Atesorando a Cristo en la plantación de iglesias y el amor al pobre

Este es el tercer y último mensaje dentro de la serie Atesorando Juntos a Cristo, nombre que le dimos a nuestra estrategia para toda la iglesia a fin de llevar adelante la misión de nuestra iglesia. Recuerde que primeramente existe Dios –absoluto, increado, eterno, infinitamente glorioso, y grande. Inmediatamente en segundo lugar está su palabra, en La Biblia, inspirada por él y provista a nosotros totalmente libre de errores, una revelación confiable de sí mismo y de sus caminos y voluntad. Luego tenemos nuestro esfuerzo humano para extraer una declaración de misión a fin de dar coherencia y guía a nuestra iglesia: “Existimos para comunicar la pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas para el gozo de todas las personas a través de Jesucristo”. Y seguidamente a esta revelación de la misión está la estrategia llamada Atesorando Juntos a Cristo (TCT, siglas en inglés): Nuestra meta es cumplir con esta misión multiplicando los templos a distancia, plantando iglesias, y atendiendo al más pobre de los pobres mediante el Diaconado Global.

Hoy nos enfocaremos en la plantación de iglesias y en el interés por el pobre – ocho observaciones en cada tema. Comencemos con las observaciones relacionadas con la plantación de iglesias.1 Recuerde que con plantación de iglesias, queremos decir crear nuevas iglesias, que no son parte de Bethlehem.  Estas nuevas iglesias comparten la misma Antigua Declaración de fe para los líderes, pero en un sentido organizativo, sus líderes están expandiendo iglesias, no templos a distancia.

Observaciones en la Plantación de Iglesias

  1. Existen 195 millones de personas en América que no asisten a las iglesias, haciendo de América una de las cuatro primeras naciones en el mundo que no se congregan.
  2. A pesar del surgimiento de las mega-iglesias, ningún condado en Norteamérica tiene, en las iglesias, las grandes cantidades de miembros que tuvo hace diez años.
  3. Durante los últimos 10 años, la membresía practicante de todas las denominaciones protestantes declinó un 9.5 por ciento (4 498 242), mientras que la población nacional se incrementó en un 11.4 porciento (24 153 000).
  4. Cada año de 3 500 a 4 000 iglesias cierran sus puertas para siempre, pero surgen 1 500 nuevas iglesias.
  5. Ahora hay cerca del un 60 por ciento menos de iglesias por cada 10 000 personas que en 1920.

    En 1920 existían 27 iglesias por cada 10 000 Americanos.
    En 1950 existían 17 iglesias por cada 10 000 Americanos.
    En 1996 existían 11 iglesias por cada 10 000 Americanos.

  6. “Hoy, del aproximando de 350 000 iglesias en Norteamérica, cuatro de cada cinco se han quedado estancadas o han declinando”.
  7. Una denominación Norteamericana encontró recientemente que el 80% de sus convertidos vinieron a Cristo en las iglesias que tenían menos de dos años de construidas.
  8. Debido a estas razones es el argumento de tantos líderes: “La metodología evangelística más efectiva bajo el cielo es la plantación de nuevas iglesias” (Peter Wagner).

Observaciones de La Pobreza del Mundo

También considere ocho observaciones sobre la pobreza del mundo.2

1. Más de 1.5 billones de personas alrededor del mundo viven con menos de $1 al día.

2. Más de un billón de personas no tienen acceso a agua limpia.

3. Todos los años 6 millones de niños mueren por malnutrición antes de su quinto cumpleaños.

4. Más del 50 por ciento de los africanos sufren de enfermedades relacionadas con el agua como cólera y diarrea infantil.

5. Más de 800 millones de personas van a dormir hambrientos cada día, 300 millones son niños.

6. De estos 300 millones de niños, el ocho por ciento son víctimas de inanición u otra situación de emergencia. Más del 90 por ciento sufren, a largo plazo, de desnutrición y de deficiencia de micronutrientes.

7. La declinación de la fertilidad del suelo, la degradación de la tierra, y el extensamente epidémico SIDA nos llevan a un 23 por ciento de disminución en la producción de comida per cápita en los últimos 25 años aún cuando la población se ha incrementado dramáticamente.

8. Una mujer que vive al sur del desierto del Sahara, en África, tiene de 1 a 16 posibilidades de morir durante el embarazo. Compare esto con que el riesgo para una mujer de Norteamérica es de 1 entre 3 700.

Estas son cuestiones que no deben olvidar aquellos que siguen a Jesús: la plantación de iglesias y el interés por el pobre. Sin embargo, son increíblemente fáciles de olvidar en Norteamérica. Para ayudarnos a no ignorar estas cuestiones, una de las cosas que debemos hacer como iglesia –y enfatizo solo una– es que cuando ofrendemos para Atesorando Juntos a Cristo (que está designado principalmente a pagar el alquiler y compra y construcción de nuestros templos a distancia), tomemos el 10 % para la plantación de iglesias y el 10% para el Diaconado Global. Esto significaría, si somos capaces de dar los $4 000 000 para TCT, esperando y orando para que en los siguientes catorce meses $400 000 puedan ir hacia el alcance del perdido mediante la plantación de nuevas iglesias y $400 000 puedan ir hacia aliviar el sufrimiento y dirigir a las personas hacia Jesús que es el único que nos puede consolar del sufrimiento eterno.

Uno de los medios

La razón por la que enfatizo que Atesorando Juntos a Cristo, mediante su plantación de iglesias y el Diaconado Global, es solo uno de los medios con que mantenemos personas que están muertas espiritualmente y a los pobres delante de nuestros ojos, es porque la existencia y fundación de los templos a distancia de Bethlehem son la base de todo un conjunto de ministerios activos, algunos de los cuales han funcionado por 136 años. Y el objetivo de  estos ministerios para niños y jóvenes y adultos y hombres y mujeres y simples y señores y discapacitados –ministerio de adoración, ministerio de armonía racial, ministerios de pequeños grupos, ministerios consultivos, ministerios de evangelismo y alcance, ministerios de misericordia, ministerios de adopción, ministerios a favor de la vida (que defienden que la vida del feto es sagrada), misiones mundiales, y el surgimiento constante de ministerios de enfoques especiales – El propósito es despertar y convertir a miles de personas, mediante nuestros templos a distancias, en el tipo de siervos que exalten a Cristo, estén centrados en Dios,  sean interculturales, sacrificados, arriesgados, y quienes siempre estén involucrados en alcanzar al perdido y bendecir al pobre.

En otras palabras, Atesorando Juntos a Cristo se ocupa de dos funciones: Ir directamente en busca del perdido y del pobre a través de la plantación de iglesias y del Diaconado Global, e indirectamente proveer a los templos a distancia donde, Dios mediante, las personas sean moldeadas adentrándolas en esa clase de sacrificio servicial.

¿Dónde los líderes encuentran en La Biblia la iluminación e inspiración para la plantación de iglesias y el interés por el pobre? Permítame darle dos ilustraciones de lo que vimos. Primero, la experiencia en la plantación de iglesias en el capítulo 16 y, segundo, como esa misma iglesia se convierte en apasionamiento por el pobre en 2da a los Corintios 8:1-4.

Una Iglesia Plantada

La iglesia en Jerusalén que vimos la semana pasada ayudó a plantar la iglesia en Antioquía en Siria (Capítulo 11:19-26).  Los líderes de esa iglesia oraron y ayunaron y enviaron a Pablo como misionero para plantar iglesias (capítulo 13:1-5). Observe cómo Dios lo usa para plantar la iglesia en Filipo. Filipo es la principal ciudad en Macedonia al norte de Grecia –puede verlo en el capítulo 16:12.

1. Una Mujer de Negocios

Cuando Pablo llega a Filipo no había cristianos ni iglesias de los que supiéramos. Pablo llega y al primer lugar al que va es hacia una reunión de mujeres que oraban a la orilla del río. Versículos 13-15:

Y en el día de reposo salimos fuera de la puerta, a la orilla de un río, donde pensábamos que habría un lugar de oración; nos sentamos y comenzamos a hablar a las mujeres que se habían reunido. Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía. Cuando ella y su familia se bautizaron, nos rogó, diciendo: Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid a mi casa y quedaos en ella. Y nos persuadió a ir.

Así que este es el primer grupo de miembros en esta nueva iglesia que está comenzando –una mujer de negocios, probablemente acomodada, y su familia.

2. Una Esclava Adivina

Segundo, Pablo encuentra una muchacha endemoniada quien es esclavizada por sus amos y usada por ellos para ganar dinero mediante la adivinación. Versículo 16: “Y sucedió que mientras íbamos al lugar de oración, nos salió al encuentro una muchacha esclava que tenía espíritu de adivinación, la cual daba grandes ganancias a sus amos, adivinando”. Ella discernió que Pablo y Silas eran siervos de Dios. Así en el versículo 17, ella se mantiene voceando: “Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os proclaman el camino de salvación”. Los versículos 18-19 nos dicen que fue así por días: “Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando estoa Pablo, se volvió y dijo al espíritu: ¡Te ordeno, en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella! Y salió en aquel mismo momento. Pero cuando sus amos vieron que se les había ido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y losarrastraron hasta la plaza, ante las autoridades […]”.

No vamos a decir qué le sucedió a la muchacha. Pero supongamos que fue llena de gratitud y cariño en sí misma hacia el equipo de Pablo y vino a ser parte de la primera iglesia de Filipo. Así que ahora hay una mujer de negocios y una esclava adivina.

3. El Carcelero

El alboroto alrededor de Pablo le llevó junto con Silas a la cárcel. Pero Dios sabe lo que hace. He aquí otro fundador de la iglesia plantada en Filipo que quiso incluir, a saber, el carcelero. Así que en los versículos 25-33, leemos:

Como a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban. De repente se produjo un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel fueron sacudidos; al instante se abrieron todas las puertas y las cadenas de todos se soltaron. Al despertar el carcelero y ver abiertas todas las puertas de la cárcel, sacó su espada y se iba a matar, creyendo que los prisioneros se habían escapado. Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. Entonces él pidió luz y se precipitó adentro, y temblando, se postró ante Pablo y Silas, y después de sacarlos, dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos respondieron: Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa. Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. Y él los tomó en aquella misma hora de la noche, y les lavó las heridas; enseguida fue bautizado, él y todos los suyos.

Eso es todo lo que oímos de los primeros miembros de la primera iglesia plantada en Filipo: una mujer de negocios y su familia; una esclava adivina; y un ciudadano empleado, el carcelero, y su familia. Esa fue la iglesia plantada en Filipo. Lo encontramos edificante porque Dios lo hizo, y lo hizo con personas muy diversas. Lucas dice que el Señor abrió el corazón de Lidia (Versículo 16:14), y el nombre de Jesús liberó a la esclava endemoniada (versículo 16:18), y el Señor sacudió la cárcel con un terremoto. El mismo poder que creó la iglesia en Filipo está presente hoy por la Palabra y por el Espíritu de Dios, y somos impulsados a creer que esa voluntad de Dios formará plantadores de iglesias al estilo de Pablo y Silas en las Twin Cities y sus alrededores.

La Preocupación por el Pobre

Ahora regresemos a 2da a los Corintios 8:1-4 buscando una representación de cómo esta misma iglesia amaba al pobre. Pablo les escribe a los corintios para motivarlos a proporcionar dinero para el pobre en Jerusalén (1ra a los Corintios 16:3). Para animarles, describe lo que Dios ha hecho en Macedonia –más notablemente en la iglesia Filipense. Aquí está lo que dice sobre ellos en 2da a los Corintios 8:1-4:

Ahora, hermanos, deseamos haceros saber la gracia de Dios que ha sido dada en las iglesias de Macedonia; pues en medio de una gran prueba de aflicción, abundó su gozo, y su profunda pobreza sobreabundó en la riqueza de su liberalidad. Porque yo testifico que según sus posibilidades, y aun más allá de sus posibilidades, dieron de su propia voluntad, suplicándonos con muchos ruegos el privilegio de participar en el sostenimiento de los santos […].

La vida había sido difícil en la pequeña iglesia en Filipo. El versículo 2 dice que estaban en “una gran prueba de aflicción” y dice que estuvieron en “profunda pobreza”. Pero más sorprendentemente, esta pobreza y aflicción “sobreabundó en la riqueza”. “[…] en medio de una gran prueba de aflicción, abundó su gozo, y su profunda pobreza sobreabundó en la riqueza de su liberalidad”.

Nuestro Sueño

Así que aquí usted ve una manera de vislumbrar que ese liderazgo de Bethlehem se obtiene cuando vamos a La Biblia por inspiración y guía: las iglesias son plantadas por la gracia y el poder de Dios. Y tal vez solo de modo milagroso las personas pobres y afligidas en estas nuevas iglesias plantadas estarán sobreabundantemente libres de egoísmo y serán esplendorosamente generosas hacia el pobre. Este es nuestro sueño para Atesorando Juntos a Cristo. Ser esa clase de personas plantando esa clase de iglesias.

El folleto explica nuestra expectativa de lo que $4 000 000 puedan hacer en los próximos catorce meses. Nos ayudaría en nuestros planes si usted nos dijera cuanto aspira dar para TCT este año y el próximo. Para eso es la carta de respuesta en el folleto. Muchas gracias por hacerlo. Que el Señor nos conceda el atesorar juntos a Jesús tan profundamente que seamos liberados para ser como los macedonios.


1 Estas estadísticas fueron tomadas de: paper by Dave Earley.

2 Estas estadísticas fueron tomadas de: Wikipedia's article on extreme poverty.

©2014 Desiring God Foundation. Used by Permission.

Permissions: You are permitted and encouraged to reproduce and distribute this material in physical form, in its entirety or in unaltered excerpts, as long as you do not charge a fee. For posting online, please use only unaltered excerpts (not the content in its entirety) and provide a hyperlink to this page. For videos, please embed from the original source. Any exceptions to the above must be approved by Desiring God.

Please include the following statement on any distributed copy: By John Piper. ©2014 Desiring God Foundation. Website: desiringGod.org