¿Podemos delegar a otros la educación espiritual de nuestros hijos?


El siguiente artículo es una transcripción editada del audio.

¿Qué tan importante debe ser para los padres la educación espiritual de sus hijos?

Es sumamente importante para los padres pensar en esto, porque la Biblia nos ordena claramente educar a nuestros hijos inculcándoles las enseñanzas e instrucciones del Señor, y que eso es primeramente responsabilidad de los padres. Por lo tanto, debemos darle a la crianza de nuestros hijos la misma importancia que merecen el resto de nuestras obligaciones.

Así que sí, vale todo el tiempo que le podamos dedicar.

¿Podemos delegar a otros la responsabilidad de educar espiritualmente a nuestros hijos?

No. El pastor y el maestro de la escuela dominical vienen a ser un apoyo adicional para reforzar y enriquecer lo que, esperamos, se aprende en casa. Eso es lo ideal.

Nos damos cuenta de que hay hogares en los cuales los niños no reciben lo que necesitan. Aparecen en la iglesia por una u otra razón, y la iglesia, la escuela dominical o el programa del miércoles por la noche se convierten en el alimento de su vida espiritual. No debería ser así.

Si pensamos en el objetivo al cual debe aspirar iglesia, este es el de instruir a las madres y a los padres para que ejemplifiquen, enseñen, eduquen a sus hijos y oren con ellos de manera tal que se conviertan en el medio principal por el que ellos reciben el legado espiritual. Mientras tanto, la escuela dominical, los servicios de adoración, los clubes y otras actividades pasan a ser refuerzos adicionales que enriquecen esa educación.