Pasión por la supremacía de Dios, parte 2

Resumen de la Primera Parte de Pasión por la Supremacía de Dios

Dios está Enfocado en Dios

Ayer, al intentar encender el glaciar y propagar una pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas para el gozo de todos los pueblos, traté de plantear que Dios hace todo lo que hace para la gloria de Su nombre. Dios magnifica a Dios. El corazón mas apasionado por Dios en todo el universo es el corazón de Dios. Ese fue el punto principal. Como yo lo entiendo, Pasión ’97 se trata de la pasión de Dios por Dios. Todo lo que hace, desde creación hasta consumación, lo hace con el fin de demostrar y sostener la gloria de Su nombre.

No Carece de Amor el Enfoque de Dios en Dios

El segundo punto de ayer era que esto no carece de amor. La razón por la cual no carece de amor que Dios se exalte a sí mismo de esta manera es que conocer a Dios y deleitarse en las alabanzas a Él es lo que satisface el alma humana. “Me darás a conocer la senda de la vida. En tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre". (Salmo 16:11) Por consiguiente, si el hecho de que Dios se exalte a sí mismo (al grado que podemos verlo por quien Él es) satisface nuestra alma, entonces Dios es el único ser en todo el universo por quien la exaltación propia es la virtud más alta y la esencia del amor.

Ustedes no deben imitarlo en esto. Al grado que se exaltan a sí mismos para que otra persona se deleite, son odiosos, no amorosos, porque distraen a esa persona del único ser que puede satisfacer su alma. Por lo tanto, no debemos imitar a Dios en su Divinidad. Dios es el ser único y absolutamente sin igual en todo el universo por quien la auto-exaltación es la esencia y fundación del amor. Tiene que ser de esta manera si Él es Dios.

Quizás querramos que ame como aman los humanos, centrándose en otros; pero Él no puede hacer eso y ser Dios. Él es infinitamente valioso en sí mismo. No hay otro aparte de Dios. Por consiguiente, Él está, para decirlo sin rodeos, “atorado” siendo magnífico, glorioso, omnisciente y auto-suficiente, sin ninguna necesidad de ustedes en lo absoluto. Esta es la base de la gracia. Si ustedes tratan de hacerse el centro de la gracia, deja de ser gracia. La gracia enfocada en Dios es gracia bíblica.

Mi deleite no está en que Dios me haga el centro del universo. Mi deleite está en que Dios es el centro del universo, para siempre, y que me lleva hacia su comunión para verlo, conocerlo, gozarlo, valorarlo, estar satisfecho en él, por todos los días de la eternidad.

Ese fue el mensaje de ayer.

Lo que Implica para la Humanidad el Enfoque de Dios en Dios

Hoy, si es verdad lo que he dicho hasta este punto, si es bíblico, entonces hay una implicación sorprendente para sus vidas. Es la siguiente: Cuando ustedes salgan de aquí, y regresen a sus iglesias o sus universidades, lo que deberían hacer es dedicarse a ser lo más felices posible…en Dios. Así que ahora mi llamado a ustedes, en el nombre de Dios Todopoderoso, es que hagan su vocación eterna el perseguir su placer con toda la fuerza que Dios les inspire por dentro.

Mi problema en la vida, y el problema en sus vidas, no es que están persiguiendo su placer cuando deberían de estar haciendo su deber. Esta no es mi evaluación de su problema o la evaluación de Dios, o la Biblia. El autor C.S. Lewis tenía absoluta razón en su sermón impactante "El peso de la gloria" cuando dice que nuestro problema es que nos complacemos con demasiada facilidad, no que estamos buscando nuestro placer con demasiado ahínco. Él dice que somos como niños jugando con tortitas de barro en un barrio pobre porque no nos podemos imaginar como es una vacación en la playa. Nuestro problema es que nos aferramos a ídolos de lata cuando la realidad dorada está ante nosotros. Nos complacemos con demasiada facilidad. El problema de este mundo no es el hedonismo; es el fracaso del hedonismo de perseguir lo que es verdaderamente satisfactorio. Ese es mi punto esta mañana.

Y lo que eso implica, si es verdadero, es que ustedes deberían levantarse por la mañana y decir, como lo hace George Mueller, antes de salir o hacer nada: “Tengo que tener mi corazón feliz en Dios o no podré servir a nadie. Usaré a los demás y trataré de que ellos satisfagan mis antojos y mis fallas". Si quieren ser una persona de amor, si quieren ser liberados para dar sus vidas por otras personas, tienen que hacer su objetivo el ser felices en Dios. Este es el mensaje de hoy: Nos complacemos con demasiada facilidad.

Nos hemos conformado con placeres tan pequeños, tan poco duraderos, inadecuados e insatisfactorios que nuestra capacidad para el gozo se ha disminuido a tal punto que hemos hecho al deber sin alegría la esencia de la virtud para esconder nuestros corazones no transformados que no pueden ser conmovidos por Dios. ¿Pueden ver qué tan evasivo es eso? Esta mañana estoy en una campaña contra los Estoicos e Immanuel Kant, el filosofo de la Iluminación que dijo que al grado que buscamos nuestro beneficio en cualquier acto moral, disminuimos su virtud. Esto no está en la Biblia…y destruye la adoración, la virtud, el valor y el enfoque en Dios en todas partes. Eleva al hombre, al virtuoso que hace su deber para satisfacer su alma sin mirar a Dios. ¡Qué vergonzoso! Que se aleje de nuestros corazones para siempre.

Estoy en una campaña contra lo que está suspendido en el aire evangélico. Hace como 25 años comencé esta campaña y he permanecido en ella desde entonces, tratando de criar a mi familia en ella, construir una iglesia en ella, escribir libros acerca de ella y tratando de vivirla. Poco a poco llegaron las objeciones. Asi es como ustedes crecen. Varios de ustedes me han dicho que sienten que esta conferencia está transformando su mundo. Se están agitando los paradigmas. Revoluciones Copernicanas están en perspectiva, y así es como ustedes comienzan a cambiar. Quizás tomen 15 años…objeción tras objeción. En 1968, yo comencé a ver algunas de estas cosas con la ayuda de Dan Fuller, C.S. Lewis, Jonathan Edwards, el Rey David, San Pablo y Jesucristo. Y la manera en que trabaja mi mente es que una objeción tras otra surge y me da horror, y luego voy a la Biblia y me pongo a llorar, y lucho, pido y me pongo a orar y a hablar. Entonces, poco a poco, las objeciones refinan la visión.

Objeciones:

  1. ¿De verdad nos enseña la Biblia que debemos perseguir nuestro gozo con todo nuestro corazón y mente y fuerza y alma? ¿O es sólo una manera lista y homilética de John Piper para llamar la atención?
  2. ¿Qué tal la abnegación? ¿No dijo Jesús: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo”?
  3. ¿No pone esto demasiado énfasis en la emoción? ¿No es el Cristianismo esencialmente una cuestión de voluntad, a través de la cual hacemos decisiones y compromisos?
  4. ¿Y qué sucede con el concepto noble de servir a Dios como un deber cuando es difícil y no se tiene ganas?
  5. ¿No me pone eso a mí, y no a Dios, en el centro de todas las cosas?

Contestando las Objeciones

1. ¿Realmente nos enseña la Biblia que debemos perseguir nuestro gozo?

Mi respuesta es si, y lo hace, por lo menos, en cuatro maneras:

a) Con mandamientos.

Consideren al Salmo 37:4: “Pon tu delicia en el Señor”. Esto no es una recomendación, es un mandamiento. Si ustedes creen que “No cometerás adulterio” es algo que deben obedecer, entonces también deben obedecer “Pon tu delicia en el Señor”.

O el Salmo 32:11 que dice: "Alegraos en el Señor y regocijaos, justos; dad voces de júbilo, todos los rectos de corazón”. O el Salmo 100 que dice: “Servid al Señor con alegría”. Es un mandamiento: “¡Servid al Señor con alegría!” Al grado que ustedes son indiferentes a si deben servir al Señor con alegría o no, son indiferentes a Dios. Él les dijo que deben servir al Señor con alegría. O como dice Filipenses 4:4, “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!”

Están en toda la Biblia. Estamos hablando de mandamientos. Esa es la primera manera en que la Biblia nos enseña eso.

b) Con amenazas.

Jeremy Taylor dijo una vez: “Dios amenaza cosas terribles si no estamos felices”. Cuando lo escuché por primera vez, me pareció ingenioso. No es ingenioso…está citando a Deuteronomio 28:47, y es desolador. “Por cuanto no serviste al Señor tu Dios con alegría y con gozo de corazón, por tanto servirás a tus enemigos, los cuales el Señor enviará contra ti”. Dios amenaza cosas terribles si no estamos alegres en Él. ¿Es una autorización para el hedonismo o qué? ¿Es una autorización para consagrar su vida a la vocación de perseguir su deleite en Dios con todas sus fuerzas?

c) Presentando la fe salvadora como, en esencia, estar satisfechos con todo lo que Dios es para ustedes en Jesús.

En Hebreos 11:6, por ejemplo: “Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que Él existe, y que es remunerador de los que le buscan". Tienen que tener fe si quieren agradar a Dios. ¿Qué es la fe? Acercárse al ser que, con convicción profunda y precisa, los va a recompensar por venir a Él. Si ustedes no creen eso, o si se acercan a Dios por cualquier otra razón, no agradan a Dios.

O, Juan 6:35: Jesús dice: “Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed”. Señalen eso: El que cree en mí nunca tendrá sed. ¿Qué quiere decir eso acerca de la fe? ¿Qué es la fe? En la teología de Juan, la fe es acercarse a Jesús para la satisfacción de nuestras almas de tal manera que ninguna otra cosa puede satisfacer. Esa es la fe. La fe no es otra cosa aparte de lo que estoy diciendo. Estoy desempacando al Cristianismo básico en lenguaje que ustedes desconocen.

d) Al definir al pecado como la locura de abandonar la búsqueda de su placer en Dios.

El pecado es la locura de abandonar la búsqueda de su placer en Dios. Aquí esta el pasaje: Jeremías 2:12-13: "Espantaos, oh cielos, por esto. Quedad en extremo desolados--declara el Señor. Porque dos males ha hecho mi pueblo. Me han abandonado a mí, fuente de aguas vivas, y han cavado para sí cisternas, cisternas agrietadas que no retienen el agua”. Díganme, ¿qué es la maldad? La definición de la maldad, aquello que horroriza al universo, que causa que digan los ángeles de Dios: “¡No! ¡No puede ser!”... ¿Qué es? Es mirar a Dios, la fuente de las aguas vivas que todo satisfacen, y decir “No, gracias” y decirle “Si” a la televisión, al sexo, las fiestas, licor, dinero, prestigio, una casa en las afueras, unas vacaciones, un nuevo programa de computadora. ¡Eso es una locura! Y según Jeremías 2:12, horroriza a todo el cielo.

Por lo menos, en estas cuatro maneras, la Biblia dice que John Piper está enseñando la verdad esta mañana cuando les dice que dediquen su vida a la búsqueda de su satisfacción en Dios. Así que, cayó la primera objeción.

2. ¿Qué acerca de la abnegación?

¿No dijo Jesús en Marcos 8:34: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame?” La cruz es el lugar donde mueren, un lugar de ejecución. No es una suegra fastidiosa, o un pésimo compañero de habitación o una enfermedad en sus huesos. Es la muerte del ser. Así que Piper, eres un herético al exhortarnos a perseguir la satisfacción de nuestras almas como una vocación. Yo he sentido eso…entonces leí el resto del versículo (a veces nos ayuda leer el contexto): “Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará”. ¿Cuál es la lógica aquí? ¿Cuál es la lógica de Jesús en esos versículos?

Ésta es la lógica:

--“Oh mis discipulos, no pierdan sus vidas.” No pierdan sus vidas. ¡Salven sus vidas! ¡Salven sus vidas!

--¿Cómo? ¿Cómo, Jesus?

--“Piérdanla”.

--"No entiendo". "Jesus, no entiendo".

--“Mis discípulos, mis seres queridos, lo que quiero decir es pierdan sus vidas en el sentido de que pierdan todo menos a mí. “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, produce mucho fruto” Mueran al mundo. Mueran al prestigio, mueran a la riqueza, mueran al sexo pecador, mueran al fraude para salir adelante, mueran a la necesidad de la aprobación de los demás. Mueran y ténganme a mí”.

Yo creo en la abnegación. Niéguense a si mismos lata para obtener oro. Niéguense a si mismos arena para pisar sobre una roca. Niéguense agua salina para obtener vino. No existe la abnegación extrema, ni Jesús lo quiso decir de esa manera. Yo creo en la abnegación. Yo creo en estas palabras de Jesús acerca de sí mismo: Mateo 13:44: “El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo”. ¿Le llaman abnegación a eso? ¡Si! El vendió todo. Contó todo como basura con tal de ganar a Cristo.

Así que, si es abnegación; y no, no es abnegación. Hay un ser que debería de ser crucificado: el ser que ama al mundo. Pero el ser nuevo, el ser que ama a Jesucristo por sobre todas las cosas y encuentra su satisfacción en él, no maten a ese ser. Esa es la nueva creación. Llenen de Dios a ese ser.

Oh, yo creo en la abnegación. Yo creo en la abnegación que no podía comprender el rey joven y rico lo que Jesús en ese momento le estaba enseñando:

“Joven, ve a vender todo lo que posees y sígueme, y tendrás tesoro en el cielo". Y el no lo quiso hacer. Y Jesús le dijo a sus discípulos: “Es muy difícil para un rico entrar al reino de los cielos". “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios”. Al oír esto, los discípulos estaban llenos de asombro, y decían: Entonces, “¿quién podrá salvarse?” Pero Jesús, mirándolos, les dijo: “Para los hombres eso es imposible. Nadie puede tener por sí mismo el corazón que yo estoy llamando. Pero con Dios, el dijo, todo es posible". “Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. ¿Qué, pues, recibiremos? Hemos sacrificado bastante”. Y responde Jesús—me hubiera gustado escuchar su tono de voz- - y dijo: "Pedro, Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna”. No pueden sacrificar nada que no les será devuelto mil veces. “No se tengan lástima cuando les corten la cabeza por mi" (Ver Marcos 10: 17-31).

Si. Yo creo en la abnegación. Yo creo en la abnegación de todo aquello que se interponga en mi plena satisfacción en Dios, y así es como yo entiendo lo que la Biblia quiere decir acerca de la abnegación. Yo creo que los maravillosos misioneros David Livingstone y Hudson Taylor estaban absolutamente correctos cuando al llegar al final de sus vidas, y haber perdido a sus esposas y su salud y todo lo demás, excepto una sola cosa, les decían a sus estudiantes en la Universidad de Cambridge y a todas las demás personas: "Yo nunca hice ningún sacrificio". ¡Tienen razon! Yo sé lo que quieren decir y ustedes saben lo que quieren decir. Y yo creo que Jim Elliot, un hombre que perdió su vida muy joven, estaba absolutamente correcto en decir: "No es un tonto aquel que da lo que no puede conservar para ganar lo que no puede perder". Eso es lo que yo creo acerca de la abnegación. Así que, cayó la segunda objeción.

3. ¿No estás dándole demasiada importancia a las emociones?

¿No es el Cristianismo en esencia una decisión? ¿Un sometimiento de la voluntad? ¿No son las emociones sólo acompañantes, opcionales, el betún del pastel? Piper, yo creo que tu manera de hablar acerca del Cristianismo eleva a las emociones a un nivel de importancia que no es bíblico.

Pero entonces, leí la Biblia, es útil leer la Biblia cuando están en una discusión, y observé que:

  • Sentir alegría es nuestro mandamiento: Filipenses 4:4 dice: “Regocijaos en el Señor”.
  • Sentir esperanza es nuestro mandamiento: Salmo 42:5 dice: “Espera en Dios".
  • Sentir temor es nuestro mandamiento: Lucas 12:5 dice: “Pero yo os mostraré a quién debéis temer: temed al que, después de matar, tiene poder para arrojar al infierno”.
  • Sentir paz es nuestro mandamiento: “Y que la paz de Cristo reine en vuestros corazones”. (Colosenses 3:15).
  • Sentir entusiasmo es nuestro mandamiento: Romanos 12:11 dice: “No seáis perezosos en lo que requiere diligencia; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor”. Esto no es optativo, no es betún. ¡Es un mandamiento! “No seáis perezosos en lo que requiere diligencia”.
  • Sentir dolor es nuestro mandamiento: Romanos 12:15 dice: “Llorad con los que lloran”. No tienen ninguna opción. Tienen que llorar, tienen que llorar con los que lloran.
  • Sentir deseo es nuestro mandamiento: 1 Pedro 2:2 dice: “Desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra”. No es una opción. No pueden decir: “Pues, no puedo sentir suficiente deseo así que, ¿Cómo puedo obedecer esto?" No puede realmente ser un mandamiento. ¡Incorrecto! Si, no pueden voluntariamente prender y apagar estas emociones. No, aun siguen siendo obligaciones. En ese sentido se encuentra nuestra condición desesperada de la cual escuchamos anoche.

    Todo lo que les estoy diciendo que se les manda a hacer ahora, no lo pueden hacer en este momento, por voluntad, decisión o sometimiento. Sólo por medio de un milagro lo pueden hacer. ¿No están desesperados? ¿No es desesperante que Dios Todopoderoso les diga que tienen que hacer algo que no pueden hacer? Lo harían si su corazon estuviera correcto. Somos depravados y se nos manda a ser misericordiosos: “Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos”. No pueden decir simplemente que el perdón significa decirle a alguien “Lo siento”. Lo tienen que sentir de verdad.
  • Se nos manda a sentir gratitud. Imaginen a un niño que en Navidad recibe un regalo de su abuela... ¡y son calcetines negros! ¡Uf! Ningún niño quiere recibir calcetines para Navidad, y menos calcetines negros. Y luego ustedes le dicen: “Dale las gracias a tu abuela”. Entonces el niño dice: “Gracias por los calcetines”. La Biblia no se refiere a eso. El niño puede hacer eso por voluntad. Pero no puede sentir gratitud por esos calcetines por voluntad. Ustedes tampoco pueden sentir gratitud a Dios por su propia voluntad de acuerdo al mandamiento en Efesios 5:20 que dice: “Dando siempre gracias por todo". Bueno entonces, a menos que Dios Todopoderoso nos ayude, estamos arruinados.

¿La tercera objecion? No creo en ella. No creo que esté elevando afectos, sentimientos y emociones más altamente que la Biblia. Yo creo que los estoy reestableciendo de donde fueron desechados por la religión Americana auto suficiente, llena de obligaciones, decisiones y voluntad porque están fuera de control.

4. ¿Qué acerca de la visión noble de servir a Dios?

¿Qué servir a Dios no es un deber? Piper, la manera en que hablas del Cristianismo, no suena como servicio. No suena igual que al servicio – ser obediente, superar el reto de llevar a cabo la voluntad de Dios cuando es difícil hacerlo.

A lo que ya he aprendido a responder: “Vamos a estudiar algunos textos que forman la metáfora del servicio". Todas las metáforas acerca de su relación con Dios, ya sea como sirvientes, hijos o hijas, o amigos, tienen elementos que si los enfatizarían, serían falsos. También tienen elementos que, si los enfatizarían, serían ciertos. Ahora, ¿qué es verdadero y qué es falso en la analogía del servicio?

Los textos que les ayudan a separar los dos para que no blasfemen cuando sirven son textos como Hechos 17:25: “Dios no es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que Él da a todos vida y aliento y todas las cosas”. Amigos, Dios no es servido. Tengan cuidado. No es servido como si necesitara de ustedes o de su servicio. No los necesita. O tomen un texto como Marcos 10:45: “El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”. El no vino a ser servido. ¡Cuidado! ¡Cuidado! ¡Si ustedes se acometen a servirlo entonces están contrariando su propósito! Es desconcertante, ¿no creen? Pablo se llamaba a si mismo un servidor del Señor en casi todas sus cartas. Y aquí en Hechos 17:25 y en Marcos 10:45 dicen que Dios no es servido y que el Hijo del Hombre no vino para ser servido. Tiene que haber un tipo de servicio que es malvado y un tipo de servicio que es bueno. ¿Cuál es el buen servicio?

Según 1 Pedro 4:11 el buen servicio es: “El que sirve, que lo haga por la fortaleza que Dios da, para que en todo Dios sea glorificado." Dios no es servido por manos humanas, como si necesitara de algo. Ustedes tienen que encontrar una manera de adorar, escribir artículos, escuchar lecturas, manejar un automóvil, cambiar un pañal, predicar un sermón, de tal manera que ustedes siempre sean los receptores. Porque el que otorga recibe la gloria, y el receptor recibe la alegría. Cualquier ocasión en la que contradecimos lo dicho en Hechos 17:25: “Dios no es servido por manos humanas (como si fuera el receptor) como si necesitara de algo”, estamos cometiendo blasfemia.

Ayer le di el siguiente ejemplo al equipo de liderazgo de esta conferencia, tomado de Mateo 6:24 sobre el servicio donde dice: “Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Así que, aquí estamos hablando del servicio. ¿Cómo sirven ustedes a las riquezas? No sirven a las riquezas al ayudar a satisfacer las necesidades de las riquezas. Sirven a las riquezas al pasarse la vida implacablemente gastando toda su energía, tiempo y esfuerzo para beneficiarse de las riquezas. Sus mentes giran con ideas de como llevar a cabo esa inversión astuta, como encontrar la mejor oferta, como invertir dinero para que aumente, están obsesionados con cómo beneficiarse de la riqueza, porque ella es su fuente.

Si esto es cierto acerca de la manera en que sirven a la riqueza entonces, ¿Cómo sirven a Dios? Es exactamente lo mismo: Ustedes posicionan y maniobran su vida, y le dedican su energía, esfuerzo, tiempo y creatividad a situarse bajo la cascada de la bendición continua de Dios, para que Él permanezca como la fuente y ustedes permanezcan como los receptores vacíos. Ustedes permanecen como los beneficiarios, Él permanece como el benefactor; ustedes permanecen hambrientos, Él permanece siendo el pan; ustedes permanecen sedientos, Él permanece siendo el agua. Nunca le cambien los papeles a Dios, eso es blasfemia. Tenemos que encontrar alguna manera de servir a Dios que está dentro de la fuerza que El provee. Estoy recibiendo cuando le estoy sirviendo. De otra manera, pongo a Dios en el papel de beneficiario; y yo me convierto en su benefactor, y ahora yo soy Dios. Y ya existen en el mundo tales religiones. Así que, cayó la cuarta objeción.

5. ¿No estás enfocándote en ti mismo?

'“Hablas de buscar tu alegría y tu placer. Hablas del deber como algo distinto de lo que nosotros siempre hemos sabido, y dices que tenemos que tener cuidado acerca del servicio. Me parece que estás maniobrando y manipulando el lenguaje Bíblico para enfocarte en ti mismo". Esa sería la crítica más arrolladora de todas, ¿no es así?

Aqui está mi respuesta: A partir del 21 de diciembre, estaré casado por 28 años. Yo amo muchísimo a Noel. Juntos hemos pasado por muchas cosas, tiempos muy difíciles y tiempos muy buenos. Hemos visto a nuestros hijos adolescentes pasar por etapas increíblemente difíciles en sus años de adolescencia. Cuando pienso en mis hijos y en mi niña, me pongo a llorar muy fácilmente. Supongamos que el 21 de diciembre llegara a casa con un ramillete de 28 rosas rojas, escondido detrás de mi espalda y tocara el timbre. Noel abre la puerta, mirándome confusa porque estoy tocando el timbre de mi propia casa, y le muestro el ramillete de rosas y le digo: "Noel, feliz aniversario”. Y ella me dice: “¡Que bellas están, Johnny!” ¿Por qué las trajiste? Y yo le digo: “Porque es mi deber”.

Respuesta equivocada. Vamos a rebobinar la cinta.

[Din-don]

“¡Feliz Aniversario, Noel!"

--“¡Que bellas estan, Johnny! ¿Por qué las trajiste?“

--"Porque nada me hace más feliz que comprarte rosas a ti. De hecho, ¿por qué no vas a cambiarte de ropa?, porque contraté a una niñera y vamos a hacer algo especial esta noche, porque no hay ninguna otra cosa que quiera hacer más que pasarla contigo."

Respuesta correcta.

¿Por qué? ¿Por qué no diría ella: “¡Eres el cristiano más egoísta y hedonista que he conocido! ¡Tu sólo piensas en lo que te hace feliz a ti!”? ¿Qué está pasando aqui? ¿Por qué es el deber la respuesta equivocada y el deleite la respuesta correcta? ¿Entienden?

Si entienden esto entonces ya entendieron todo, y puedo regresar a Minneapolis y alabar a Dios. Mi esposa es más glorificada en mí cuando yo estoy más satisfecho en ella. Si trato de cambiar nuestra relación a una relación de servicio, una relación de deber donde yo no trato de buscar mi deleite en ella, entonces ella será menospreciada...y Dios también. Cuando ustedes lleguen al cielo y el Padre les mire y les pregunte: “¿Por qué estas aquí? ¿Por qué dieron su vida por mi?” Más les vale que no digan: “Porque soy un cristiano y era mi deber venir”. Más vale que digan: “¿Dónde más quisiera ir? ¿A quién más quisiera acudir? ¡Tú eres el deseo de mi alma!” Y de esto se trata esta conferencia. Esta conferencia se trata de dos grandes cosas que vienen juntas en la generación 268 de Isaías 26:8: es la pasión de Dios por su nombre y su memoria, y  la pasión de mi alma de ser satisfecha en todos mis deseos. Esas son dos cosas inquebrantables en el universo. Y lo que espero que hayan visto es que son una, porque Dios y su nombre y su memoria son más glorificados en mí cuando yo estoy más satisfecho en Él.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For Internet posting, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org