¿Qué pasaría si a usted se le pregunta públicamente: "Mi esposa y yo hemos tenido serios problemas y estamos considerando ..." y usted interrumpe al interlocutor dándole su respuesta acerca del valor de la consejería y la ayuda que podría prestar el consejero; pero entonces ellos continúan, "bueno, realmente lo que le iba a decir era, "que mi esposa y yo hemos tenido serios problemas y nos preguntábamos, ahora que nuestra consejería ha terminado y las cosas están mejor que antes, cómo nos sugeriría que lo celebremos? Entonces, usted será avergonzado por no haber escuchado.

    Continuando el aprendizaje de escuchar con usted.

    Pastor John

    ©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

    Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

    Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org