El lugar más feliz de la Tierra


Transcripción de audio

Lo que dices a un joven cuando deseas que vaya al campo misionero no es fundamentalmente: “Si deseas hacer la voluntad de Dios, pon tu voluntad sobre el altar”. Lo entiendo. Hay justificaciones bíblicas para este tipo de conversación.

Fundamentalmente, es más deseable decir: “Obtén un nuevo corazón, para amar la voluntad de Dios. Amas la voluntad de Dios. No puedes imaginar un lugar más feliz que una choza en Afganistán tratando de llevar musulmanes a Jesús. Arriesgando tu vida. No puedes imaginar una vida más significativa, feliz, gratificante y satisfactoria”.

Es un poco diferente de decir “Ponla en el altar. Pon tu voluntad sobre el altar.” No. Yo deseo una nueva voluntad. Deseo una nueva voluntad que esté totalmente en armonía con la voluntad de Jesús y la voluntad de Dios, para que lo que le hace feliz a Él me haga feliz a mí. Y si me llama a la muerte, me alegrará el día.


Read, watch, or listen to the full message: